arrow

12 (2007)

12
Trailer
6.4
1,721
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un chico checheno de 18 años es acusado de asesinar a su padrastro, un oficial del ejército ruso. Su destino está en manos de los los doce miembros del jurado. La decisión debe ser unánime, pero cuando es una vida lo que está en juego, siempre es posible plantear una duda razonable que implique la revisión por parte de cada uno de los miembros del jurado de su inicial punto de vista. Versión libre del famoso filme de Lumet "12 hombres sin piedad". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Rusia Rusia
Título original:
12
Duración
153 min.
Estreno
13 de junio de 2008
Guion
Nikita Mikhalkov, Vladimir Moiseyenko, Aleksandr Novototsky
Música
Eduard Artemyev
Fotografía
Vladislav Opelyants
Productora
Studio Trite / Federal Agency for Culture and Cinematography / Three T Productions
Género
Drama Drama judicial Remake
Grupos  Novedad
Doce hombres sin piedad
"Aunque la apuesta no le ha salido mal y es aceptable, todo el rato estoy pensando que no hacía ninguna falta"
[Diario El Mundo]
"Adiós a la claustrofobia, a la sensación de tiempo real, al misterio sobre la fisonomía. (...) un inmoral giro final y convierte una pieza perfecta de 96 minutos en un grandilocuente tostón de casi tres horas."
[Diario El País]
4
Asco de remake.
No sé por dónde empezar.
Por ejemplo, las actuaciones son bastante malas, no nos transmiten las sensaciones y las dudas que sí hacen en la película original. Además, cada personaje va a su bola, no parece que estén deliberando si matar a un hombre o no.
Sobran totalmente los flashbacks recordando la historia del acusado, no vienen al caso, no aportan nada trascendente a la historia. En la original no los había y fue mejor.
La duración es excesiva, dura dos horas y media y se nos comunica menos que en la original, cuya duración sí es óptima.
La dirección desde mi punto de vista deja mucho que desear, la película carece de tensión e intensidad, cosa que en la primera está a flor de piel.
Hasta el título no me gusta, ¿12?, de esta forma sólo se imaginan la trama los que conocen la primera, los demás no podrán hacerse una mínima idea de lo que trata. Lo deberían haber especificado más.

¿Para qué hacen un remake de "12 hombres sin piedad"?, no hacía falta. Y encima lo hacen fatal. Quien haya visto la primera se echará a llorar.
Vamos que tiene narices que estuviese nominada en los Oscars.
[Leer más +]
56 de 86 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El principio de la duda razonable
Estoy muy contento: me asomé a esta película un tanto preocupado al tratarse de una revisión de la obra de Reginald Rose que tan brillantemente había adaptado al cine Sidney Lumet hace medio siglo, pero a la vez atraído por la excelente trabajo de Mikhalkov tras la cámara durante tres décadas; pero, dos horas y media después, puedo decir que he visto una gran película, que completa, por así decirlo, el esbozo dibujado por Lumet. Mientras que en la peli americana, una hora más corta, se nos presentaba el personaje central, el de Henry Fonda, como una especie de superhéroe que, a través de la lógica, se esmera en convencer a los restantes once miembros del jurado partiendo de la existencia de una duda razonable, minimizando casi hasta la caricatura a esos once personajes, y obviando el papel del acusado, que se convierte en poco menos que un títere sometido a designios casi divinos, en esta versión rusa se profundiza mucho más en la psique de cada personaje, al mismo tiempo que el alter ego de Fonda va perdiendo protagonismo, desdibujando y dándole a cada uno a su vez la oportunidad de contar su historia, de ser conocido por los espectadores. A ello ayuda que todos tienen su propio espacio de expresión, su tratamiento personalizado, incluso, avanzando un paso más, casi nos deja de interesar el caso del chico checheno acusado, porque deseamos conocer a cada una de las personas que tienen el poder absoluto de condenarle de por vida. Esto también da pie a Mikhalkov y sus coguionistas a ofrecer un sutil retrato de la Rusia postsoviética, lo que es un aliciente más para disfrutar de la peli. Además, es de apreciar que el chico tenga protagonismo, que conozcamos su historia a través de flashbacks, lo que se nos había escamoteado tanto en el teatro como en la versión de Lumet. Incluso va más allá aún, buscando culpables, reflexionando sobre qué pasará con el muchacho, en definitiva, cerrando la historia y devolviendo la humanidad a los personajes.
Ah, y todos los actores, incluyendo al propio Mikhalkov, están espléndidos.
[Leer más +]
23 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1