arrow
Críticas de Natxo Borràs
Críticas ordenadas por:
Centurión
Centurión (2010)
  • 5,3
    13.756
  • Reino Unido Neil Marshall
  • Michael Fassbender, Dominic West, Olga Kurylenko, Noel Clarke, ...
6
ROMA CONTRA LOS PICTOS
En los últimos años se ha reflejado la tendencia recuperar las películas de romanos de antaño sin necesidad de recurrir a grandes producciones épicas (como ya inauguró Ridley Scott con su “Gladiator” (2000), recurriendo más a la acción y a un argumento ya más propio de las películas del oeste donde firmes legiones de soldados al servicio de Roma se adentran en territorio hostil y del que creen que van a invadir con la misma destreza que en las tierras que circundan el Mediterráneo y el caluroso y desértico oriente Próximo.

Britania se convirtió en un problema para el imperio Romano en su intento de dominar la isla y su enfrentamiento contra las tribus que habitaban en esa tierra. Ya el cine reflejaría sin pena ni gloria esas des venturas en “La Legión del Águila” (The Eagle, 2011), pero antes se había estrenado “Centurión” (2010) producción del Reino Unido. Film concebido nica y exclusivamente como divertimento, y olvidándose de las concesiones históricas al respecto: porque la película es pura adrenalina y su fórmula es tan aplicable al péplum como al western o incluso al terror. Porque la película va de reyertas y persecuciones. Y de romanos en peligro.

La llamada de socorro de un destacamento al que ha sobrevivido el centurión Quintus Dias (Michael Fassbender) en tan confines tierras obliga al general Titus Flavius (Dominic West) y a sus soldados lanzarse al rescate ayudados por una nativa (Olga Kurylenko) que les hará de guía en un recorrido no exento de peligros por los bosques y páramos nevados.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Spartacus: Sangre y arena (Serie de TV)
Spartacus: Sangre y arena (Serie de TV) (2010)
  • 7,5
    25.330
  • Estados Unidos Steven S. DeKnight (Creator), Rick Jacobson, ...
  • Andy Whitfield, Lucy Lawless, John Hannah, Manu Bennett, ...
7
SANGRE, SEXO, SUDOR Y GLADIADORES
Primera de las cuatro temporadas de la serie de Starz (productora de Sam Raimi que en TV sorprendió con su expansión en forma de capítulos de “Posesión Infernal” en “Ash vs. Evil Dead”) y ambientada en la convulsa ciudad romana de Capua donde los esclavos y gladiadores se someten a los viles órdenes de sus amos, ciudadanos romanos de pleno derecho de hacer lo que les de la gana y libres de matar o copular con quien quieran.

En ese marco nos situamos en el Ludus de la casa de Batiato (John Hannah) y su esposa Lucretia (Lucy Lawless) adosada al borde de un precipicio y en un patio donde se forman los gladiadores que tiene a su merced y dispuestos a sacrificarse encarnizadamente en la arena defendiendo el honor del hogar que los ha acogido. Y en el ludus Hacia llega un nuevo esclavo de Tracia al que apodarán Spartacus ( Andy Whitfield).

En ésta primera temporada se puuede apreciar el caldo del conflicto en el seno de esa escuela de gladiadores (la pugna entre luchadores como Spartavus y Crixus) así como las intrigas entre la ruin nobleza ( las rencillas entre Batiato y Solonio o la rivalidad femenina entre Lucretia y su idolatrada Ilithya). Todo eso en un ambiente caldeado por la sangre, el sudor y el sexo de ésa época pretendiendo que el “Calígula” que interpretó Malcolm McDowell décadas atrás parezca una fiesta infantil.

El resultado alcanza las expectativas. “Spartacus” es un festival de sangre y sexo con la violencia salvaje que comporta. Con un acertado añadido estético que recuerda al Frank Miller/Zack Snyder de “300” y algun que otro toque de intriga que siempre se agradece de capítulo a capítulo.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Hércules y la reina de Lidia
Hércules y la reina de Lidia (1959)
  • 5,1
    150
  • Italia Pietro Francisci
  • Steve Reeves, Sylva Koscina, Sylvia López, Gabriele Antonini, ...
6
EL GEYPERMAN DE LOS PÉPLUMS
El italiano Pietro Francisci retomó las aventuras de “Hercules” (Le Fatiche di Ercole, 1958) nuevamente con el reclamo del culturista norteamericano Steve Reeves interpretando de nuevo al valiente y fortachón hijo de Zeus que junto a su prometida Iole (Sylva Koscina) y Ulises (Gabriele Antonini) viajan a la ciudad de Tebas pugnada por los hermanos Eteocles (Sergio Fantoni) y Polinices (Mimmo Palmara) en su ambición para que solo uno de ellos la gobierne definitivamente. Dispuesto a mediar durante una tregua, Hércules es retenido y seducido por (Sylvia López), reina de Lidia.

Ésta fue la segunda, y la mejor y última película en que Reeves interpretó a tan hercúleo mito sin desmarcarse del subgénero, ya que en esa época rodaría otras cintas producidas en Francia, España pero bajo la batuta de Italia como “La Batalla de Maratón” (La Battaglia di Maratona, 1959) film codirigido por Jacques Tourneur y Mario Bava, éste último aún no derivado al género del terror de sello transalpino, o “Los Últimos Dias de Pompeya” (Gli Ultimi Giorni di Pompei, 1959), adaptación de la novela de Edward George Bulwer-Lytton, dirigida por Mario Bonnard pero que ultimó Sergio Leone. Incluso se pondría a las órdenes de Umberto Lenzi personificando a Sandokán en “Sandokán el Magnífico” (Sandokan, la Tigre di Mompracem, 1963) y “Los Piratas de Malasia” (I Pirati della Malesia, 1964). Reeves fue un actor que prácticamente se ganó muy bien la vida en Italia en esa época que tan bien venía producir decenas de películas de romanos antes que el “spaghetti-western” o el “giallo” sedujeran al gran público.

El clásico largometraje destinado a pasar una entretenida tarde de sábado o domingo. Sin más.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
55 días en Pekín
55 días en Pekín (1963)
  • 7,0
    14.630
  • Estados Unidos Nicholas Ray
  • Charlton Heston, Ava Gardner, David Niven, Robert Helpmann, ...
9
DEJAD QUE CHINA DUERMA…
La más recordada de las grandes producciones que Samuel Bronston operó fuera de los Estados Unidos es, sin duda, este gran fresco histórico que encomendó al gran Nicholas Ray, ya un reconocido director, con sus luces y sombras respeto a su manera de ver la política carnívora de los Grandes Estudios, pero que sin embargo trabajó con gran libertad de movimientos poniéndole a sus órdenes actores de la talla de Ava Gardner, David Niven y Charlton Heston (interpretando a una baronesa rusa, un diplomático inglés y un militar norteamericano respectivamente) en un fresco épico de una época convulsa que acabó despertando el gigante chino al mundo en la apertura de un siglo tan revuelto como el XX: la revolución de los bóxers en 1900.

Entonces China estaba siendo colonizada comercialmente por las distintas potencias mundiales, con Inglaterra de frente que intentó mediar en una revuelta liderada por el príncipe Tuan (Robert Helpmann) y avalada finalmente por la emperatriz Tz’u-hsi (Flora Robson) desde su palacio en la Ciudad Prohibida.

El director de “Rebelde sin causa” (Rebel without a cause, 1955) construyó perfectamente un relato lleno de tensión, respetando la épica de sus decorados (con sus más de siete mil extras incluidos), construidos expresamente para la ocasión de contar un relato a veces poco recordado en la Historia. Valencia y Madrid fueron los escenarios en que se desenvolvió éste magnífico despliegue de ese Hollywood colosal que arcó huella y recuerdo.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Jasón y los argonautas
Jasón y los argonautas (1963)
  • 6,8
    6.471
  • Reino Unido Don Chaffey
  • Todd Armstrong, Nancy Kovack, Gary Raymond, Michael Gwynn, ...
8
LA GRECIA DE HARRYHAUSEN
Una de las joyas más apreciadas del cine fantástico y de aventuras de la historia del Cine, amparada en una época en que los “péplums” y las películas sobre mitología clásica parecían ceñidas en simples superproducciones en que no bastaba la épica ni el espectáculo y que solo se limitaban en recrearse en argumentos más o menos parecidos a los escritos que nos dejaron los antiguos pero enalteciendo el culto al cuerpo como ocurría en muchas de las citas interpretadas por Steve Reeves, como ejemplo rimbombante. En otro terreno cercano, el cine religioso parecía no tener fin recreándose demasiado en la estampa y el panegírico de propaganda moral y todo se amontonaba en un pandemónium de películas algo cansinas que dejaban con la sensación de que se contaban historias ya sabidas.

Pero “Jasón y los Argonautas” merece su punto y aparte porque es uno de los pocos paradigmas en que los efectos especiales prevalecen con el relato a seguir. Hay una armonía entre la aventura que se presenta y lo asombroso que puede resultar caer en su influencia cuando ésta posee los recursos necesarios y adecuados para la situación que se presenta con el fin de asombrar a los presentes. De allí que se mencione antes a Ray Harryhausen que a Don Chaffey (por cierto, respetado director de films tan emblemáticos como “Hace un Millón de Años” (One Million Years B.C., 1966) o la disneyana “Pedro y el dragón Elliott” (Pete´s dragon, 1977).

Harryhausen fue todo un maestro de los efectos especiales hasta el punto que gozaban de protagonismo propio (esas fantásticas criaturas que van desde las aladas arpías o el ejército de esqueletos que Sam Raimi rendiría tres décadas más tarde con la simpática “El Ejército de las Tinieblas” (Army of Darkness, 1992).

Un clásico a tener en cuenta y que ha envejecido por la grandeza de sus inolvidables secuencias.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Alto riesgo
Alto riesgo (1981)
  • 4,5
    152
  • Estados Unidos Stewart Raffill
  • James Coburn, James Brolin, Anthony Quinn, Lindsay Wagner, ...
5
DE EXCURSIÓN AL PELIGRO
Modesta pero entretenida película de acción planteada como un juego peligroso en el que todo vale para sobrevivir en un ambiente hostil y lejos del dulce hogar. Porque a los protagonistas de ésta cinta que entremezcla aventuras con algunos momentos de suspense y comedia emprenden la tarea más arriesgada que les aleja de toda condición de sufridos ciudadanos condenados a la rutina. Animados por su principal percusor, Stone (James Brolin) se adentrarán en la jungla colombiana para intentar desvalijar la caja fuerte de un peligroso narcotraficante (James Coburn) no sin antes sortear toda clase de obstáculos como el de cruzarse con un grupo de bandidos liderados por Mariano (Anthony Quinn).

Un pretexto enfrentamiento entre actores del momento (desde James Brolin, Bruce Davison o Lindsay Wagner) contra otro plantel de veteranos formados por Anthony Quinn, James Coburn o Enrest Borgnine) dirigidos por Stewart Raffill que en su filmografía poco interesante ha sorprendido con títulos como “El Experimento Filadelfia (The Philadelphia Experiment, 1984) como ese desconcertante intento de colarnos un nuevo “E.T” con “Mi amigo Mac” (Mac & Me, 1988).
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Scanners
Scanners (1981)
  • 6,3
    6.177
  • Canadá David Cronenberg
  • Jennifer O'Neill, Stephen Lack, Patrick McGoohan, Lawrence Dane, ...
7
DOLORES DE CABEZA
Si David Cronenberg ya empezó a marcar un estilo con sus enfermizas obsesiones sobre la transmutación de la carne en sus alabados “Vinieron de dentro de…” (Shivers, 1975); “Rabia” (Rabid, 1977), “Cromosoma 3” (The Brood, 1979), con “Scanners” (1981) ya abriría paso a un público más amplio y que empezaba a perder la inocencia frente a los nuevos cánones del fantástico gracias a la introducción de unos nuevos y truculentos efectos especiales que podían adecuarse perfectamente a la historia.

El director de “El Almuerzo Desnudo” (Naked Lunch, 1991) seguramente se sintió cómodo rodando uno de sus primeros films más populares y qye contó con un destacado reparto que va desde el veterano Patrick McGoohan (Braveheart), la inolvidable Jennifer O´Neill (Verano del 42) o el inolvidable villano de villanos, el canadiense Michael Ironside (Desafio Total).

Secuencias que han pasado a la memoria colectiva como la cabeza estallando o ese duelo final entre mentes opuestas dejan paso a un film que más allá de su concepción se presenta como un thriller de conflictos de intereses entre los clandestinos scanners (interpretados por Stephen Lack y Jennifer O´Neill) que intentan huir de sus villanos que poseen los mismos poderes (liderados por el rostro poco amable de Michael Ironside).
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
La burla del diablo
La burla del diablo (1953)
  • 6,1
    1.833
  • Estados Unidos John Huston
  • Humphrey Bogart, Gina Lollobrigida, Jennifer Jones, Robert Morley, ...
7
UN JOHN HUSTON INCOMPRENDIDO
Una de las películas más infravaloradas del director de “El Tesoro de Sierra madre” (The Treasure of the Sierra Madre, 1948) que, a pesar de contar con un reparto de estrellas de lo más decente (desde Humphrey Bogart, Jennifer Jones a la catapultada Gina Lollobrigida) y rodada poco después de la sobresaliente “La reina de África” (The African Queen, 1951) no sentó cabeza en una historia que podía haber prometido más, y si tenemos en cuenta el guión fue escrito por Huston conjuntamente con Truman Capote.

Como una película de aventuras, aunque se desenvuelve en el desarrollo propio de una comedia coral, vamos conociendo cada uno de los personajes que esperan en un puerto italiano la partida de un barco para África con el fin común de hacer fortuna allí con el uranio, y la intromisión de un matrimonio británico (interpretados por Jennifer Jones y Edward Underdown) con aires diplomáticos, enseñoreados en las más alta y estricta disciplina, que choca con los intereses ocultos de cuatro individuos dispuestos a hacer cualquier cosa por conseguir su objetivo de alcanzar su fortuna en terreno ajeno.

Guerra de parejas (pese a lo atractivo de sus estrellas protagonistas) en un duelo incomprendido que balancea entre el cine de aventuras y un intento de despertar un ambiente “noir” que no acaba de cuajar.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mula
Mula (2018)
  • 6,8
    7.648
  • Estados Unidos Clint Eastwood
  • Clint Eastwood, Bradley Cooper, Dianne Wiest, Michael Peña, ...
7
CLINT, EN PLENA FORMA
Siete años después de que Clint Eastwood anunciara su retirada como actor pero no como director, decidió romper con esa regla que parecía obligarle a abandonar su retiro para embarcarse en una misión que le iba perfectamente a la talla: supervisar y encarnar a la vez el perfil de un anciano, veterano de la II Guerra Mundial, que en el otoño de la vida decidió trabajar como narcotraficante con el apodo de “El Tata”. El sujeto inspirador en cuestión se llamaba Leo Sharp y se dedicaba a la horticultura hasta que fue detenido por al serle incautado un cargamento de cocaína valorado en más de 3 millones de dólares.

Esa es la historia que el bueno de Clint toma a rienda suelta con la más bondadosa de las intenciones y tomándose ciertas libertades (siempre respetando el caso real original) de un hombre que podría representar esa clase media arruinada pero que siempre le ha sido fiel a su país como patriota y trabajador pero no a sus principios de buen padre y abuelo.

Los momentos Eastwood, rodados con gran sentido del humor en la secuencia de la fiesta en casa del narcotraficante interpretado por Andy García, o las conversaciones de sabio consejero que mantiene con sus colegas narcos más jóvenes, evidencian una vez más esa veteranía en que pululan por ese ámbito sus creaciones de un actor y director que no entiende de ocasos por mucho que se le avecinen, si tenemos en cuenta su avanzada edad.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
La verdadera historia de Beatrice Cenci
La verdadera historia de Beatrice Cenci (1969)
  • 5,5
    47
  • Italia Lucio Fulci
  • Tomas Milian, Adrienne Larussa, Georges Wilson, Mavie, ...
5
EL PARRICIDIO DEL SIGLO XVI
Sorprende que al repasar la filmografía del italiano Lucio Fulci siempre nos quedemos relegados a su mejor e infatigable última etapa englobada al género de terror que lo magnificó después de su muerte aunque, en vida, siempre quedó algo relegado bajo las sombras de los Bava, padre e hijo y el insuperable Darío Argento. Pero no, mucho antes había otro Fulci dispuesto a destacar en el panorama cinematográfico de su país Aunque lo demostró con menos fortuna que a posteriori, siempre reconocido y relacionado con títulos de la talla de “Nueva York bajo el Terror de los Zombis” (Zombi 2, 1979) o “El Más Allá” (…E tu vivrai nel terrore! L, aldilà, 1981).

Fulci ya se había paseado por otros géneros, desde la “comedia italiana” al “spaghetti western” y algunos aclamados “giallo” como “Una lagartija con piel de mujer” (Una lucertola con la pelle di donna, 1971) o “Siete Notas en Negro” (Sette note in nero, 1977) muy por encima de sus posteriores y sanguinarios trabajos.

A finales de los años sesenta rodó “Beatrice Cenci”, dramática reconstrucción (y que ya formalizaría los primeros pasos de cineasta radicalmente interesado en mostrar más que a contar) de un turbio episodio de la historia de la Italia renacentista del siglo XVI en que una acaudalada familia romana fue acusada del asesinato del progenitor; un padre cruel y déspota aunque muy poderoso y entregado a la fe religiosa, por lo que la Iglesia intervino como juez y ejecutor de una no menos cruel sentencia, acorde a los dictámenes de los tribunales eclesiales.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
El trueno azul
El trueno azul (1983)
  • 5,2
    2.852
  • Estados Unidos John Badham
  • Roy Scheider, Malcolm McDowell, Warren Oates, Candy Clark, ...
6
EL SUPERHELICÓPTERO
En la era de los videojuegos y la efervescencia por hacer resurgir nuevas tecnologías en el panorama militar con la llegada de la Administración Reagan y el debacle de la U.R.S.S no fueron impedimento para que Hollywood se implicara en proyectos enteramente comerciales y destinados al entretenimiento en que la valúa humana prevalecía sobre la modernización de esos terrores tecnológicos. Clint Eastwood dejó muy clara su posición con la sugerente e infravalorada “Firefox” (1982) en que pilotaba un omnipotente caza propiedad de los rusos, mientras que en la televisión empezaba a desarrollarse la carrocería del coche fantástico “Knight Rider, 1982) o la moto de “El Halcón Callejero” (Street Hawk 1985), aunque éstos dos formatos no se implicaban en la situación política global del momento. Solo mostraban lo magníficamente eficaces que podían ser sus prototipos desarrollados con la más avanzada tecnología.

Incluso en el caso del “El Trueno Azul”, que tuvo su serie propia un año después, interpretada por James Farentino y Dana Carvey, insinuaba su demostración de poderío frente a un nuevo enemigo y real como la vida misma: la delincuencia en las calles y, añadido de Ciencia-Ficción, un superhelicóptero como vigilante de la noche. Pero nada es perfecto según la trama de la película de Badham lo que nos tenemos que centrar. El recelo y la duda que despierta en un oficial de la policía de los Ángeles (interpretado por Roy Schreider) encargado de pilotar le lleva a enfrentarse a un antiguo oficial y colega en Vietnam (Malcolm McDowell marcándoselas tan de villano como siempre) que hará lo posible para encubrir los asuntos turbios en tan sofisticado montón de chatarra volador.

Una delicia de los años ochenta, única en su momento que aunque no gozó de una merecida popularidad, siempre quedará como una de las cintas de entretenimiento más salvables de esos tiempos en que los efectos especiales empezaban a tener más énfasis que los argumentos planteados.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Abducted in Plain Sight
Abducted in Plain Sight (2017)
  • 6,2
    540
  • Estados Unidos Skye Borgman
  • Documentary, Jan Broberg, Mary Ann Broberg, Bob Broberg, ...
6
EL PEOR CRIMEN NO ÉS EL SECUESTRO
Reconstrucción en formato documental de uno de los tantos y más estrafalarios episodios bizarros que rellenaron la Crónica de Sucesos norteamericana que, enterrado y olvidado en el tiempo, ha salido a la luz en lo que pretende ser un sucedáneo de ese notable correctivo contra la falsa moral que comportó otro, y más que notable, documento que generó controversia como “Capturing the Friedmans” (2004) de Andrew Jarecki.

Presentado como un algo gastado pastiche a lo Instagram para resaltar el momento de una época (en plena década de los lejanos años setenta), la realizadora Skye Borgman nos adentra en el clásico círculo de amistades familias de clase media trabajadora y mancilladas por la religión y, que, les une estrechamente al resto de los miembros de su comunidad (barbacoas en el porche, los pasteles de bienvenida a los nuevos recién llegados, las reuniones entre vecinos y amigos,…) todo preparado para generar un peligroso caldo de cultivo para que precipitadamente aparezca el más absorbente de los sociópatas dispuesto a hacerse poseedor de la buena fe de los demás con el fin de alcanzar el peor y más monstruosos de los objetivos.

La principal víctima no solamente fue la pequeña Jan Broberg (ahora una reputada actriz y escritora) sino también sus dos hermanas y sus padres, atraídos por la simpatía e inteligencia de su nuevo amigo, Robert Bertchold, también padre de familia y aparentemente muy unido a los suyos.

Entre declaraciones de testimonios, víctimas y algún que otro agente del FBI, el documental va recomponiendo un caso que dejó comprometidos a algunos de los mismos, así como las absurdas pesquisas que se tomaron a la hora de investigar alguien tan absurdo y oscuro personaje que representaba Robert Bertchold.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Quién te cantará
Quién te cantará (2018)
  • 6,9
    5.561
  • España Carlos Vermut
  • Najwa Nimri, Eva Llorach, Carme Elías, Natalia de Molina, ...
7
IMITADORA EN ESCENA
Tercer largometraje del madrileño Carlos Vermut, que se ganó el respeto del público y la crítica con la más que interesante “Magical Girl” (2014), y ahora con su segundo film, rodado con más precisión y ambición sin olvidar la importancia que le da a los personajes, se inmiscuye en un “film de mujeres” en las que ellas toman las riendas en un drama planteado como un duelo de rivalidades interiores, y prácticamente rodado en los fríos interiores del fastuoso chalet de diseño frente al mar, residencia de una de ellas.

Lila Cassen (Najwa Nimri) una cantante en el ocaso que sufre de amnesia y con la fama a punto de quebrar por su larga ausencia en los escenarios y Violeta (Eva Llorach) una fan de su música son las dos protagonistas de éste pausado drama que va tomando las directrices propias del género pero tratadas con la más suma exquisita delicadeza (desde un harmonioso uso de la fotografía a los diálogos). Poco a poco Lila y Violeta van desnudando sus ansias, miedos, alegrías y esperanzas, cuando una es auxiliada por la otra… La excusa de la ayuda mutua para equilibrar y dar sentido a sus respectivas vidas queda plenamente en suspenso cuando se insinúa una cierta rivalidad entre las dos. Pero el duelo se basa en sus respectivas carencias (mientras una necesita recuperar la memoria y así cobrar nuevamente su vida de cantante, la otra se evade cantando sus canciones en el karaoke para huir de una hija bastante violenta e inestable interpretada con sutil eficacia por Natalia de Molina). Las conversaciones entre ellas irán ascendiendo en una amistad en la que se ven reflejadas anímicamente como dos gotas de agua.

Vermut se postula como un nuevo pedro Almodóvar, más reflexivo o, incluso me atrevería a decir más inquietante. Pero es un maestro de las secuencias pausadas, silenciosas y si, en este caso, precisa de claustrofobia, mejor. Para darle ambiente a una película de terror o suspense sería un maestro (la secuencia del sueño de Lila es muy de David Lynch), pero prefiere deambular en sus géneros favoritos fusionados entre la comedia y el drama.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Indochina
Indochina (1992)
  • 6,5
    4.537
  • Francia Régis Wargnier
  • Catherine Deneuve, Vincent Pérez, Jean Yanne, Dominique Blanc, ...
7
LEJANOS Y AÑORADOS DOMINIOS
Soberbio drama colonial que, como su título ya indica, nos situa en pleno clima de ebullición del sudeste asiático y cuando el dominio francés empezaba a quebrarse con un país que empezaba a partirse en dos. Francia llegaba a su fin en un tiempo de dominio fulgurante por parte de los terratenientes, funcionarios y militares establecidos allí desde un siglo atrás. Y unos años antes de que interrumpieran los norteamericanos con la más triste de sus guerras, ya se fraguaba un conflicto entre intereses franceses y los rebeldes nativos.

En ese marco de calma tensa nos adentramos en la historia de Élaine (Catherine Deneuve) y su hija adoptiva Camille (Linh Dan Pham). Viven de una explotación de caucho propiedad familiar de Élaine que, desdichada en el amor atiende por formalidad a las pretendentes peticiones del comisario Guy (Jean Yanne), a la vez que es seducida por Jean-Baptiste (Vincent Pérez) un oficial de la marina que, accidentalmente, conocerá a Camille tras sobrevivir a una emboscada.

Director y guionista de otras películas como “Los amores de una mujer francesa” (Une femme française, 1995) y “La Vida prometida” (Est-Ouest, 1999) Régis Wargnier elaboró un fresco romántico ambientado en la lejana francia colonial y presentadas como un paraíso a punto de perderse por las agitaciones sociales que acabarían desembocando en una guerra que el director de “La femme de ma vie” (1986) pasa por alto, más involucrado en escenificar una historia de pasiones y desengaños en uno de los lugares más exóticos de la Tierra.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Joe el Rey
Joe el Rey (1999)
  • 6,2
    274
  • Estados Unidos Frank Whaley
  • Noah Fleiss, Karen Young, John Leguizamo, Ethan Hawke, ...
6
RABIA Y JUVENTUD
Debut en la dirección de Frank Whaley, actor neoyorkino que, no gozando de la popularidad fuera de los Estados Unidos sí que le podríamos destacar en algunas intervenciones de secundario como en “The Doors” (1991) de Oliver Stone o “Pulp Fiction” (1994) de Quentin Tarantino. En la cinta independiente “El Factor Sorpresa” (Swimming with Sharks, 1994) de George Huang, se enfrentaba casi a muerte con un tiránico jefe interpretado por Kevin Spacey. Como realizador y actor a la vez debutó el drama “El Show de Jimmy” (The Jimmy Show, 2001) .

Un par de años antes se habia puesto detrás de las cámaras con “Joe, the King” (1998); un canto a la juventud marginal, acomplejada pero a la vez rebelde. Intentar superar los obstáculos de un egoista mundo que mira hacia otro lado, es el reto que intenta superar el protagonista que da título al film, Joe (interpretado por Noah Fleiss), explotado como lavaplatos en una cafeteria a la vez que es impopular en el colegio y que la ira de un padre alcohólico (Val Kilmer) solo es superable a una madre y hermano protectores.

Una buena muestra de la corriente de cine “indie” de finales de los noventa en que muchos actores apostaron, con mayor o menor fortuna, por dirigir historias más sencillas, personales o próximas a cualquier tipo de público sin necesidad de someterse a los poderosos credos del cine y la televisión.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
007: Alta tensión
007: Alta tensión (1987)
  • 5,5
    5.381
  • Reino Unido John Glen
  • Timothy Dalton, Maryam d'Abo, Jeroen Krabbé, Joe Don Baker, ...
6
EL BOND QUE NADIE QUERÍA
Después de la renuncia de Roger Moore a continuar con el personaje del agente británico más célebre de todos los tiempos, a Timothy Dalton le sonrió la oportunidad (llevaba casi veinte años persiguiéndola) de caracterizarse como un renovado y demoledor 007 y que seguiría contando con la dirección de John Glen (llevaba ya tres películas consecutivas de la saga como “Solo para tus ojos” (For your eyes only, 1981), “Octopussy” (1983) y “Panorama para matar” (A view to a kill, 1985).

En su nueva misión, James tiene que ayudar al general del KGB Georgi Koskov (interpretado por el actor holandés Jeroen Krabbé) a huir del telón de acero bajo un conducto que le llevará de Checoslovaquia a Austria y después de denunciar que otro general, Leomid Pushkin (John Rhys-Davies) está asesinando a agentes rusos y británicos. Al otro lado del telón de acero dejará una novia aficionada al violoncelo, (Maryam d, Abo como chica Bond que pasó sin pena ni gloria por el “hall” de la fama) que permanecerá bajo custodia de 007 al comprobar que ella ha intentado asesinarlo durante su huida.

Tratándose de la última de las íntegras adaptaciones de un relato de Ian Fleming, el flaqueo de ver a un Bond con cara de palo, algo esforzado y sudoroso con tan solo recitar una frase como si tuviera problemas de vejiga, se huele a lo lejos. Es cierto que Sean Connery, Roger Moore o el fugaz George Lazenby habían aportado ciertos roles distintos al personaje según sus caracterizaciones, pero a Timothy Dalton tal vez su James Bond le llegó tarde, precipitándose en su entrega en el papel que queda al borde del precipicio, a punto de arrojarse al vacío con una caída que ya se vería anunciada con la posterior e inmediata “Licencia para matar” (Licence to Kill, 1989). Como primera película de Dalton sobre el agente británico (falla el actor, eso sí), no está mal y su argumento se asemeja a un thriller de espionaje de vieja escuela a un “blockbuster” potencial. Entre los villanos destacar al secundario Joe Don Baker, un actor tejano que seguiría participando en la saga 007 al lado de Pierce Brosnan e interpretando al colaborador agente de la CIA, Félix Leiter.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cocktail
Cocktail (1988)
  • 4,9
    32.938
  • Estados Unidos Roger Donaldson
  • Tom Cruise, Elisabeth Shue, Bryan Brown, Lisa Banes, ...
6
CÓCTELES Y SUEÑOS
En el momento en que su carrera empezaba un asceso meteórico surgido en parte por su interpretación de Maverick en “Top Gun” (1986), Tom Cruise interpretó otros papeles algo menores en filmes que más o menos pretendian destacar el perfil de joven romántico, arriesgado y ambicioso como ya lo había hecho en “El color del dinero” (The color of the Money, 1986) o “Días de Trueno” (Days of Thunder, 1990).

La misma descripción se produce en “Cocktail” de Roger Donaldson, en que el protagonista de “Jerry Maguire” (1996), se caracteriza de Flannagan, un chico con perspectivas de futuro que tiene que ganarse la vida para pagarse los estudios. Detrás de la barra de los bares y aprendiendo de un jefe con quien rivaliza (Bryan Brown), su meteórico ascenso como todo un experto en servir los mejores cócteles le hace viajar a Jamaica después de Nueva York.

El australiano Roger Donaldson, que reiniciaría la nueva oleada de películas de catástrofes con “Un Pueblo llamado Dante´s Peak” (1997) y nos entretendría con “Trece Días”(2000), donde la tensión aumentaba en la Casa Blanca a raíz de la Crisi de los Misiles, aprovechó el filón de popularidad de Tom Cruise con ésta mezcla de comedia y drama, con la pegadiza y celebrada canción de Bobby McFerrin “Don´t Worry Be Happy”, a quien le secundan otro australiano, Bryan Brown, y las actrices Elizabeth Sue y Kelly Lynch.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Loving Pablo
Loving Pablo (2017)
  • 5,3
    3.216
  • España Fernando León de Aranoa
  • Javier Bardem, Penélope Cruz, Peter Sarsgaard, Julieth Restrepo, ...
5
LO NARCO SE LLEVA
Fernando León de Aranoa, respetado director que había bordado a la perfección cierta denuncia social con “Barrio” (1998), “Los lunes al sol” (2002) y “Princesas” (2005), contó con la pareja Bardem-Cruz para reconstruir el supuesto idilio que mantuvieron el narcotraficante Pablo Escobar con la periodista Virginia Vallejo.

Da igual como se enfoque el relato (por mucho que nos hayan mostrado en dos series de televisión, (y parece que la más interesante bajo sello colombiano) acerca de la biografía del principal jefe del cártel de Medellín, sino como lo cuentas y desde qué perspectiva. Pero el director de “Familia” (1996) ha aprovechado el filón de la pareja se actores españoles más reconocida internacionalmente para ultimar un film rodado en inglés y con el fin de dar más proyección internacional a la película y que le había dado mejor fortuna con la anterior e inteligente “Un Día Perfecto” (2015).

No le ha faltado de nada para ambientar a la perfección las localizaciones donde se movía el círculo íntimo de Escobar, es decir, Medellín y alrededores en su mayoría. Y ofrece la impresión de que se trata de un trabajo bien hecho pero por mero aburrimiento a arriesgarse con nuevos proyectos y habiendo gozado de una maratón sin descanso de la serie “Narcos”. Pero como he contado antes, de una historia sabida solo falta añadirle cierta perspectiva. Lo narco está de moda, lo narco atrapa, lo narco seduce y según el director que eres y como lo filmas, incluso acabarás perpetrando una contribución mucho más comercial que se hacías en la mayoría de tus películas.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pesadilla diabólica
Pesadilla diabólica (1976)
  • 6,0
    741
  • Estados Unidos Dan Curtis
  • Karen Black, Oliver Reed, Bette Davis, Burgess Meredith, ...
6
NO TAN DULCE HOGAR
Olvidada perla del género de terror en la deriva de la temática de casas encantadas y rodada en unos años en que el fantástico empezaba a estar condicionado por éxitos fulgurantes o, como en éste caso, peliculitas que no gozarían de la fama redundante que se merecían. Tampoco es que se trate de un film rodado con un gran sentido de la ambición pero la historia, aunque bastante simple, contienen los elementos que la hacen atractiva: familia que se instala en su nuevo hogar, ignorando que las paredes de la casa ocultan un secreto que poco a poco se irá desvelando cuando se manifieste a través de los incidentes que empezarán a acaecer. Un film que podría tener similitudes podría ser la notable “Al final de la Escalera” (The Changeling, 1980) de Peter Medak.

Estrenada originalmente como “Burnt Offerings”, el director Dan Curtis contó con la participación de Oliver Reed, Karen Black y una veterana Bette Davis secundada por un escalofriante Burgess Meredith que por aquellos tiempos ya entrenaba a Sylvester Stallone en sus inicios de la saga "Rocky".

Como film de terror funciona pese a quedar relegado como una cinta al olvido y con efectos limitados pero compensados, eso sí, por su sentido del suspense.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Castillo de naipes (House of Cards) (Miniserie de TV)
Castillo de naipes (House of Cards) (Miniserie de TV) (1990)
  • 7,8
    689
  • Reino Unido Paul Seed
  • Ian Richardson, Diane Fletcher, Susannah Harker, Miles Anderson, ...
7
GLAMYS, CAWDOR Y DESPUÉS REY
Miniserie de política-ficción basada en la novela de Michael Dobbs (también guionista) y que décadas después se adaptaría nuevamente por Kevin Spacey y Robin Wright en su codicioso plan para conspirar contra compañeros y rivales en los pasillos de la Casa Blanca. Pero tenemos que remontarnos a esa maravilla de la BBC y estrenada en su momento como “Castillo de naipes” dividida en tres etapas sobre el ascenso al poder de Francis Urquhart (Ian Richardson) un diputado del parlamento británico y jefe del partido conservador, convirtiéndose en hábil guía y narrador dispuesto a desvelar los entresijos y las miserias de su entorno profesional con el fin de alcanzar su objetivo oculto, tras la máscara de la modesta y exquisitez más “british” y diplomática posible; un lobo voraz escondido tras una piel de cordero.

Es con la sed de ambición de sus rivales por los que Urquhart, que maneja los hilos precisamente de sus excesivos comportamientos que rompen los códigos de conducta y buena praxis de su partido, intenta sacar provecho e invita al telespectador a ser partícipe de su agazapada conspiración en su escalada hacia la gloria: desde su despacho en casa, los corredores del Parlamento, o incluso en la azotea de la propia institución con el Big Ben como cómplice y testimonio.

La serie empezó a producirse en el si de una era post-Thatcher que preconizaba una etapa de crisis de liderazgo en la figura de un sustituto, relegado al final en la figura de un menos carismático John Major. Con un sentido de la sátira y humor negro intachables más la acertada credibilidad denotada en su dosis dramáticas, las infidelidades, los asesinatos y la erótica del Poder empiezan a tomar forma a medida que avanza una trama tal vez ya explicitada en las obras de Shakespeare, pero moldeada en el escenario, las circunstancias que se dan y en donde menos se las esperan: en el corazón de la ejemplar y diplomática política del Reino Unido.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica