arrow

Me casé con una bruja (1942)

6,6
1.423
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Siglo XVII. Cuando Jennifer, acusada de brujería, está a punto de ser quemada en la hoguera, lanza una maldición sobre su acusador: todos sus descendientes serán infelices en sus matrimonios. En 1942, Wallace Wooley, al tiempo que se presenta como candidato a gobernador, está preparando su boda con la presumida de Estelle Masterson. Un rayo golpea el árbol junto al cual fue quemada la bruja y ésta cobra vida. Desde entonces, intentará arruinar la vida de Wallace. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
I Married a Witch
Duración
78 min.
Guion
Robert Pirosh, Marc Connelly, René Clair (Novela: Thorne Smith, Norman Matson)
Música
Roy Webb
Fotografía
Ted Tetzlaff (B&W)
Productora
United Artists
Género
Comedia Comedia romántica Brujería
"Deliciosa comedia con una pareja protagonista absolutamente inigualable (...) Toda una lección de cómo aprovechar al máximo los mínimos elementos"
[Diario El País]
10
Deliciosa, sensual y atractiva bruja
Verónica Lake ¿porqué has sido injustamente olvidada? deberías estar en el olimpo de todos los aficionados al cine al lado de Rita Hayworth y de Betty Grable como el trío indiscutible de diosas del amor de los años 40. En esta tu pequeña obra maestra (de visión obligada para todos los amantes de buen cine clásico). Una pequeña gran joya que 66 años después de filmada aún conserva toda su frescura, picardía y originalidad que la hacen única. Tu carrera duró demasiado poco tiempo, pero ello fue debido a circunstancias de un momento determinado y a que la envídia es muy mala. Por fortuna podemos congratularnos contigo en películas como esta. Tu media mirada de atrevido look capilar y tu sonrisa nos dicen una vez más que quien ríe el último ríe mejor...
[Leer más +]
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
UNA COMEDIA CASTA Y PURA.
Teniendo en cuenta el tiempo transcurrido desde que se filmó la película, fué una gratísima sorpresa. Me interesó la presencia de Verónica Lake y quedé deslumbrada con una actriz que era portadora de una belleza y una gracia increíbles, luce sus dotes de comediante de modo brillante y es un deleite para los ojos. Es una comedia light muy propia de la época pero lo agradable es que no huele a apolillado sino todo lo contrario conserva una frescura espléndida. La historia es sencilla pero simpática. Debido a un hechizo que se realizó hace cientos de años, una brujita aparece en la década del 40 y cae en la casa de un apuesto soltero que está próximo a casarse. La preciosa bruja no sólo es bellísima sino que tiene unos poderes extraños para mover las cosas de lugar, además de poder volar con su escoba y de ser un poquito insolente y descarada. Una clásica comedia blanca muy previsible, pero que al contar con la Lake y con una correcta dirección, es un placer verla. Como la novia abandonada aparece una Susan Hayward muy joven pero que no logra destacarse, porque la increíble hermosura de Verónica opaca todo lo demás. Exquisita película para pasar un buen momento.
[Leer más +]
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil