arrow

El séptimo cielo (1937)

6,7
387
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Chico, un trabajador de las alcantarillas de París, lleva tanto tiempo tratando de cambiar de posición y encontrar una bella esposa que ha perdido las esperanzas y se ha convertido en un cínico. Un día rescata de la policía a una joven y la lleva a vivir a su casa, un pequeño apartamento situado en el séptimo piso. Remake de un film de mismo título que diez años antes había dirigido Franz Borzage. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Seventh Heaven
Duración
102 min.
Guion
Melville Baker (Obra: Austin Strong)
Música
Cyril J. Mockridge, David Buttolph
Fotografía
Merritt B. Gerstad (B&W)
Productora
20th Century Fox
Género
Drama Remake
6
Romanticismo en Paris
Remake de un clásico mudo de Frank Borzage que tuvo un gran éxito comercial para la Fox cuando se estrenó en 1927. Diez años después Henry King se encargaria de dirigir esta nueva versión que contó en el reparto con un James Stewart en su primer papel protagonista.
Éste es quizá el mayor atractivo de la cinta, su reparto, ya que siempre es un placer poder disfrutar con el carismático Jimmy y con la felina Simone Simon, actriz francesa que nunca llegaria a cuajar en Hollywood pero que siempre recordaré por su maravillosa "performance" en esa joya de Tourneur que es la mujer pantera.
Cuenta la historia de un alcantarillero enamorado de una prostituta en el contexto de un suburbio parisino. Se casarán y vivirán felices en el séptimo piso de unos modestos apartamentos pero su felicidad durará poco ya que la guerra les separará.
Un argumento bastante trillado que sin embargo es agradable de seguir ya que transmite amables valores como el amor sincero y desinteresado y la lucha por mantener viva la esperanza a pesar de la miseria y las dificultades.
[Leer más +]
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La buhardilla les espera, el séptimo cielo les espera.
"Seventh Heaven" fue una exitosa obra de Austin Strong, estrenada en 1922, cuyos derechos para la gran pantalla no tardaron en disputarse los grandes estudios de Hollywood. Finalmente fue la Fox Film Corporation -que en 1935 se fusionaría con la Twentieth Century para crear el titán Twentieth Century Fox- quien se llevó el gato al agua. La compañía contaba por aquel entonces con un exquisito realizador de especial sensibilidad para los temas románticos, Frank Borzage, al que se le asignó el proyecto, y Borzage creó una magnífica película, una película extremadamente poética y romántica con Janet Gaynor y Charles Farell en los papeles protagonistas. Diez años después, Henry King realiza el remake con James Stewart y la maravillosa Simone Simon… y la poesía vuelve.

“El séptimo cielo” es una película de perdedores, de gente marginal, de miseria y barrios bajos; de pobreza y suciedad, todo lo contrario a la imagen glamourosa y despreocupada que Hollywood se esforzaba en ofrecer por aquellos años. Con un país inmerso en la depresión económica y una altísima tasa de desempleo, el cine suponía la única válvula de escape para los sueños de la población, por unos pocos céntimos se podía desconectar de la terrible realidad, aunque, fuese por unas horas, y dejarse llevar por exóticos parajes, bellas mujeres, entornos idílicos, champán a raudales y exquisitos e imposibles trajes de noche. Nadie quería oír hablar de problemas ni de miserias; bastante había ya de eso en la vida cotidiana. Por eso es curioso que un hombre con una visión tan estrictamente comercial como Darryl F Zanuck se atreviese a rodar esta nueva versión de “El séptimo cielo” a sabiendas de que, probablemente, no encajaría con los gustos del público de aquellos días. La historia de un alcantarillero enamorado de una prostituta en el marco de un suburbio parisino no era precisamente un dechado de alegría, además estaba el problema de la censura, que no iba a permitir que la profesión de ella se explicitara lo suficiente y que tampoco dejaría que los amantes viviesen alegremente en la buhardilla de él, sin estar casados, por mucho séptimo cielo que ésta representase. La producción era, por lo tanto, arriesgada; pero Zanuck estaba decidido a llevarla a cabo y no se equivocó, la película contó con el favor del público y las plateas volvieron a derramar lágrimas con esta maravillosa historia de amor, una de esas historias cargadas de inocencia sobre el amor puro y verdadero.

Una película sencilla pero que te llega muy hondo. La mirada de la inolvidable Simone Simon. La ternura de James Stewart. “El séptimo cielo” una de esas películas inocentes que te elevan… Y no te importa que el ateo se vuelva creyente porque sabes que en lo único que cree es en Diana y el cielo. La buhardilla les espera, el séptimo cielo les espera.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1