arrow

The Salvation Hunters (1925)

7,2
133
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La historia se centra en un joven, que es un fracasado y un cobarde; una joven, acostumbrada a la dura vida en la orilla del río; y un niño, cuyos padres murieron en el río. Con el fin de "huir del barro," el joven convence a la chica para ir a la ciudad, llevando al niño con ellos. Allí se reunirán con el bruto, que les ofrece refugio sólo porque le gusta la chica. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Salvation Hunters
Duración
65 min.
Guion
Josef von Sternberg
Música
Película muda
Fotografía
Edward Gheller (B&W)
Productora
Academy Photoplays
Género
Drama Pobreza Drama social Cine mudo Cine independiente USA
8
Del fango sólo puedes salir mirando hacia el horizonte
Esta es una película con una novedosa aspiración. Se pretende con ella fotografíar un pensamiento. El pensamiento que guía a quienes vagan por el mundo con los pies desnudos. "Aquellos seres de vidas tan austeras, que parecieran comenzar en ninguna parte y terminar en la nada".

El filme está dedicado a los desheredados de la tierra, y así comenzaba la obra cinematográfica de un director que haría historia porque ya había palpado el sufrimiento. Su nombre: Josef Sternberg, y había nacido en el hogar de una pobre familia en Viena. A los siete años, fue llevado a los Estados Unidos y fue educado en Jamaica, Queens, Viena y Nueva York. Cuando entra al mundo del cine, sin alcanzar todavía la mayoría de edad, fue editor, guionista, supervisor y asistente de director…hasta que consigue asentarse en Hollywood a comienzos de los años 20.

Ya venía ansiando dirigir sus propias películas, cuando un actor de teatro, George K. Arthur, con el único compromiso de ser él el protagonista, se muestra dispuesto a subsidiar el rodaje de un guión que Sternberg había escrito, en el cual se contaba la sencilla historia de un joven, una chica y un niño huérfano que, tras ver pasar los días en medio del fango de un puerto sin oportunidades, emprenden juntos el camino a la ciudad con la esperanza, aún débil, de alcanzar una nueva vida.

Así nace, “CAZADORES DE LA SALVACIÓN”, y así surge Josef von Sternberg (el von se lo añadiría un productor para darle alcurnia a su nombre), un filme y un director que aplaudirían Douglas Fairbanks (a quien se agradece la conservación de la película, la cual sería restaurada años después) y Charles Chaplin quien, apenas consigue apreciarla, no sólo ficha a la debutante Georgia Hale para que aparezca con él en su nueva realización “La quimera del oro”, sino que piensa en Sternberg para que dirija su anhelado proyecto de glorificar a Edna Purviance en “La mujer del mar”, un filme que se exhibiría luego una sola vez y, no obstante ser aplaudido y considerado como magistral por quienes lo vieron, el actor inglés –se dice que por celos profesionales- decide archivarlo y no vuelve a exhibirlo jamás. ¡Una gran deuda que el cine aún tiene con nosotros!

¿Y se logró filmar el pensamiento? Júzguelo usted mismo cuando vea en aquella inhospitalaria ciudad, a los tres “cazadores de su salvación” tratando de aflorar los impulsos que llevan en el alma.

Sternberg logra captar la “vida” de lo inerte, el alma de la naturaleza, y el sentir más oculto de los desarraigados. Se muestra excéptico ante algunas cosas, pero conserva la fe en lo esencial para la existencia. Y así, un guión modesto y un filme de escaso presupuesto con base experimental, permiten presagiar que quien estaba detrás de aquel ejercicio, era alguien con una sensibilidad inmensa y sólo esperaba nuevas ocasiones para seguir demostrándolo.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Sueños y realidad.
En un barco draga convergen el Chico, la Chica y el Niño. Él es un soñador con un presente afirmado en la miseria. Ella tiene el mismo presente que el Chico, pero sin ningún sueño. El Niño perdió a sus padres por un accidente en el mismo lugar donde ahora se encuentra. Tanto la Chica como el Niño temen a un individuo odioso al que se nombra como Bruto, lo que hará que los tres marchen a la ciudad sin ningún rumbo, pero con la esperanza de Chico de que ahí se convertirán en Hijos del Sol. Sin embargo topan con una realidad muy distinta...

Primera película de Josef von Sternberg que previamente había pasado por casi todos los oficios que contiene el arte cinematográfico. 'The Salvation Hunters' también está considerada como la primera película independiente del cine estadounidense, aunque esto es mucho decir; pero está claro que es un filme de bajísimo presupuesto por el que su director cobró tan sólo 5000 $ US, algo menos de lo que la cinta recaudó en la sala donde se proyectó en su noche de estreno. Posteriormente sería distribuida por la United Artist de Charles Chaplin, Douglas Fairbanks padre y Mary Pickford.

En este trabajo Sternberg ya da muestras de algo que sería referente en toda su obra, una gran sutileza, y eso que el mayor de los defectos de esta película son sus numerosos y petulantes intertítulos, por otra parte, en su mayoría, innecesarios. Las miradas y el tempo narrativo muestran más de lo que se dice o hace. Los juegos, sus contrastes, de luces y sombras que aparecen, muy bien conseguidos, también resultarían ser otra constante en la cinematografía de este director.

El director austriaco, que se pasó toda su vida artística discutiendo con las productoras por las diversas imposiciones que éstas deseaban hacerle en sus trabajos, comentó que en 'The Salvation Hunters' fue en el único caso en el que se sintió verdaderamente libre a la hora de proceder.

El guion, del propio Sternberg, contiene una historia muy sencilla, en realidad un dramón romántico con tintes sociales (en los intertítulos, cuya ampulosidad ya he comentado, se llega a citar a Máximo Gorki aun sin mencionarle), pero, al mismo tiempo, muy bien contada.

Por último quiero señalar que, en el apartado interpretativo, la actuación de Georgia Hale me parece muy buena; de hecho a ella le sirvió para que Charles Chaplin la contratase para su siguiente película, 'La quimera del oro'.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica