arrow

Sherlock: El signo de los tres (TV) (2014)

Sinopsis
Segundo episodio de la tercera temporada de Sherlock. Holmes se enfrenta a su mayor desafío... ¡su discurso como padrino en la boda de Watson! Un peligro mortal acecha en la ceremonia, y uno de los invitados puede que no llegue vivo al primer baile. A través de damas de honor y viejos casos, Sherlock debe resolver el caso a contrarreloj y detener al asesino. (FILMAFFINITY)

Estreno en Reino Unido: 5 de enero de 2014
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Sherlock: The Sign of Three (TV)
Duración
86 min.
Guion
Steve Thompson, Steven Moffat, Mark Gatiss (Novela: Arthur Conan Doyle)
Música
David Arnold, Michael Price
Fotografía
Steve Lawes
Productora
Hartswood Films / BBC Wales / Masterpiece Theatre. Distribuida por British Broadcasting Corporation
Género
Intriga Comedia Bodas Crimen Sherlock Holmes Telefilm
Grupos  Novedad
Sherlock Adaptaciones de Arthur Conan Doyle
7
La vida privada de Sherlock Holmes
Ha sido sin duda el capítulo de Sherlock que menos me ha gustado, aunque, eso si, me he reído bastante. Quizás en un momento distinto, este capítulo me hubiera gustado más, pero después del increíble "El coche funerario vacío", creo que todos esperábamos un caso de verdad, de esos que te ocupe el capítulo entero y no sólo deje retazos sueltos entre gracia y gracias.

También me ha resultado algo repititivo y previsible en algunos momentos ¿Alguién pensaba algo distinto con los sms de Sherlock a Lestrade en el primer capítulo? ¿De verdad va a seguir sin recordar su nombre? Muy visto...

No sólo previsible en algún punto gracioso, sino que Sherlock está un poco lento e incluso puedes adelantarte en algunos momentos a lo que va a pasar en el caso.

Pero no todo son aspectos negativos y lo bueno de este capítulo, es la imágen que nos deja de Sherlock Holmes y su "vida privada". Al igual que ya hiciera Billy Wilder, está capítulo nos muestra a un Sherlock más humano y cercano. En esta serie, a veces daba la imprensión que la amistad Watson-Sherlock no era del todo recíproca. Este capitulo deja al descubierto que si lo es, y que aunque Sherlock no suela muestrar sus emociones, si las tiene. Un Sherlock que incluso llega a relacionarse con la Dama de Honor y que también recuerda un poco a la película de Wilde. Hasta nos hace un "cameo" Irene Adler.

Pero lo más remarcable del capítulo es, sin duda, un Benedict Cumberbatch completamente desbocado. Crece película a película y capítulo a capítulo. Cambia de registro a su antojo y cada vez menos forzado, roza la sobreactuacion pero siempre completamente natural. Él es el Sherlock Holmes del siglo XXI como Jeremy Brett fue el del siglo XX. Sólo basta ver su filmografía desde que empezó a emitirse Sherlock, todo éxitos, ningún fracaso. Moffat y Gatiss escriben un producto de calidad, pero Freeman y Cumberbatch ayudan a elevarlo exponecialmente.
[Leer más +]
38 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Reinventando a Holmes
Precisamente, como ya se ha dicho tanto de este personaje creado en su día por Doyle, la propuesta de este capítulo me dejó fascinado.

No es ya la ambientación, la fotografía o la música, que para mí justifican plenamente una hora y media de entretenimiento; es que el guión se esfuerza por mostrar un Holmes del presente, tan distinto al referente que subyace en muchos de nosotros, y que protagonizó Peter Cushing en su día. Es el mismo esqueleto, aunque con un traje totalmente nuevo.

Leí no hace mucho que han eliminado el copyright o los derechos de autor sobre este personaje, y que en realidad, Conan Doyle nunca lo dibujó con una pipa y un gorro, iconos inconfundibles aportados por la industria cinematográfica; pues bueno: Sherlock, la serie, se está convirtiendo en una prueba palpable de que el personaje tiene tantas facetas, es tan complejo, que ni siquiera su humanidad le hace aburrido.

He seguido Sherlock desde su inicio, y tengo que decir que este episodio muestra un sello muy diferente, contemporáneo. Y a la vez está a la misma altura del personaje que el escritor Doyle creó en su día, y que le obligó a resucitarlo (debido a la exigencia de su público, ávido por saber más de su vida y milagros).

Espero mucho más de esta serie, pero por si acaso se tuerce, todos estos episodios que le preceden han valido la pena para volver a disfrutar de los casos de Sherlock Holmes. Y eso que ya me leí su obra entera.
[Leer más +]
22 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1