arrow

Más allá de la duda (1956)

Más allá de la duda
Trailer
7,2
2.280
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un escritor intenta demostrar la deficiencia de las leyes y la ineficacia de la policía, colocando falsas pruebas contra sí mismo en un caso de asesinato. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Beyond a Reasonable Doubt
Duración
80 min.
Guion
Douglas Morrow (Historia: Douglas Morrow)
Música
Herschel Burke Gilbert
Fotografía
William E. Snyder (B&W)
Productora
RKO Radio Pictures
Género
Cine negro Intriga Drama Crimen
5
En el beneficio de la duda
El punto de partida y la historia de esta fallida obra (desde mi humilde punto de vista) de Fritz Lang me parecen magníficos y sorprendentes para su época. Aunque ya en la memorable “M, el vampiro de Düsseldorf” y la magnífica “Furia” el maestro ya trataba en profundidad el tema de los dobleces de la justicia. Aunque con este mismo planteamiento, con bastantes diferencias eso sí, Samuel Fuller le otorgó más calado a la historia y a los personajes en “Corredor sin retorno”.

Encuentro un problema insignificante en su previsible, esperado e interesante primer punto de giro que resulta obvio desde que se presenta el plan de los protagonistas. Lo peor viene después, donde todo se convierte en una involuntaria y estupenda comedia negra; pero las intenciones iniciales, o las que me imaginaba, se diluyen en una cloaca que empaña demasiado a toda la obra.

Para comprobar si no era el único realicé un experimento, le narré la película a otra persona (totalmente voluntaria) mientras le hacía preguntas del tipo “¿Qué te imaginas que va a suceder ahora?”
[Leer más +]
53 de 72 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La mascarada
Última película del ciclo americano de Fritz Lang (Viena, 1890 – L.A., 1976). El guión de Douglas Marrow desarrolla un argumento original creado por el mismo. Se rueda en platós de RKO Studios (Hollywood), con un presupuesto de serie B. Producido por el productor independiente Bert E. Friedlob para RKO, se estrena el 5-IX-1956 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar a lo largo de un tiempo dilatado en una ciudad americana media, capital de un Estado de la Unión. El prometedor novelista Tom Garret (Andrews) y Austin Spencer (Blackmer), director de un diario local influyente, proyectan una mascarada que ha de permitir poner al descubierto los errores de la policía y del sistema judicial al objeto de mostrar la improcedencia de la pena de muerte. Garrett tiene relaciones sentimentales con Susan Spencer (Fontaine), hija de Austin. Éste es un hombre de prestigio, talante liberal y enemigo de la pena capital. Tom, que acaba de publicar con éxito su primera novela, es educado, correcto y flemático. Susan es elegante, sofisticada y quiere casarse cuanto antes.

El film suma crimen, cine negro, drama y thriller. Cuenta con el equipo básico de producción de “Mientras Nueva York duerme” (1956), constituye la segunda colaboración de Lang con el productor independiente Bert E. Friedlob y es una de las últimas películas de la RKO, abocada a la quiebra, que es adquirida (1957) por Lucille Ball y Desi Arnaz (Desilu). Los estudios son vendidos 10 años más tarde a la Paramount.

El tema de portada del film es la pena de muerte, una de las cuestiones de preocupación constante de Lang, tratada por él en diversas ocasiones anteriores. Como tema complementario aborda la problemática de las limitaciones y errores del sistema judicial, con especial referencia a los que se relacionan con condenas a muerte. Añade una detallada reflexión antropológica, filosófica y metafísica sobre la debilidad y escasa consistencia de los fundamentos en los que se suele asentar la defensa de la pena capital. Como temas adicionales analiza las figuras del falso culpable, los sentimientos y conciencia de culpabilidad y la caprichosa, inabordable y avasalladora fuerza del destino y la fatalidad. Se ocupa, por último, de un tema más general y desolador, íntimamente ligado a sus obsesiones de siempre: la exploración de la naturaleza de la condición humana, la presencia natural e inevitable de la maldad en el interior del alma humana, la imposibilidad de disociación del ser humano y la pulsación del egoísmo, la hipocresía, la ambición, la envidia, el odio, la insolidaridad, la sed de venganza, la crueldad, la mezquindad y la frialdad respecto de los sentimientos y situaciones de los demás.
[Leer más +]
25 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1