arrow

Corazón puro (2017)

Corazón puro
Trailer
6,4
95
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Agnese y Stefano son muy diferentes. Ella sólo tiene 17 años, vive con su madre y está a punto de hacer voto de castidad hasta el matrimonio. Él es un hombre de 25 años, con un temperamento violento y un pasado turbio. Su inesperado encuentro despierta un sentimiento de pureza. Pero cuando hacen el amor por primera vez, la ilusión de pureza de Agnese se rompe. Siente que ha traicionado sus ideales y toma una decisión extrema para intentar borrar su pecado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Cuori puri
Duración
115 min.
Estreno
8 de diciembre de 2017
Guion
Adriano Chiarelli, Roberto De Paolis, Luca Infascelli, Carlo Salsa, Greta Scicchitano
Música
Emanuele de Raymondi
Fotografía
Claudio Cofrancesco
Productora
Young Films
Género
Drama
6
Crítica de Corazón Puro por Cinemagavia
La película Corazón Puro, supone el debut en la realización del italiano Roberto de Paoli y está producida por Young Films, productora fundada por el propio director. La cinta está protagonizada por Simone Liberati y Selene Caramazza, que al igual que el director también ha sido su primer trabajo en la gran pantalla. Ambos interpretan a dos jóvenes procedentes de entornos sociales diferentes y distantes que al final se unen e identifican entre sí. Corazón Puro fue seleccionada para la Quincena de los realizadores en la 70 edición del Festival de Cannes y ha ganado el premio de Mejor Actriz (Selene Caramazza) en el pasado Festival de Cine Europeo de Sevilla.

Caramazza interpreta a Agnese, una chica de 17 años, a punto de cumplir los 18. Es muy católica y devota, que ha prometido mantener su virginidad hasta el matrimonio. Tiene una madre muy controladora y posesiva, que teme que su hija pueda desviarse por el mal camino. Por otro lado, Liberati encarna a Stefano, un chico de 25 años, con una vida algo movida y metido en líos, con carácter violento y un oscuro pasado. Entre ellos surgirá una cercana y amorosa relación que irá en contra de los ideales de ella.

Roberto De Paolis primero apuesta por presentar a los personajes por separado. Vemos como es su vida, sus familias, a qué se dedican, cuales son sus motivaciones, de esta forma podemos empatizar más fácilmente con alguno de los personajes. La trama se desarrolla con lentitud, en la que el director prefiere apostar por lo reflexivo en vez de mostrar el simple romance entre dos chicos totalmente opuestos. Por un lado, en el personaje de Agnese se representa todo ese conservadurismo que rodea a la Iglesia y a la religión católica, el cumplimiento de la moral, las leyes sagradas y el pecado, siempre presente en el ser humano.

Por otro lado, Stefano es un claro reflejo del mundo de las calles y los suburbios, la inmigración, la pobreza, la delincuencia, un realismo social crudo y directo que deja claro los problemas e imperfecciones de la sociedad. Abundan los planos cerrados, personajes caminando con una perspectiva tomada desde la espalda, buscando lo cercano e íntimo, y así dar una mayor sensación de agobio. Los primeros planos también están muy presentes a lo largo del film, captando muy bien las miradas, ya que a veces expresan más que las propias palabras.

En definitiva, Corazón Puro es una propuesta interesante que se aleja de los típicos romances imposibles entre una “chica buena e inocente” y un “chico malo y rebelde”. El amplio repaso temático y social resulta muy creíble, aunque en ocasiones no evite caer en el mero cliché y en sensacionalismos. Una película con carácter y personalidad propia pero que le falta ambición y ritmo, algo que puede producir un cierto aburrimiento. A pesar de todo ello, es compensada con un inesperado y abierto final que hace replantearse los valores del resto del film.

Escrito por Aitor Gallego
https://cinemagavia.es/corazon-puro-pelicula-critica/
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Cuando toda acción conlleva una reacción previsible y presumible...
El trabajo, directo y claro, del director no queda en la mera circunstancia, en el ejemplo grácil, si no que lo intenso de la historia, de la trama, es la universalidad del fondo, de cómo realizar un trabajo bien definido sin caer en lo circunstancial y en lo anecdótico. El guion se suma a la apertura de los géneros fílmicos, con planos cerrados, en movimiento, en la búsqueda de lo cercano y lo real, añadiendo agobio a la atmósfera del film. Las interpretaciones buscan la visceralidad, parcas en palabras son más insinuaciones que implementación ortodoxa de ideas. Los gestos, las miradas y sobre todo las acciones de sus protagonistas marcan las tramas hasta el final... donde, acorde a lo narrado lo deja en ese punto interpretable abierto.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica