arrow

Tideland (2005)

Tideland
Trailer
6,0
6.475
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
¿Qué ha empujado a Jeliza-Rose a trasladarse desde Los Angeles a una granja tejana? ¿Por qué su padre, ex guitarrista de rockabilly, ya no le habla? ¿Y quién hace todo ese ruido en el ático? Jeliza-Rose huye de su cruel infancia, dejándose arrastrar por su viva imaginación, para configurar así un mundo ficticio en el que las luciérnagas tienen nombre, los hombres de barro despiertan al atardecer, tiburones monstruosos nadan por las vías del tren y cabezas seccionadas de Barbies comparten sus aventuras. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Tideland
Duración
122 min.
Estreno
8 de junio de 2007
Guion
Tony Grisoni (Historia: Mitch Cullin)
Música
Mychael Danna, Jeff Danna
Fotografía
Nicola Pecorini
Productora
Coproducción GB-Canadá
Género
Fantástico Drama Drama psicológico Drogas Surrealismo Película de culto
"Radical, delirante, obscena, mágica, tan deslumbrante como cargante, tan repulsiva como sugerente (...) un canto al replanteamiento ético de la obra cinematográfica."
[Diario El País]
"O mejor: Tedioland. (...) un completo espanto. (...) profundamente aburrida e inane."
[Diario ABC]
5
Los efectos secundarios de la heroína by Jeliza-Rose AKA Alice
¿Tiene que o debe ser una película fácil?

¿Es una película simple la que tiene un argumento sencillo o simplemente no lo tiene?

¿Puede sentirse un espectador estafado por Terry Gilliam (nuevamente)?

¿Es “Tideland” la película mediocre e insufrible que ha pulverizado la prensa americana?

¿Debe ser una película aburrida?

¿Debe tener una crítica preguntas sin respuesta?


Efectivamente la respuesta a todas las preguntas anteriores es NO y a Gilliam le hubiese quedado mejor su filme si el metraje se hubiese reducido a 90 minutos. Si entre algunos detalles visuales estupendos, como esa casa que se sumerge en un imaginario mar, no tuviese cabida el tedio de numerosos tiempos muertos.

Tan fallida (resultan desquiciantes en algunas ocasiones las conversaciones de Jeliza-Rose con las cabezas de muñecas) como inteligente y fascinante (su desenlace y ese mundo donde se todos se convierten en muñecas inertes y con vida en otros).
[Leer más +]
63 de 99 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Entra en el peor de tus sueños y en la mejor de tus pesadillas
No es Tideland una película para todo el mundo. Desde su primera secuencia en al que Jeliza-Rose prepara un chute de heroína para su padre, Gilliam enseña sus cartas con una insobornable honestidad.
El solitario viaje de de la niña hacia el otro lado del espejo convierte a la Alicia de Carroll en la Carole de Repulsion.
Definitivamente huérfana la pequeña Jeliza-Rose tiene que inventarse una realidad alternativa para sobrevivir en la soledad de un campo de trigo y una mansión destartalada, con la compañía ocasional de un retrasado y una bruja con un ojo de cristal y aficiones taxidermistas.
A partir de entonces, Tideland nos impone la subjetividad de una mirada trastocada y poética, donde lo sórdido convive con lo lírico:

-Las luciérnagas comparten espacio con cadáveres disecados

-Las cabezas de tres inquietantes muñecas se comunican con la inocencia esculpida en mármol de la niña

-La pedofilia y la necrofilia asoman la nariz a un mundo donde luz y oscuridad es lo mismo.

En esta película Gilliam eleva al cuadrado su perturbadora imaginación en una película tan extrema en cuanto sórdido y hermoso como un parto.
[Leer más +]
29 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil