arrow

Rebobine, Por Favor (2008)

Rebobine, Por Favor
Trailer
6,3
18.293
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jerry (Jack Black) es un joven que intenta sabotear una planta de electricidad que, según él, es la causa de sus dolores de cabeza. El problema es que el intento de sabotaje causa daños en su cerebro, que, al quedar magnetizado, causa la destrucción de todas las películas de la tienda de un amigo suyo (Mos Def). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Be Kind Rewind
Duración
101 min.
Estreno
11 de abril de 2008
Guion
Michel Gondry
Música
Jean-Michel Bernard
Fotografía
Ellen Kuras
Productora
New Line Cinema
Género
Comedia Fantástico Cine dentro del cine
"Una de las películas más libres, divertidas y, a la vez, conmovedoras de esta temporada (...) No hay nada que no resulte insólito o hilarante"
[Diario El País]
"Continuos homenajes a muchas de las grandes películas por medio de simpáticas y, a veces, excesivas caricaturas. Para ello, y es lo malo, han sacrificado el guión y un mínimo de verosimilitud (...) Puntuación: ★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
8
La nueva joya (im)perfecta de Michel Gondry
Al princio cuesta 'meterse' un poco en este film (por la trama, el tono, etc), pero una vez dentro no quieres salir.

Uno de sus puntos fuertes es sus constantes referencias a miles de películas con las de hemos crecido: el póster de Buscando a Eva -¿casualidad? ¿no se acercan los protagonistas al cine como Brendan Fraser al amor?- que preside el videoclub, la loca que necesita ver Paseando a Miss Daisy, y por supuesto, todas las películas que los protagonistas recrean (Jack Black se magnetiza y borra todas las cintas del videoclub de su amigo, hecho que los lleva a volver a filmarlas cámara en mano, de un modo totalmente amateur pero rebosante de originalidad y gracia): Los cazafantasmas, Robocop, El rey león, Regreso al futuro, Hora punta II, 2001: una odisea en el espacio... Es aquí donde todo el talento y la imaginería visual de Gondry alcanza su pleno rendimiento, y donde más disfruté -como un auténtico niño, al igual que el que hace años se deleitaba con los viajes lunares de Méliès-.

Creo que con Be Kind Rewind Gondry no busca mofarse de las películas comerciales (y quizás por eso el film acabe siendo más comercial de lo que el director nos tiene acostumbrados), a todos esos deliciosos films de los 80 y compañía (él mismo es un acérrimo fan de Regreso al futuro), sino a las comercialización impersonal de esas películas (que por otra parte, es lo único que las financia y permite que existan). Parece que diga: las películas como Robocop me encantan, me gustan tanto que quiero homenajerlas, lo que no me gusta es el marketing que las rodea, el mercado que corta el vuelo de todos esos artistas (piensen en el personaje de Sigourney Weaver). Come de la mano que le alimenta, al igual que El club de la lucha. Reivindica el cine como un arte libre desde una multinacional, porque es el único medio que le permite hacerlo a gran escala. Las mismas contradicciones de siempre, la misma vieja dicotomía arte/industria del cine (que a mí me encanta).

Fats Waller era un artista del jazz que hizo de su arte su vida, a pesar de todos los inconvenientes. Michel Gondry es Fats Waller (ese pianista con manos de oro ignorado por la crítica), y Mos Def es Michel Gondry, un Michel Gondry que, apoyándose sobre todo lo que le alimentó en sus inicios, acaba emergiendo como el dios/creador de un mundo imaginario maravilloso, tan maravilloso como ese documental sobre un Fats Waller imaginario que vivió en Passaic, Nueva Jersey.

Y sí: también es una excelente comedia.
[Leer más +]
99 de 121 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
[REB], por poner algo
¡Oh! - dice el gafapastas tras salir del cine - ¡Se han atrevido a parodiar 2001! ¿Horror o maravilla? Debo meditar sobre ello. La verdad es que han citado tantas películas de culto que mis ojos no han podido evitar que saliesen las lágrimas. Su humor intelectual y a la vez suburbano inspirado en el teatro de lo absurdo es refrescante y novedoso. ¿Será la parodia de 2001 la mejor referencia cultural de los últimos 13 años y medio?
¡Guau! - dice el espectador común, tras tirar su bol de palomitas - Tío, es la polla. Todo lo del magnetismo es la leche. ¿Te acuerdas cuándo los rayos? ¡Jajajajaja! ¿Y cuando se pone a mear en la calle? ¡Juas! Es la ostia. Y lo de los cazafantasmas mola un huevo. Es verdad, es verdad, "la ley de Robocop". ¡Jajajajaja!
¡Arrrffff! - dice el cani tras tunear su buga - ¡Mooolaaaa!
¡Quién lo diría! - dice la anciana mientras cojea de vuelta a casa - Era muy bonita, la verdad. Casi se me escapa una lágrima.
¡Uhmf! - dice el crítico, con el bloc en la mano - Esta bastante bien, pero peca de un humor demasiado particular, que no agradará a todo el mundo, aunque reconozco que a mi me ha gustado. Además, es demasiado... como lo diría... complaciente. Bueno, Gondry lo reconoce durante la película, también es verdad. En todo caso, el tono cuasi absurdo de la obra no acaba de mezclar bien con el toque dramático de otros momentos, y estropea la evolución de los personajes. Una buena película pero Gondry no consigue, de nuevo, superar a la magnífica "¡Olvídate de mí!"
¡Ostia! - dice uno, que pasaba por ahí - Pues si todos esos tíos raros que hablan en alto por la calle como yo dicen eso, va a haber que ir a verla. Un segundo, perdone señor - dice el tío, dirigiéndose al crítico. - ¿Es usted crítico?
¡Ajam! - responde este. - Lo soy.
¡Bien! - dice el tipo, sonriente. - Entonces, francamente, su opinión me importa un bledo.

PD: El mono tiene personalidad múltiple, asi que manteneos alerta.
[Leer más +]
74 de 104 usuarios han encontrado esta crítica útil