arrow

El hijo del renegado (1953)

3,5
57
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El intrépido Red River Johnny (Johnny Carpenter) decide que llegó la hora de regresar a su pueblo en el salvaje oeste y recuperar la herencia de su padre, un desdichado proscrito. Al llegar, Johnny sabrá que las balas de su padre abatieron al hombre cuyo hijo es ahora el sheriff del pueblo.... Un western en blanco y negro de apenas una hora de duración dirigida por el desconocido Reg Browne -que nunca volvió a dirigir- y escrita y protagonizada por Johnny Carpenter. Realizada en el año 1953, tiene sin embargo la estética y poca profundidad de los baratos westerns de serie B de los años treinta. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Son of the Renegade
Guion
John Carpenter
Fotografía
William C. Thompson (B&W)
Productora
Jack Schwarz Productions / United Artists
Género
Western
1
No hay letras para calificar esta película
Se presenta este filme como de serie B, aunque tras haberla visto realmente no llega a la categoría siquiera de serie Z. De hecho sería necesario el alfabeto entero para poder "matricularla" y dar así idea de su bajísima calidad. Que yo recuerde, es el peor filme de serie B que he visto en mi vida. Mal dirigido, mal interpretado, mal rodado, mal narrado, aburrido, soso... Lo único que podría ser salvado es la música y no porque sea buena, sino porque no es demasiado mala. No sé cómo los espectadores de la época no incendiaron el cine a los diez minutos de haber empezado la cinta. Lo peor: las frases rotundamente sentenciosas de un diálogo que destaca por su inanidad (de hecho, si uno se fija bien, se dará cuenta de que está rodada a la manera del peor cine mudo). Lo mejor: aparte de la partitura, la belleza del rostro de una de las actrices, cuyo nombre desconozco.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
2
Lo gracioso de que todo salga mal
El único incentivo para el visionado es el tremendo contraste entre las aspiraciones del film y la realidad de lo que se ve. Se intentan plasmar grandes ideales como el compañerismo, el honor, el coraje, etc y lo que se obtiene son escenas forzadísimas que lo único que consiguen es hacerte reír. Por eso recomiendo ver esta película con unos cuantos amigos para pasar una hora divertida comentando los numerosos desastres (con especial atención a las superposiciones de las peleas y las persecuciones).
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica