arrow

Inquietudes (1985)

6,4
405
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El antiguo policía Hawk, ahora un ex presidiario solitario fiel a su propio código de honor, regresa a Rain City. En el Café de Wanda, lugar de reunión de la gente del hampa, conoce a Georgia, la mujer de sus sueños. La joven acaba de llegar a la ciudad con su pareja Coop y el hijo de ambos. La ilusión de la pareja por comenzar una nueva vida se desvanece rápidamente cuando Coop empieza a dejarse influir por la banda de Hilly Blue. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Trouble in Mind
Duración
111 min.
Guion
Alan Rudolph
Música
Mark Isham
Fotografía
Toyomichi Kurita
Productora
Embassy Home Entertainment
Género
Drama Intriga Ciencia ficción Neo-noir
8
EL CAFÉ DE WANDA
A la mayoría del público a Alan Rudolph se le considera todavía un desconocido. Para los que le conocen o solamente le tienen pánico o se dejan seducir por sus obras sabrán muy bien que al director de “El Desayuno de los Campeones” (1999) le gusta trabajar a su aire. Se emplea en mostrarnos una o varias situaciones, uno o varios escenarios y los actores que van a desempeñar sus papeles corales. Desde variopintos, antihéroes, musas demacradas por la madurez y la resignación, con el tabaco y el alcohol de apoyo bajo un fondo musical de jazz de cóctel, a falta de un argumento sólido con pies y cabeza. Pero no quiero decir que películas tan memorables como “Bienvenido a Los Ángeles” (1976) o su más conocida “Elígeme” (1984) queden retratadas en largometrajes al más puro estilo Rudolph. A Alan le gusta rodar con independencia porque es independiente. Y es todo un maestro en trazar el perfil psicológico de sus criaturas como Almodóvar hace con las suyas.

Hawk (Kris Kristofferson) es un expolicia que es puesto en libertad después de cumplir condena, decide regresar a la cafetería regentada por la aún apetecible y temperamental Wanda (Genevieve Bujold), su antigua amante. Tan regentado local será también el punto de encuentro de una nueva vida para Coop (Keith Carradine) y su novia Georgia (Lori Singer) con quien acaba de tener un hijo y que viven en una autocaravana. Pero lejos de un futuro prometedor, Coop se deja llevar por la vida fácil que le oferta Solo (Joe Morton) un extraño cliente que frecuenta la cafetería. Su eslabón a la delincuencia organizada les llevará de contacto con el mafioso Hilly Blue (Divine) mientras Hawk queda prendado por la belleza de Georgia que consigue empleo de camarera gracias a Wanda, en un acto de sinó sumisión, de lástima y rechazo inmediato para enterrar el antiguo pasado amoroso que tuvo con Hawk.

“Trouble In Mind” no está a la altura de las dos últimas películas que he mencionado antes. Pero es uno de sus films peculiarmente más entendedores por extraños; una oportunidad para quién lo quiera descubrir. Porque es una pincelada al sentimiento desarraigado. Rodada en su época de mayor esplendor e inspiración se puede considerar un drama pasional, con broches futuristas (estética, gomina y brillantina de los ochenta que hacen justicia en los peinados de Joe Morton y, sobretodo, de Keith Carradine como perdedor venido a menos). El film también se cundimenta con elementos de cine negro y comedia negra.
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Rudolph casi...sobresaliente.
La verdad es que el cine de Alan Rudolph ha combinado películas brillantes con autenticos bodrios. Esta, en concreto, es de las mejores. Los filmes de Rudolph tienden a centrarse en personajes solitarios y excéntricos y en las complicadas relaciones que mantienen con los demás. No hay en ellos protagonistas claros. La coralidad es una característica de su filmografía. Son personajes que llegan o no a conectarse, pero dejan poso.
Si bien es cierto que es una película que no ha envejecido bien, sigue interesando.

La volví a ver hace poco. Y solo por el hecho de tener una preciosa banda sonora de Mark Isham, merece la pena verla y escucharla. Mark Isham era, en su faceta menos conocida, un extraordinario trompetista, y a fecha de hoy es uno de los más prolíficos compositores de bandas sonoras de Hollywood.

Rudolph tuvo buena prensa en los 80 por esta película y la anterior, "Eligeme". Pero desde entonces, y aunque siguió rodando, fue cayendo poco a poco en el olvido.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil