arrow

La suma de todas mis partes (2011)

6.8
131
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un joven matemático sale de un psiquiátrico e intenta recuperar la vida que dejó atrás. Se encuentra con la no re-admisión en su antiguo puesto de trabajo en una gran empresa, con el rechazo de su antigua novia y, finalmente, con un alquiler de una vivienda social que no puede pagar. Desalojado, perdido en la gran ciudad y sin saber qué hacer, encuentra en un niño de la calle, cuya madre ha muerto de sobredosis, la única razón para seguir adelante. Juntos deciden abandonar la ciudad y, para ello, se van a vivir a un bosque, donde construyen una choza...
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Alemania Alemania
Título original:
Die Summe meiner einzelnen Teile (Hut in the Woods)
Duración
117 min.
Guion
Hans Weingartner, Cüneyt Kaya
Música
Björn Wiese
Fotografía
Henner Besuch
Productora
Kahuuna Films / Südwestrundfunk (SWR) / ARTE
Género
Drama Pobreza
9
Incisiva crítica social sobre dos seres en busca de la felicidad.
Entre las grandes películas que tuve el gusto de ver en el XIV Festival de Cine Alemán de Madrid esta se alza como una de mis favoritas (por no decir mi favorita a secas...).

Hans Weingartner ya me sorprendió muy gratamente con "Los edukadores", película que recomiendo a todo el mundo; es rebelde, divertida por momentos o más amarga e incisiva en otros, crítica con la sociedad y la situación actual de su país (aunque el tema es bastante extrapolable a otros lugares).

Al igual que en "Los edukadores", "La suma de todas mis partes" es a ratos divertida a ratos contundentemente crítica y amarga. El papel protagonista está bordado, al igual que el del joven actor que le acompaña.

Me encanta la manera en la que el director aborda el tema de la enfermedad mental, los estigmas de la sociedad hacia este grupo marginal y las ansias de libertad que tiene el protagonista. Hans consigue que te identifiques con Peter y hace que puedas llegar a comprenderle, un poco.

Es una película que habla sobre la libertad y la felicidad de sus dos protagonistas.

Yo por mi parte recomendaría totalmente la película, si teneis ocasión de verla mi consejo es que no desaprovecheis la ocasión.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
¿Mens sana in corpore sano?
Si uno suma todas las partes que compone el cuarto largometraje del director de “Los edukadores” hallará discordancias entre sus aristas, haciendo incapaz que el conjunto cobre una forma con sentido. Hans Weingartner ha decidido realizar un drama psicológico con varios giros argumentales que, en cierta medida, desacreditan el fondo que ofrecía. Ese fondo y suma de partes la ejercían la naturaleza y la catarsis de un encuentro y protección de un pequeño desamparado. Herzog siempre ha comentado que la naturaleza le ha parecido peligrosa como entorno aunque en este filme Weingartner la utiliza como elemento purificador y terapeuta. En “Hacia rutas salvajes” la liberación de su protagonista de ese modo de vida que dejó atrás finalmente se convierte en su pira funeraria. En “La suma de todas mis partes” el personaje principal se ve abocado a convertirse en vagabundo por el rechazo de la sociedad frente a su enfermedad mental. De un matemático con pareja a punto de comprometerse matrimonialmente y trabajando en una importante empresa a estar recluido en un psiquiátrico y volver a un mundo laboral y emocional que le rechaza.

Ni siquiera su padre, motor de muchos de sus traumas, resulta esperanzador. Queda la profundidad de ese bosque y la comunión con la naturaleza para que el protagonista encuentre la verdadera paz interior junto a ese pequeño que prácticamente ha adoptado. Pero finalmente Weingartner decide quebrar ese mundo por intervención humana y psíquica con una serie de giros trepidantes dignos de thriller (que tal vez no venían a cuento con la coherencia y espíritu de la historia que ofrecía inicialmente) y la inclusión a golpe de empaste de un amor como salida romántico-emocional. El ecosistema queda quebrado, el bosque cinematográfico que ofrecía es ‘incendiado’. Dudo que funcionen ni lo uno ni lo otro. Al menos, parece que sí para la maltrecha mente del protagonista.
[Leer más +]
5 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil