arrow

Gloria y hambre (1933)

7,2
264
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El personaje de Tom Holmes sirve de pretexto para recorrer la historia de los Estados Unidos desde la Primera Guerra Mundial hasta la Gran Depresión, pasando por los "felices años 20" y la Ley Seca. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Heroes for Sale
Duración
71 min.
Guion
Robert Lord, Wilson Mizner
Música
Bernhard Kaun
Fotografía
James Van Trees (B&W)
Productora
First National Pictures
Género
Drama I Guerra Mundial Gran Depresión
9
Génesis
"Senderos de gloria"
"Qué bello es vivir"
"Los mejores años de nuestra vida"
"Drugstore Cowboy"
"Las uvas de la ira"
"Celda 211"
"Forrest Gump"

O cómo contar lo mismo que muchas laaaaaaargas películas tan bien consideradas, en poco más de una hora. Vamos, que TODAS esas películas, y muchas más, chupan de "Gloria y hambre" unas cuantas ideas cual vampiros sedientos.

A ésta película habría que ponerle la mitad de los topics existentes para describir todos los temas que trata. Además que da palos a todo quisque. Por ejemplo, políticamente le zurra al capitalismo, y al anticapitalismo; al comunismo, y al anticomunismo. Veinte años de una vida, cientos de pájaros... en mano, ¿y todo en 72 minutos? Ni Baltasar Gracián.

Pues vale, preparen sus sietes y ochos habituales, a mí particularmente me parece una genialidad.
[Leer más +]
42 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Los problemas de sintetizar
Coincido con las dos críticas anteriores en que es fascinante la cantidad de temas que se tratan en esta película. Las dos dan buena cuenta de todo lo que ocurre en ella y se asombran de la capacidad de síntesis de una obra que dura menos de 72 minutos y habla de más cosas que muchas otras juntas. Pero, ¿es eso suficiente?

Si suponemos que la calidad se mide por meros parámetros de acumulación, sí, lo es. Pero si atendemos a la intensidad y exploración detallada de los temas que se presentan, entonces hay mucho que decir en contra de "Gloria y hambre". Porque no hay duda de que es una historia bien hilada y en ese sentido muy conseguida, pero en algunos puntos, sobre todo los que no implican un análisis de la situación política, pasa muy superficialmente.

La historia de amor es inexistente, y no me vengáis con que basta una miradita seductora porque la química entre los dos personajes no se desarrolla en absoluto, yo al menos no me la creo. Pero es que tampoco se hace nada por intentar entender su relación. La cuestión de los celos es más de lo mismo en este aspecto: una mera sugerencia puntual que se queda muy coja.

Otra cosa que no me parece nada meritoria es la "crítica al comunismo". ¿Un alemán loco gritando consignas? ¿En serio eso es todo lo que hay que decir? No sé a vosotros, a mí me parece muy insuficiente. Es el equivalente a decir que una película trata el tema de la homosexualidad porque hay un personaje que sale cada diez minutos diciendo: "Soy gay".

Lo que se trata con este personaje, si acaso, es la hipocresía y la falsa moral que tantos vendedores de ideales esconden. Pero como retrato de un sistema político u otro no me parece que aporte nada. La simple mención no equivale a una crítica seria. Y encima el personaje es muy cargante, cada aparición suya con su tic es insoportable; la típica situación que pretende hacer gracia y a la segunda vez ya cansa.

Dejando de lado estas consideraciones, hay que decir que la película es muy buena. Su retrato del individuo en contraposición con una sociedad que cambia constantemente es fascinante, en este punto el guión realiza un excelente seguimiento del protagonista a través de las distintas etapas de su vida y el efecto que tiene en ella la época convulsa a nivel político y social que le toca vivir.

Otro mérito tremendo es que, para ser una obra en la que el protagonista no hace más que sufrir desgracia tras desgracia, la narración de las mismas está lo suficientemente dosificada como para que su drama no parezca demasiado recargado (excepto en una o dos ocasiones puntuales). En ese sentido, te mete completamente en su juego, cosa que no me pasó con, por ejemplo, "¡Qué bello es vivir!".
[Leer más +]
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil