arrow

Wall Street (1987)

Sinopsis
Bud Fox (Charlie Sheen) es un joven y ambicioso corredor de bolsa que consiguió terminar sus estudios universitarios gracias a su esfuerzo y al de su padre (Martin Sheen), mécanico y jefe de sindicato. Su mayor deseo es trabajar con un hombre al que admira, Gordon Gekko (Michael Douglas), un individuo sin escrúpulos que se ha hecho a sí mismo y que en poco tiempo ha conseguido amasar una gran fortuna en el mundo de la bolsa. Gracias a su insistencia, Bud consigue introducirse en el círculo privado del todopoderoso Gekko, y comienza a colaborar con él en sus negocios e inversiones. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Wall Street
Duración
120 min.
Guion
Stanley Waiser, Oliver Stone
Música
Stewart Copeland
Fotografía
Robert Richardson
Productora
20th Century Fox / Edward R. Pressman Production
Género
Drama Bolsa & Negocios Trabajo/empleo
6
La delgada línea de criticar ensalzando o ensalzar criticando.
Es curioso que en el país del dólar y la Bolsa en estado puro, como es Estados Unidos, no exista una amplia filmografía sobre películas que traten estos temas de las finanzas.

Debe ser porque la mayor parte de los directores y guionistas normalmente no están muy duchos en estos asuntos, a lo que se suma que en general a la gente la aburre bastante dichas cuestiones. Y lo entiendo, a mí tampoco me apasionan.

Sin embargo “Wall Street” es una de las pocas que se salvan y puede visionarse con gusto y sin mayores problemas las dos horas de buen cine que nos brinda, aunque eso sí, si odias los ochenta es posible que no la soportes, ya que es un perfecto muestrario de cómo se vestía, hablaba, peinada, decoraba en ese momento, y hortera lo era bastante –vaya peinado de Daryl Hannah-.

Pero yo quería hablar sobre todo del argumento y de la moraleja que Oliver Stone nos intenta ofrecer. Vamos al spoiler.
[Leer más +]
57 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Interesante exploración del mundo de Wall Street
Escrita y dirigida por Oliver Stone, se rodó en NYC con un presupuesto estimado de 15 M dólares. Ganó el Oscar y el Goblo de oro al mejor actor (Michael Douglas) y otros 7 premios. Producida por Edward R. Pressman para la Fox, se estrenó en 11-XII-1987.

La acción tiene lugar en NYC, en 1987, a lo largo de unos meses. Narra la historia de Bud Fox (Charlie Sheen), broker financiero de una compañía mediana, inteligente y ambicioso, que acepta gestionar la cuenta de un tiburón, Gordon Gekko (Douglas), que bajo el lema "La codicia es buena" desarrolla una intensa actividad especulativa en activos reales y financieros. Busca plusvalías rápidas, sin miramientos. Bud consigue llamar la atención de Gordon, que le encarga labores ilegales de espionaje financiero y de propagación de información interesada. Bud obtiene a cambio dinero, ascenso profesional y la compañía amorosa de Darin Taylor (Daryl Hannah).

La película describe la vorágine que se vive en torno a la Bolsa de NY y de Wall Street, en un mundo dominado por el dinero, la rapidez de las transacciones, la obtención de información solvente, la difusión de información sesgada, la lucha por el poder en las empresas, las batallas para imponerse a los competidores y el imperio del dinero como valor central de la actividad humana. Es un mundo dominado por la especulación, que no conoce principios, y en el que, con frecuencia, se bordea la ilegalidad. Marca el contrapunto Carl Fox (Martin Sheen), padre de Bud, mecánico de mantenimiento y líder del comité de empresa de una compañía aérea. Su respeto por los valores (lealtad, veracidad, honradez), le enfrentan a Gordon y, también, a Bud. En el mundo de Gordon todo es excesivo (el despacho, los beneficios, los gestos). Refleja la megalomanía de una persona maníaca, poseída por un afán compulsivo e insaciable de amasar dinero. La obra constituye un interesante documento sobre el mundo de las finanzas y de los negocios de NYC en los años 80.

La música, de Stewart Copeland, instrumental, está al servicio de la tensión del relato. Comienza con la canción "Fly Me To The Moon", a cargo de Frank Sinatra, a la que añade otras como "America Is Waiting" y "Mea culpa", con voz de David Byrne. La fotografía, de Robert Richardson, colaborador habitual de Stone, mueve la cámara con agilidad, adopta en ocasiones formato documentalista (cámara al hombro), se recrea en las imágenes espectaculares de NY y trasmite un dibujo realista del bullicio de Wall Street. El guión construye una historia que refleja con acierto la pulsación del mayor mercado financiero del mundo. La interpretación de Charlie Sheen es meritoria y la de Douglas destaca en un papel cortado muy a su media. La dirección crea una obra crítica, desoladora, que dedica a la memoria de su padre, Louis Stone, agente de Bolsa durante 35 años.

Interesante película sobre aspectos relevantes del mundo despiadado de brokers y tiburones que pueblan Wall Street.
[Leer más +]
34 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1