arrow

Pinocho (2002)

Pinocho
Trailer
5,2
1.024
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Gepetto, quien siempre ha deseado tener un hijo, esculpe una marioneta utilizando un tronco de madera con propiedades mágicas. Luego, durante la noche, una hada madrina da vida al muñeco que, de esta manera, se convierte en Pinocho, un niño desobediente que baila, canta y ríe. El hada madrina ofrece a Pinocho la oportunidad de convertirse en un niño de verdad si promete ser un muñeco bueno, pero Pinocho es demasiado travieso... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Pinocchio
Duración
105 min.
Guion
Roberto Benigni, Vincnezo Cerami
Música
Nicola Piovani
Fotografía
Dante Spinotti
Productora
Melampo Cinematografica / Cecchi Gori Group / Buena Vista International
Género
Comedia Infantil Fantástico Cuentos
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Carlo Collodi
5
La producción más costosa del cine italiano
Con fidelidad absoluta al “bestseller” de Carlo Collodi, el “Pinocchio” de Roberto Benigni anhela convertirse en un niño de verdad, pero debe resistir las tentaciones que se le presentan en el camino a la honestidad.

A pesar de la guía de su hermosa “Hada Azul” capaz de concederle su deseo, del consejo de un “Grillo Parlante” y del amor de su padre “Gepetto”, el espíritu curioso de “Pinocchio” lo hace transitar las más increíbles aventuras.

Es la producción más costosa en la historia del cine italiano, esta versión de Pinocho con actores reales iba a ser dirigida por Federico Fellini (1920-1993) y sólo protagonizada por Roberto Benigni, tras la muerte del maestro, Benigni tomó el control total.

La película tuvo un presupuesto $45 millones y genero por venta de taquillas la cantidad de 41,3 millones, además recibió 15 nominaciones a diferentes premios, de los cuales gano cuatro de ellos.

Recibió seis nominaciones a los premios “David de Donatello” (Academia del Cine Italiano) por mejor actor de reparto, mejor música, mejor cinematografía, mejor actor: Roberto Benigni, ganando en las categorías de mejor diseño de producción y mejor diseño vestuario.

Nuevamente la inconsistencia de la critica dice presente cuando recibe además seis nominaciones a los premios “Razzie” (lo peor del cine), por peor libreto, peor pareja de cine: Roberto Benigni y Nicoletta Braschi, peor “remake”, peor película, peor director: Roberto Benigni y ganando el premio al peor actor: Roberto Benigni.

“Pinocchio” fue creado por Carlo Collodi y se publicó en 1883 en Italia. Se ha convertido en un clásico de la literatura infantil y se han realizado más de veinte películas con él, entre las que se incluyen la realización de dibujos animados de Disney.

Originariamente, Collodi no pensó en su trabajo como una obra de literatura infantil: en la versión original, Pinocho es ahorcado por sus innumerables faltas y sólo en versiones posteriores la historia obtendría su famoso final en el que la marioneta se convierte en un niño de verdad.

En cuanto a su estilo, la historia fue novedosa y moderna, y abrió camino a muchos escritores posteriores. Varios de los conceptos del libro se han convertido en cosas comunes, particularmente que a los mentirosos les crece la nariz. Muchos críticos opinan que más que un cuento para niños es una alegoría de la sociedad contemporánea.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Sin grandes efectos… pero con profunda ternura
Que, al grueso del público norteamericano no le haya gustado este "PINOCHO" de Roberto Benigni, se comprende perfectamente: su nuevo paradigma cinematográfico son los efectos especiales. A ellos les encantan las películas donde una máquina, un auto, un robot... son los protagonistas. Han dejado en segundo término los sentimientos, para poner en primera instancia a los objetos. Es la razón por la que la mayoría de la gente se hace querer dando, en vez de hacerse amar, siendo.

Pero todavía quedamos algunos bichos raros que seguimos reconociendo el valor de la cosas sencillas, naturales y espirituales. Y no nos da lidia enamorarnos de una película como "PINOCHO", pues es un filme donde la ternura es la protagonista y donde los actores endulzan su alma para entregar sentimientos verdaderos, con un eternamente válido mensaje de superación a los millones de niños que merodean por el mundo sin oportunidades… sin estímulo… sin afecto… y sin reconocimiento alguno.

Roberto Benigni, el gran creador de "La Vida es Bella", ha querido ser fiel al cuento original que su compatriota, Carlo Collodi, publicara por entregas en un periódico italiano entre 1882 y 1883, y como él, hace su denuncia abierta del vicio y la holgazanería, a la vez que exalta la fe, la paciencia y la comprensión conque una bella hada (madre sustituta) se empeña en salvar a Pinocho de la perdición.

Benigni, representa a la que fuera una marioneta, como un ser encantador, pícaro, divertido y uno lo acoge sin objetar el hecho de que el original fuera un chico. Este es un niño-grande, ¡y vaya si viene al ejemplo en nuestra vida real!, porque muchos hay de éstos que todavía siguen amargamente perdidos.

Nicoletta Braschi (esposa del director-actor), nos ofrece por su parte un hada madrina noble y tolerante, profundamente conmovida con ese Pinocho, capaz de ser tan tierno como falto de voluntad. Y Kim Rossi Stuart, nos ofrece un Lucignolo capaz de conmovernos y a quien nunca olvidaremos en la dulce escena de la leta-leta.

Con frecuencia lo ha demostrado la vida, las grandes limitaciones animan el surgimiento de sobresalientes ideas, y en “PINOCHO” esta experiencia cobra particular presencia, pues el director consigue que la totalidad del filme se desenvuelva en un ambiente muy gratificante, en el cual pesan muchísimo las encantadoras interpretaciones. Y sus simples ideas –orientadas decididamente al público infantil- resultan harto entretenidas dando a la historia un toque grato y muy particular, que es como si un hada invisible lo hubiera tocado con su varita mágica. Pero para disfrutarlo, quizás haga falta un cierto desprendimiento y un corazón humilde capaz de conectarse con la ternura de lo simple.

Siento que todo aquel que pueda prescindir de los derroches efectistas al estilo Hollywood, la pasará de lo lindo con esta amable película. Benigni sabe mucho, pero mucho de corazones. Eso nadie se lo puede quitar.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil