arrow

El estudiante (2011)

El estudiante
Trailer
6,4
1.501
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Roque Espinosa llega a Buenos Aires para estudiar en la Universidad. Sin embargo, pronto se da cuenta de que no tiene vocación para el estudio. Se dedica entonces a deambular sin rumbo por la facultad y a hacer amigos. Paula, una profesora de la facultad, lo introduce en política. Roque empieza a asistir a las reuniones del partido y a relacionarse con otros militantes. Así conoce a Alberto Acevedo, un viejo político que, desde su cátedra, se dedica a formar a los cuadros del partido. A su lado, Roque aprende los entresijos de la política y se convierte en un dirigente estudiantil, Por fin, ha encontrado su vocación. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Argentina Argentina
Título original:
El estudiante
Duración
124 min.
Estreno
2 de agosto de 2013
Guion
Santiago Mitre
Música
Los Natas
Fotografía
Gustavo Biazzi, Federico Cantini, Soledad Rodríguez, Alejo Maglio
Productora
La Unión de los Ríos / Pasto Cine / El Pampero Cine
Género
Drama Política Colegios & Universidad
5
La política como enfermedad infecciosa
Interesante intento por construir una reflexión contemporánea y rioplatense sobre las características malsanas del poder, de la toxicidad visceral de la política, de la anemia de escrúpulos que preside los tejemanejes del mundo universitario, politiqueos de salón, arribistas de cloacas varias. El localismo de la cinta frena y dificulta el cabal seguimiento y comprensión de la trama, pero se puede extrapolar con facilidad (atando cabos donde falta información o comprensión), porque reconocemos patrones y caracteres de similares hechuras y torva catadura moral.

El problema mayor de la cinta – que se ve con prudente interés y embridada admiración – es que es lenta, previsible, confusa y llena de lugares comunes y en exceso deudora de una geografía local que impide su comprensión y seguimiento. El protagonista es atractivo (en más de un sentido) y los personajes están bien dibujados, pero pasado un rato no hay evolución, todo se estanca y uno se queda con la sensación de poder haber asistido a algo mucho mejor, más entretenido y trascendente pero todo se ha quedado en un cúmulo de promesas incumplidas. No es de extrañar que el estudiante deje de estudiar porque el aire de esa universidad es irrespirable.

Al final uno se queda con la sensación de no haber malgastado el dinero de la entrada, pero que quizás hubiese hecho mejor en ir a ver otra cinta, porque ésta se queda corta, propone más de lo que ofrece, plantea más de lo que resuelve, apunta más de lo que es capaz de digerir. Y acaba aburriendo por previsible, redundante, repetitiva y por tener un final arbitrario que contradice todo lo que hemos ido viendo hasta ese momento. Una decepción.
[Leer más +]
20 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un excelente retrato de la realidad
“El Estudiante” es una excelente película, que demuestra que no son necesarios los multimillonarios presupuestos para lograr impactar y retratar la realidad. Lo más importante es el talento, y Santiago Mitre lo despliega en esta película por montones.

“El Estudiante” es un retrato a la política latinoamericana, un retrato a la decadencia académica e institucional de las Universidades “populares” latinoamericanas (entiendo estas como universidades masivas y estatales que constituyen el anhelo de la izquierda americana) y un retrato a la forma en que se hace política en las Universidades. “El Estudiante” es un reflexión de como los centros de pensamiento se ven instrumentalizados por los intereses de poder de sus miembros.

Roque Espinosa representa a aquel político de pocas convicciones, no tiene formación ideológica y tampoco posee una visión política muy definida (simplemente no le interesa la política). Roque no sólo no tiene vocación para el estudio, tampoco tiene vocación por el esfuerzo, quiere éxito rápido, que le permita llevar una vida con las cosas que realmente le interesan: las mujeres. Paula representa una vocación política sincera, pero demasiado honesta como para tener éxito en la política. Alberto Acevedo representa la ambición, de aquel académico que instrumentaliza su cátedra para sus propios fines, dedicarse a formar a los cuadros del partido. Alberto Acevedo predica una crítica al modelo oficialista de la Universidad, pero en el fondo los Albertos Acevedos son el principal problema de la decadencia de la Universidad, personas que relativizan su mediocridad académica a cambio de los espacios de poder.

Al lado de su lado de Alberto, Roque aprende las “maquinaciones” de la política y se convierte en un dirigente estudiantil, más en base a su talento para los artilugios, que a sus postulados y convicciones políticas. “El Estudiante” es una interesantísima reflexión sobre el poder, de lo inescrupuloso del poder y de la realidad de Latinoamérica a principios del siglo XXI.

La película tiene un excelente ritmo, muy buenos diálogos (incisivos y sutiles), excelente ambientación y un guión notable. Las actuaciones son bastante buenas, en especial las de Romina Paula y Ricardo Félix.

La mayor debilidad de la película es el final, muy cerrado, demasiado evidente, demasiado esperanzador para una realidad tan desoladora. ¿Es factible retirarse cuando uno ya está completamente metido? Quizás hubiese sido mejor un final más abierto, en eso la película no pudo generar lo que genero el final de El Padrino (película bastante referencial cuando uno está viendo “El Estudiante”)
[Leer más +]
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil