arrow

Blade II (2002)

Blade II
Trailer
5,5
35.033
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una nueva raza de vampiros, los Reapers, surge para atacar tanto a los humanos como a los de su propia raza, causando el terror. El Consejo de la Sombra, un grupo de vampiros que teme por su supervivencia y que tiene su sede en Praga, contacta con Blade para que acabe con ellos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Blade II (Blade 2)
Duración
113 min.
Guion
David S. Goyer (Cómic: Marv Wolfman, Gene Colan)
Música
Marco Beltrami
Fotografía
Gabriel Beristain
Productora
New Line Cinema / Amen Ra Films / Marvel Enterprises
Género
Fantástico Acción Terror Vampiros Superhéroes Cómic Marvel Comics Secuela
Grupos  Novedad
Blade
10
Apuesta por el negro.
Antes de empezar diré dos cosas: Uno, voy a hacer una crítica conjunta de las dos primeras de Blade (la tercera mejor olvidarla). Dos, vi Blade 2 antes de Blade 1.

Confirmaré una cosa: salvo quizás X-Men, (que también tiene tres entregas y es una magnífica adaptación al cine de la célebre patrulla mutante), Blade es el mejor personaje de cómic llevado al cine.

Vistas las dos entregas de Blade, se concluye rápidamente que, aun con menos presupuesto la segunda, ambas apuestan por un héroe con estilo propio y unos malos carismáticos (algunos preferirán a Frost, de la primera, pero yo me quedo con Nomak por su aire Nosferatu New Age) para culminar cintas con mucha acción y poco argumento.

La primera es quizás más fiel y apegada al trasfondo de Blade. Es mucho más tradicional en su argumento, y en la forma de narrarlo, con interpretaciones solventes y buenas secuencias de acción (la lucha final de Blade contra todo "kiske" es brutal).

La segunda ingenia más para traernos de vuelta "Al que ha visto el Sol". Nos mete una alianza entre el verdugo de hominis nocturna y sus legendarios enemigos para justificar la lucha contra unos seres peligrosísimos que amenazan con infectar toda la ciudad: los Segadores. Se incluye así a un plantel de actores (Ron Perlman AKA Hellboy a la cabeza) como la Banda Sangrienta (el nombre está CU-RRA-Í-SI-MO). Quizás el argumento sea más endeble en esta segunda, que tiene algunas incoherencias graves con la historia de la primera. De hecho, parece un Depredador versión vampírica, pero qué queréis que os diga, me encanta.

Wesley Snipes nació para ser Blade. Así de simple. Me resulta inimaginable otro actor que cubra este papel. Decía uno de los coreógrafos de las peleas de la segunda (Lo pude ver en el documental. Lo que hace el fanatismo, ¿eh?) que apostaron por la lucha callejera, un estilo de reyerta sucio e improvisado (si os fijáis, Blade hace mucho uso de los puños y las estacas en la segunda, y mucho menos de las armas de fuego, que eran más vistas en la primera entrega). Ello era debido a que, según este coreógrafo, si Wesley sacaba la espada, no le iba a durar nadie ni medio asalto. No obstante, esta necesidad de recurrir a la lucha callejera está muy bien justificado por el hecho de que los enemigos a los que el implacable y expeditivo cazador se enfrenta en la segunda parte son mucho más poderosos que un vampiro normal. (Luego decís que uno no se fija en lo que ve).

En lo que a tema de malotes se refiere, ya lo dije antes. Yo me quedo con el de la segunda entrega. Nomak me parece más implacable, más poderoso y mucho más siniestro que Frost. No obstante, es cierto que tiene muchos menos minutos que Frost, que se hace un malo tremendamente persistente, algo que nos encanta a los que nos gustan las películas de acción.

Sin ánimo de extenderme más, recomiendo ver las dos en un mini-maratón con unos amigotes aficionados a Marvel. ¡Éxito garantizado!
[Leer más +]
42 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¡MORID, CHUPASANGRES!
Recuerdo muy bien al ver Blade 1, la sensación de alucine al ver en pantalla algo que algunos solo habíamos imaginado a través de comics o literatura barata: la perfecta unión entre cine de acción y de vampiros. Lógicamente, no busquemos más allá de pasar un rato entretenido entre ostias sin consagrar y mordiscos aún más sacrílegos, pero cumplía su función como producto de mera diversión. Y llegó la segunda parte. A manos de Guillermo del Toro, por el que confieso especial debilidad, se nos trajo un ejemplo de pedazo de secuela en el cine de acción. La ambientación antes rojiza y azulada cambia por un constante tono ocre sucio, el gore y las palizas por minuto crecen exponencialmente y con ellas nuestro goce se dispara.

Que los actores son malos, el guion un refrito entre "Blácula" Jackie Chan, "Mimic", con tragedia griega incorporada ...¿ a quién le importa, si el ritmo no deja respiro alguno, el humor negro supura por todos lados, permanece ese aire de comic decadente que tanto gusta al autor de "Cronos" y los segadores como imbatibles vampiros-sanguijuela son una pasada? La lástima es que algunos efectos se notan demasiado digitales y que el equipo de vampiros que acompaña a Blade esté desaprovechado, pero son defectos menores visto el conjunto. El resultado es una de mis cintas de acción favoritas, una secuela muy superior al original en la que del Toro consiguió aunar comercialidad y autoría.
[Leer más +]
16 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil