arrow

Yojimbo (El mercenario) (1961)

Sinopsis
En el siglo XIX, en un Japón todavía feudal, un samurái llega a un poblado, donde dos bandas de mercenarios luchan entre sí por el control del territorio. Muy pronto el recién llegado da muestras de ser un guerrero invencible, por lo que los jefes de las dos bandas intentan contratar sus servicios. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Yôjinbô (Yojimbo the Bodyguard)
Duración
110 min.
Guion
Akira Kurosawa, Ryuzo Kikushima
Música
Masaru Sato
Fotografía
Kazuo Miyagawa (B&W)
Productora
Toho / Kurosawa Production Co.
Género
Acción Drama Japón feudal Siglo XIX Samuráis
"Obra de arte, una más en la extensa y asombrosa carrera del maestro Kurosawa (...) puesta en escena de arrolladora imaginación, de inagotable belleza plástica, al tiempo que de insólita potencia dramática, elegante, desgarrada, que retrata unos personajes apasionantes abocados a la destrucción"
[Diario El País]
8
Por un puñado de yenes
Akira Kurosawa, excelso emperador entre los maestros cinematográficos de oriente, se propuso en 1962 afilar su katana contra la figura de un samurai mercenario con esta mítica “Yojimbo”, que pese a no llegar al eminente nivel de otras obras maestras como “Dersu Uzala” o “Los siete samuráis”, es una más que notable cinta de intriga y aventuras.

Sanjuro, un ronin huérfano de shogun que vaga por los pueblos poniendo al servicio del mejor postor su ingenio y su espada a cambio de sustento y oro, llega a una decrépita aldea dividida en dos por culpa de la sempiterna pugna entre los dos infames candidatos a cabecilla mafioso: Ushi-Tora y Seibei, a cada cual más despreciable. Ante tan avieso panorama, Sanjuro se propone ejecutar un doble juego mortal para destruir a ambos clanes que, dicho sea de paso, no es que tengan muchas luces, a base de engaños, falsas apariencias y desmembramientos varios. Sólo un secreto propio podrá interferir en su maquiavélico plan, y es que el implacable samurai errante, en el fondo, tal vez no sea tan despiadado como parece.

Se ha dicho que es un film muy influenciado por los westerns de los años 40 y 50 y bien pueda ser, pero el sello personal de Kurosawa flota indefectiblemente a lo largo del metraje dotando a la cinta de personalidad propia, conformada por su ejemplar puesta en escena, el realismo de las secuencias de acción, los sugeridos apuntes sobre la futilidad de la naturaleza humana, la contraposición del honor y la villanía, el retrato decadente del Japón aldeano de mediados del siglo XIX y el reflejo, en definitiva, del fin de una era feudal dominada por códigos ya obsoletos frente a una incipiente y convulsa modernidad que lo cambiaría todo para siempre.

Entiendo perfectamente que Sergio Leone se enamorara de esta historia y la reconvirtiera según sus parámetros para dar forma a la primera entrega de su “trilogía del dólar”, pues lo que queda tras su visionado es la sensación de haber presenciado un relato muy bien construido y mejor filmado, tal vez no perfecto, pero interesante y apasionante en todo momento. Y era tan sólo el primer viaje del samurai errante, pues mayores desafíos le aguardarían, pero esa ya es otra historia…
[Leer más +]
47 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Kurosawa: La Katana más precisa.
En mis recuerdos, empieza la película con la cámara de Kurosawa colgada del cogote de Sanjuro(Mifune). Camina por un sendero. Solo. Lleva los brazos cruzados por dentro del kimono, pues arrecia el frío; las mangas penden vacías. Parándose, saca la mano por la apertura y se rasca las liendres de la cabeza. Cuando arranca la banda sonora, orquestación potente que nos indica que ésta es una película de acción y éste es el héroe, Sanjuro llega a un cruce en el sendero; y tirando un palo al azar, elige su destino..... Aún no han terminado los créditos y ya queda definido el protagonista.


“Los 7 samuráis” dura 205 minutos. Imaginen la de cosas que se cuentan.

Anexo sobre Toshiro Mifune.

Quiero creer que, lejos de ser exigencias de Kurosawa, ese gesto de rascarse la cabeza o la barbilla es aportación de Mifune a una composición de personaje que no merece una copa Volpi que ganó….merece 2 o 3 más.
[Leer más +]
45 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil