arrow

Laura (1944)

Sinopsis
El detective Mark McPherson investiga el asesinato de Laura, una elegante y seductora mujer que aparece muerta en su apartamento. McPherson elabora un retrato mental de la joven a partir de las declaraciones de sus allegados. El sugestivo retrato de Laura, que cuelga de la pared de su apartamento, también le ayuda en esta tarea. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Laura
Duración
88 min.
Guion
Jay Dratler, Samuel Hoffenstein, Betty Reinhardt (Novela: Vera Caspary)
Música
David Raksin
Fotografía
Joseph LaShelle (B&W)
Productora
20th Century Fox
Género
Cine negro Intriga Drama
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Vera Caspary
"Obra maestra (...) y es que el rostro de Gene Tierney enamora a tres personajes, a la cámara, a los espectadores, al acomodador y hasta a las butacas de cine"
[Cinemanía]
8
Necrofilia, cinefilia y otras filias
1) Perdición (Double Indemnity, 1944)

- El cine en negro sobre negro.
- La puesta en escena puede ser un mecanismo de relojería.

[Atmósfera]
===

2) El sueño eterno (The Big Sleep, 1946)

- Dos personajes masculinos en un invernadero: empatía y sudor a ras de plano.
- Dos personajes masculinos, una máquina de escribir y una bañera. La sonrisa oblicua de McPherson (Dana Andrews).

[Tono]
===

3) El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard, 1950)

I shall never forget the weekend Laura died.
[Nunca olvidaré el fin de semana en que Laura murió.]

Así comienza la película, con la voz del ácido y cínico Waldo Lydecker. [spoiler(*)]

[Perspectiva]
===

4) Vértigo (Vertigo, 1958)

Fascinación enfermiza [spoiler(**)]

[Hipnosis]
===

5) La huella (Sleuth, 1972)

El arte de actuar. Desde Gene Tierney (el rostro) hasta Judith Anderson (la sobriedad), pasando por Vincent Price (el apuesto caradura), todos están maravillosos.

El duelo interpretativo entre Clifton Webb y Dana Andrews no tiene nada que envidiar al protagonizado por Michael Caine y Laurence Olivier.

[Actores]
===

6) Twin Peaks, 1990

- El enigma, la obsesión y la locura.
- El pájaro, ‘testigo’ del asesinato de Laura Palmer, se llama Waldo.
- Diane [spoiler(***)]
- El asesino [spoiler(****)]
- Fetichismo: El diario de Laura Hunt / Laura Palmer
- Fetichismo (bis): El retrato de Laura Hunt / Laura Palmer

Un homenaje en toda regla por parte del genio de Missoula.

[Talento]
===

7) El retrato oval, de Edgar Allan Poe

“Y, en verdad, algunos que contemplaban el retrato hablaban en voz baja de su parecido como de una asombrosa maravilla, y una prueba tanto de la excelencia del artista como de su profundo amor por aquella a quien representaba de manera tan insuperable.”

“Había descubierto que el hechizo del cuadro residía en una absoluta posibilidad de vida en su expresión que, sobresaltándome al comienzo, terminó por confundirme, someterme y aterrarme.”

[Literatura, en versión de Julio Cortázar]
===

8) Laura, 1944

La transparencia en la dirección, lograda aquí por Otto Preminger, no está al alcance de cualquiera. Hay travellings tan certeros como un verso de Virgilio.

[Cine]
[Leer más +]
108 de 131 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
EL MISTERIO DE LAURA HUNT
El director vienés Otto Preminger firma aquí una maravillosa película en clave de thriller en el año 1944 (durante la segunda guerra mundial).

Dotada de un brillante y ágil sentido del ritmo narrativo, Preminger se vale de la voz en off del lenguaraz, despótico y esencialmente egoista periodista de artículos de sociedad y programas radiofónicos el inefable Waldo Lydecker (Clifton Webb) quien poco a poco y a través de las investigaciones llevadas a cabo por el autocomplaciente teniente de policía Mark MacPherson (Dana Andrews) describe con absoluto apasionamiento y sutileza lírico descriptiva sus experiencias vitales con la enigmática protagonista Laura (Gene Tierney) durante el largo fin de semana que supone el horizonte temporal de la película y en el que se desarrollan de manera vertiginosa los terribles y reveladores acontecimientos.

Preminger cincela sutiles trazos que describen con absoluta maestría narrrativa los poderosos personajes que llenan la trama.

MacPherson interroga a todos los sospechosos; desde el mencionado Waldo, pasando por un pusilánime playboy Shelby (Vincent Price), pretendiente de Laura y a su vez al amparo de la tía de ésta, Ann Treadwell (Judith Anderson) quien no duda en plantear a su sobrina la conveniencia de que la ceda el "privilegio" de usufructuar los servicios del apuesto playboy, ya que sólo a una persona mala como ella le conviene una persona tan mala y miserable como Shelby, un bala perdida y correveidiles de modelos de segunda.

Incluso la asistenta de hogar de Laura, Bessie es sospechosa de los oscuros acontecimientos de que somos testigos.

Una imagen para el recuerdo del cinéfilo; cuando MacPherson hace una especie de tercer grado a Laura bajo la potente luz cegadora de una lámapara proyectada sobre el bellísmo y delicado rostro de Laura.

Una escena fetiche; cuando MacPherson arroja el albornoz a un completamente desnudo Waldo mientras esboza una sonrisa burlona no se sabe bien por qué aunque se intuya el motivo.

Un retrato, un reloj de pared y miles de motivos más para no perderse esta historia intemporal y magistral de la sempiterna historia del cine.
[Leer más +]
69 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil