arrow
Críticas de Jinx_888
Críticas ordenadas por:
La mujer sin cabeza (La mujer rubia)
La mujer sin cabeza (La mujer rubia) (2008)
  • 5,9
    1.379
  • Argentina Lucrecia Martel
  • María Onetto, Claudia Cantero, César Bordón, Daniel Genoud, ...
7
Minuciosa
Lucrecia Martel pone termino a “la trilogía de Salta” con la película más diferente de las tres Con una historia menos personal (menos basada en su propia experiencia), la menos coral (está película tiene un personaje central muy marcado) y la supuestamente más política (así lo han descrito varios críticos y la propia autora, como un intento más marcado de critica social).

Vamos por parte….

La trama….una mujer odontóloga que un día atropella a algo en la carretera. Ese algo de seguro es un perro, pero puede que sea un niño también. Como ella no sale del coche, ante el shock del incidente, ni ella misma sabe si atropello a un niño o sólo a un perro. Desde ahí la conciencia comienza a arañar. Tanto ella como el espectador van sumiéndose en la duda. Tanto en “La ciénaga” como “La niña santa” fueron ejercicios más bien de cine personal, con la creación de universos íntimos e historias más bien ligadas a la propia historia personal de la directora, en cambio “La mujer sin cabeza” es una historia más universal, pero no por eso más interesante.

El estilo…la película conserva el “estilo” Martel, el énfasis no está en lo visible sino lo sutil, todo lleno de detalles tratados con suma prolijidad. Se trata de un relato realista, con un uso de la cámara y los planos completamente realistas. El espectador no maneja más información que la protagonista, sus dudas también son las nuestras. Es el estilo Martel, un relato íntimo, con uso de las cámaras completamente alejado del estilo hollywoodense, con planos muy cuidados, pero no explícitos.

El género….si bien la directora es amante del cine de terror y trato de introducir en “La mujer sin cabeza” elementos de este género, la película cuesta sentirla como una película de terror.

Psicológica y sociológica…..la película explora temas psicológicos a través de la vida cotidiana, la directora va haciendo un retrato psicológico de la protagonista, eso es muy propio del “estilo Martel”, con una destacada capacidad para realizarlo. “La mujer sin cabeza” le hace honor a su título, ahonda el tema de la conciencia y cómo podemos adormecerla, en definitiva, autocortarse uno mismo la cabeza para no pensar.
Si bien siempre (en sus dos películas anteriores también) Martel ha tenido intenciones de hacer una crítica social, en esta película es mucho más clara la intención. Martel crítica a las clases acomodadas, tras el crimen los ricos a través de las comodidades, la falta de "conciencia" o de vergüenza, van olvidándose de lo acontecido (lo tapan). El auto, como figura critica: encerrados en aquellas maquinas los ricos pueden pasar a llevar a los pobres. Lucrecia Martel siempre critica de la clase alta argentina, a la cual la muestra en constante decadencia, la retrata a través de personajes pasivos, desencantados y estancados.

Si tengo que hacer una evaluación de “La mujer sin cabeza” el saldo es positivo, como es costumbre el trabajo de Lucrecia Martel es muy riguroso y logra un interesante ejercicio cinematográfico. Pero, si bien el saldo es positivo, la película no es redonda, tiene flancos. Lucrecia Martel no logra encajar una crítica social robusta, la parte sociológica o más bien intelectual parece no ser su fuerte, obviamente esto no quiere decir que sea muy débil, respecto al cine comercial es bastante asertiva, pero definitivamente le falta. Su crítica a los ricos (o a la religión en sus otras películas) parece ser un poco caricaturesca, propia de una izquierda latinoamericana muy consumida por los clichés. Su discurso contra las clases altas suena a repetido. Además, Lucrecia Martel tiene un defecto que a mi en lo personal me cuesta: un pesimismo permanente, excesivo. Por otro lado, pese a que la actuación principal es buena, pese a que la dirección es excelente, el espectador nunca logra un acercamiento total con el personaje, cuando llega el final de la película no importa mayormente la resolución final de la misma, desde una perspectiva de empatía con el personaje. Pero no es por una carencia técnica o de actuación, es más bien una deficiencia del guion.

Sin duda Lucrecia Martel tiene un talento innato, para lo que significa filmar. Técnicamente es una superdotada. Pero le falta la chaucha para el peso, si hace un cine de tono cien porcientos reflexivos, le falta mayor robustez en sus reflexiones, las que por cierto están narradas con un virtuosismo a toda prueba desde una perspectiva de las herramientas cinematográficas (dirección, uso de cámaras, fotografía, sonido, ritmos narrativos, etc).
Vea “La mujer sin cabeza”, no se arrepentirá.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
La niña santa
La niña santa (2004)
  • 6,5
    1.770
  • Argentina Lucrecia Martel
  • Mercedes Morán, Carlos Belloso, Alejandro Urdapilleta, María Alche, ...
8
Sútil y sugerente
“La Niña Santa” es de esas películas interesantes, rica en sutilezas y sugerencias.

Lucrecia Martel tiene una capacidad increíble para crear atmosferas en sus películas, su manera de filmar, de relatar, de ambientar, de crear climas, etc, logra que el espectador se vaya quedando con las sensaciones que la directora quiere transmitir. En “La Niña Santa” una sensación de encierro y podredumbre esta excelentemente lograda. Todo esto se logra mucho más a partir de lo que no se dice, que de lo que se dice. La directora es capaz de transmitirnos olores a través de la pantalla, sin que haya diálogos de ellos. Lucrecia Martel: una directora llena de talento, que es capaz de transmitirle al espectador sensaciones que son muy difíciles en generar a través del cine, a puro talento y sin emplear clichés baratos. Sin describir explícitamente lo que se quiere transmitir, sino que, empleando las miradas, los susurros, los gestos, un montaje adecuado, un ritmo adecuado, etc, se trata más de sugerir que de explicar, más de suscitar la reflexión más que de entregar certezas. Una capacidad admirable para dirigir a sus actores, sacándole rendimientos sobresalientes, de rostros sin maquillaje que muestran gente común, que no parecen actuar.

Por otro lado, su fuerte no es la crítica social o filosófica. Si bien obviamente sus películas están muy sobre la media del cine moderno en términos de reflexión, no son geniales en este aspecto. El fuerte de Lucrecia Martel es su capacidad de transmitir y dirigir, más que el contenido político-social, aunque sin carecer de este.
Para algunos la película puede resultar confusa y lenta, eso sólo se explica por lo mal acostumbrado que estamos en la actualidad a un cine demasiado explícito y “simplón”, carente de profundidad, rápido y burdo. Claramente para quienes buscan eso, esta no es su película. Sin duda este no es cine fácil y exige a un espectador comprometido y dispuesto a apreciar este tipo de lenguaje cinematográfico.

“La Niña Santa” trata de una clase media provinciana venida a menos, llena de vacíos existenciales, trata de la incomunicación y de la rutina. El escenario es un hotel de provincia venido a menos, pero un hotel muy distinto al Hotel Overlook. Martel a diferencia de Kubrick no sobrevuela el sitio para situarnos en él, para dimensionarlo y entender su distribución interior. En el hotel Termas nunca terminamos de descifrar como es su repartición, nunca terminamos de entender donde terminan las piezas de huéspedes y comienzan las de los dueños. Ese es parte del encanto, lo enigmático. Lo único que sabemos de él es que tiene un ambiente putrefacto (por algo pasa continuamente la niña con el aerosol para olores) y que es decadente. Este es el microcosmos en que nos sitúa Lucrecia Martel.

Dentro de este ambiente podemos situar a Amalia y Josefina, dos estudiantes de secundaria, que están en un curso literario-religioso. En ese contexto de religiosidad (pese a no tener su contraparte religiosa en la casa, dado que la madre de Amalia, Helena, parece interesarse muy poco por el tema), transita el despertar sexual de las niñas. Entonces la historia es un juego entre, por un lado, la búsqueda espiritual de responderse la pregunta “¿Qué queréis, Señor, ¿de mí?” (¿Cuál es mi vocación?). Y por el otro lado la exploración sexual de las jóvenes.

En ese contexto, llega al hotel (del cual Helena es dueña) una comitiva de huéspedes dado que se desarrollará un congreso de médicos en el lugar, entre ellos Dr. Jano. Helena siente atracción por este médico, pero desconoce que él ha tenido un intento de acoso con su hija Amalia, Ahí comienza la casería, Amalia se convierte, sin percatarse, en la cazadora del Dr. Jano.

Él va sintiendo como “la cazadora” Amalia se le va acercando: primero es una mujer x, luego un poco más cerca cuando le vio el rostro, un poco más cerca cuando se percata que merodea el hotel, más cerca cuando se percata que está en el hotel y el mundo se le viene encima al percatarse que es la hija de Helena. El acosador se empieza a ver lentamente cercado, pero la cazadora no se siente cazándolo, sino que lo interpreta como una señal divina de que tiene que salvarlo (encontró su misión). Jano cree que Amalia lo quiere destruir, Amalia interpreta que lo quiere salvar. Lo cierto, es que independiente de las intenciones, el mundo de este médico está a punto de desplomarse.

Para mi entre las deficiencias de la película -que en general es excelente y muy recomendable- encuentro:

(1) El personaje de Freddy, innecesario y redundante en mostrar el fracaso matrimonial de los hermanos y su incapacidad de lidiar con la adultez.

(2) El exceso de simbolismos, un ejemplo es la secuencia en que Amalia decide confesar a Josefina que ha encontrado su misión, momento en el que un hombre desnudo cae frente a la ventana, acto seguido la madre diciendo ‘hay que llamar a una ambulancia’ y luego hay un corte y, justo en la siguiente escena, vemos el cuerpo de una mujer, bocabajo, sobre una cama, con los brazos en posición torcida, como si acabara de tener un accidente. La directora juega con la asociación entre imágenes y diálogos, la desconexión con la realidad y las realidades. Para mí resulta excesivo.

(3) No termino de entender la obsesión de Martel con el agua-piscinas, ahí donde se junta la bondad con la maldad. He establecido cientos de teorías, todas muy razonables, todas demasiado rebuscadas.

(4) La descripción de la búsqueda espiritual me produce una relación dicotómica, por un lado, entiendo que es precisamente una forma en que se le presenta la religiosidad a muchas personas. Pero por otro lado entiendo que es una descripción media peyorativa de la autora con la religión, más a partir de sus prejuicios, sus experiencias y también sus ignorancias con el tema. Es una visión muy militante, desde la postura crítica, tan critica que pierde un poco de “juego” para establecer una reflexión más rica.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Las chicas del cable (Serie de TV)
Las chicas del cable (Serie de TV) (2017)
  • 5,6
    3.318
  • España Ramón Campos (Creator), Teresa Fernández-Valdés (Creator), ...
  • Blanca Suárez, Maggie Civantos, Ana Fernández, Nadia de Santiago, ...
3
Velvet 2.0, pero peor.
“Las Chicas del Cable” se parece en demasía a VELVET, demasiado. Es casi su hermana gemela. La única diferencia sustantiva es que la protagonista en está ocasión no es una persona éticamente intachable, sino más bien de dudosa moral. Pero salvo esa diferencia el resto parece un calco: telenovela de época, centrada en la vida en una empresa en Madrid, empresa con una familia propietaria, cuyo hijo del dueño se enamora de una trabajadora -la protagonista-, luego todas las historias del resto de los trabajadores, etc. Demasiado parecida.

Ahora bien, centrémonos en el análisis:

-La telefonía no da tanta trama como lo hacía el mundo de la moda, es más a veces queda corta.

-El discurso de lucha por las libertades de la mujer se trabaja desde el simplismo. Muchos clichés y poca elaboración argumentativa.

-Los personajes son planos, carentes de emoción. A nadie le importa mucho el devenir de ellos, porque jamás son historias que compenetren al espectador. La protagonista no genera empatía del espectador, no por el hecho de que sea un personaje éticamente lleno de ripios -eso está bien-, sino porque la forma de narración y el desarrollo del personaje es pobre.

- La trama es excesivamente predecible.

Una producción que hace el esfuerzo en la fotografía y ambientación, pero que no lo hizo en el libreto, no vale la pena de ser vista. Si quiere una telenovela, probablemente encontrará decenas mejores para ver, no se desgaste con “Las Chicas del Cable”.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
La casa de papel (Serie de TV)
La casa de papel (Serie de TV) (2017)
  • 7,2
    8.688
  • España Álex Pina (Creator), Jesús Colmenar, ...
  • Alba Flores, Paco Tous, Álvaro Morte, Úrsula Corberó, ...
6
Entretenida
“La Casa de Papel” es una serie sin mayor trascendencia (tiene poco de contenido profundo, poco de reflexión o crítica social, poco de análisis humano, etc), pero sin duda entretiene y no sólo entretiene, entretiene demasiado. Es un pequeño placer culpable. Una serie, que si la analizas fríamente, tiene un argumento absurdamente poco creíble, pero eso da igual, porque mientras la ves, vas comprando todo, minuto a minuto.

Un argumento central original, sin mayor contenido social, pero entretenido, dinámico y enviciador. De hecho, sus principales ripios se presentan cuando tratan de darle un contenido social a algo que no lo tiene, con un par de discursos reivindicativos que no convencen a nadie y que dan un poco de lastima. Si estas construyendo una serie 100% de entretención, no trates de darle contenido social de baja monta por favor.

Los puntos más altos de la serie son cuatro:

(1) Su calidad técnica. Montaje, sonido, dirección, etc, todo destacable, todo salvo una canción de obertura que no tiene relación alguna con todo lo que estamos viendo (además de cursi, está completamente fuera de contexto).
(2) Es entretenida, el guion es absurdo (si lo ves desde una perspectiva de realismo), pero ágil y muy atrapador.
(3) La perversión del concepto de héroe, poner a los atracadores de héroes es algo interesante. Principalmente por “El Profesor”, quien es tan apasionado por su plan, que todos queremos que le resulte. Esos discursos de que cada uno de los personajes están ahí más por justicia social, etc más que por avaricia son ridículos, llegan a dar pena, pero pese a que eso es absurdo, queremos que les resulte el plan, pero más el esfuerzo que pusieron, que porque nos compremos la causa reivindicativa. Al final, independiente de los discursos putrefactos, nosotros como espectadores también deseamos que el atraco se logre.
(4) Raquel Murillo es un personaje muy interesante, que le da aire a la serie. Por un lado es una inspectora sagaz y brillante. Pero a su vez es demasiado frágil y su deseo de sentirse querida de nuevo la vuelve excesivamente confiada e ingenua (lo opuesto a su vida profesional).

Podríamos incorporar un quinto punto: las interpretaciones, no sólo de los protagonistas, sino de todo el reparto en general andan bien, bastante bien.

Pese a que es una serie muy entretenida (100% recomendable de ver para pasar un buen rato, no para cambiarle la vida, pero si para disfrutar), ahora viene lo malo.

(1) Si hace una serie para entretener, no trate de dárselas de profundo y poner discursos de critica social baratos, suelen desentonar en exceso.
(2) Si bien es cierto que en los climas de convivencia y semi aislamiento las relaciones humanas se intensifican al máximo en pocos días, esta serie exagero demasiado. En un par de horas Denver y Mónica y el del Profesor y Raquel ya no concebían la vida del uno sin el otro. Un poco mucho, demasiado poco creíble.
(3) El final: decepcionante. No por cómo termina (eso va en el spoiler), no se trata de si se logra el atraco o no, sino de escenas cursis, fuera de contexto.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Infiel
Infiel (2002)
  • 5,8
    14.471
  • Estados Unidos Adrian Lyne
  • Richard Gere, Diane Lane, Olivier Martínez, Erik Per Sullivan, ...
5
Regular
Adrian Lyne se ha vuelto un especialista en contar historias sobre infidelidades. Pero de las tres clásicas historias de infidelidades que le conocemos -"Atracción fatal", "Una proposición indecente” y esta última- “Infiel” es la más floja de las tres.
Esta película, basada La Femme Infidèle de Claude Chabrol, es una historia interesante, bien actuada –buenos personajes de Lane y Gere respectivamente-, pero le falta algo……simplemente no es redonda. Quizás demasiado pretensiosa, demasiado intentos por convertirla en un thriller, terminan arruinando el resultado final. La película se toma a si mismo demasiado en serio, más en serio de lo que el espectador se toma a la película. Quizás su mayor pecado son los diálogos y la narración, demasiado explícitos, poca sutileza, todo sucede tan rápido que cuesta creérselo, no nos damos ni cuenta y Lane es infiel, todo muy abrupto, todo un poco burdo. En eso está a años luz de "Atracción fatal".
Quizás habían demasiados condimentos como para esperar un mejor resultado.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
La Doña (Serie de TV)
La Doña (Serie de TV) (2016)
  • México Carlos Villegas Rosales, Carlos Santos
  • Aracely Arámbula, David Chocarro, Danna Paola, Andrea Martí, ...
3
Una perdida de tiempo
Entre una serie de nudos tradicionales de la telenovela latinoamericana (el pasado que se quería ocultar reaparece, haciéndose incontenible, una madre encuentra a su hija que nunca más la esperaba ver), otros nudos tradicionales del drama universal (madre e hija enamorados de una misma persona) y tramas propias de la actualidad (reivindicación femenina ante los abusos), surge la historia de “La Doña”.
Una historia recargada, todo es exagerado: si es despiadado, es muy despiadado; si es corrupto, es muy corrupto; si hay mujeres abusadas, todas son abusadas (si nos remitimos a “La Doña” el 99% de las mujeres del mundo sufren maltrato y violaciones); etc. Todo bien exagerado, los malos no es que hayan matado a alguien, parecen asesinos en serie, no es que uno que otro juez o policía sea corrupto, el que no es corrupto –si es que hay uno- lo matan, etc. Tan recargada, todo tan exagerado, que es muy poco creíble.
Los personajes son exagerados, los malos no son malos, son horriblemente malos, los corruptos no son corruptos, ni se cuestionan las acciones, etc, así se van constituyendo una serie de personajes altamente caricaturizados, de poca profundidad humana, diálogos redundantes y relaciones abruptas. Del amor al odio, del odio al amor, todo bien rápido, con poca elaboración entre medio. Mostrando un México despiadado, muy violento, sometido a la corrupción, con un relato muy feminista, incluso descuidado (por ejemplo cuando Lopecito le reclama a Valeria para que no se haga un aborto, parecía como si le estuviese pidiendo un plato de comida –o algo cotidiano- por la poca relevancia que le da, dado que ella “es dueña de su cuerpo” como le dice en la telenovela, ¡que simplismo!).
La verdad es que no recomiendo la telenovela, es abiertamente mala, de poca profundidad.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Secretos en el jardín (Serie de TV)
Secretos en el jardín (Serie de TV) (2013)
  • Chile Rodrigo Velásquez
  • Francisco Pérez-Bannen, Mario Horton, Blanca Lewin, Cristián Campos, ...
8
Entretenida
Es difícil describir “Secretos en el jardín”, si bien se supone que es una telenovela, tiene pocos elementos del género, más que una telenovela policial -o thriller- parece ser una serie alargada. Los elementos amorosos son completamente secundarios en esta producción, a pocos les interesa con quien quedan emparejados los distintos personajes, todo se centra en los asesinos, sus personalidades y que terminará pasando con ellos. Por lo anterior es difícil catalogarla dentro del género de las telenovelas, poco de amores imposibles, de barreras sociales, etc. Al final esto se trata de una descripción psicológica de personalidades trastocadas.

Independiente del genero, resulta un trabajo muy interesante. Un relato bien manejado, una excelente fotografía y ambientación, una dirección aceptable y actuaciones buenas (en otros lados las ponen como sobresalientes, pero la verdad son irregulares, algunas bastante buenas y otras apenas cumplidoras como veremos más adelante).

La historia se centra en la noche, la bohemia, vidas completamente sobregiradas, consumo de drogas, sexo exacerbado (adictos al sexo, relaciones múltiples –tríos, cambios de parejas, etc-, todos son infieles, necesitados de mucho sexo, etc), adicciones a la violencia, pasión por las armas y otras tantas cosas, en resumen personalidades trastocadas, alejadas de toda rutina o normalidad. Todo esto en un contexto de la Dictadura, la cual la producción la deja "como la mona", mostrándola como un tendido de corrupción y relaciones de poder al margen de la ley. Pocas series han sido tan efectivas para desprestigiar el régimen de Pinochet como lo ha sido “Secretos en el Jardín”.

Es muy interesante el juego de tratar el thriller desde una doble óptica: la investigación policial y la cobertura periodística en torno al caso, un acierto sin dudas.

Los 101 capítulos de la serie, no tuvieron éxito de audiencia porque se le catalogaron de lentos, sobretodo el inicio y demasiado oscura para los públicos de masas. La verdad es que los primeros capítulos son los mejores, ese ritmo pausado y mucho más reflexivo le venía muy bien a la serie, lamentablemente posteriormente en cierto modo (no completamente) la serie se ve permeada por las presiones de las audiencias (en esto si actúa como telenovela y no como serie, está al aire mientras se graba) y comienza en un ritmo más acelerado (una necesidad de que sucedan más cosas fuertes por capítulo, más muertes, más confesiones, etc, en un menor tiempo) que afecta su calidad.

Pese a su baja audiencia, la serie se ha convertido en una especie de serie de culto, destacada por muchos críticos de televisión. Si bien es cierto que la serie es muy interesante y bastante buena, no nos sobregiremos, no es la mejor telenovela de la historia (bastante destacada si, pero hay varias superiores) y tiene elementos al debe, sobre todo en que le falta mística para dejar un vacío, como esas grandes telenovelas que el espectador siente un vacío al terminarse, por otro lado le faltaron personajes "buenos" memorables (los “malos” están bien logrados, pero los “buenos” pasan rápidamente al olvido).

Respecto a las actuaciones, muy valoradas por muchos, puedo decir:
(1) Hay actuaciones buenas, otras medias y otras abiertamente al debe. Es decir no podemos catalogar la serie como extraordinaria al respecto, ahora bien, dentro del genero de las telenovelas, efectivamente está bastante sobre la media, sin ser la mejor, destaca. Ahora si la comparamos con el género de las series, sería más bien cercana a la media, sin destacar tanto.
(2) Muy destacada ha sido la actuación de Alejandro Goic como “Carlos Alberto Cox”, villano de personalidad trastocada y delirante. ¿la actuación es buena? si, pero no extraordinaria. De hecho me quedo más (pese a que pocos la destacan) con la actuación de Cristián Campos como Hernán Jerez; sus escenas donde le excita la violencia son simplemente brillantes. Respecto a las actuaciones de los dos carabineros Roberto Farías (Luis Gutierrez) y Néstor Castillana (Juan Ramírez) son bastante buenas, el primero –Roberto Farías- sin ser un actor dúctil y sin tener un gran abanico de personajes que pueda interpretar, este es el tipo de personajes que le caen "como anillo al dedo". En tanto Cantillana logra transmitir un personaje –que hace un par de referencias al Cachal de Nahueltoro, sobretodo en su recapacitación en la cárcel- lleno de tantas dudas, que nunca sabremos lo que realmente hizo y no hizo, muy bien logrado. La que si anda muy bien con su personaje es Antonia Zegers como Magdalena "Magda" Villanueva, el mejor personaje que le he visto, dentro de una carrera que destaca más por la mediocridad que por personajes memorables.Otro que anda bastante bien es Claudio Arredondo como Perfecto Braulio Hernández, un personaje insoportable que logra transmitirle al espectador una sensación de impotencia abrumadora.
(3) Los personajes “buenos” quedan completamente al debe, el comisario Opzado, Barbará y Sofía son personajes centrales para el olvido (en el sentido que jamás pasarán a la memoria historica de los espectadores), quizás Javier –Mario Horton- es el más destacado de los estelares, sin ser ni cerca de un personaje memorable. Cristobal Tapia como el “Gringo chico” y Julio Milostich como Sergio O’Ryan se vuelven personajes medios planos, caricaturizados en su personalidad explosiva y sus contrastes. Falto capacidad de desarrollar mejor a los personajes “buenos ” de la serie.

RESUMEN: Me entretuve mucho viéndola y la recomiendo.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Machos (Serie de TV)
Machos (Serie de TV) (2003)
  • 4,9
    428
  • Chile Herval Abreu
  • Héctor Noguera, Gonzalo Valenzuela, Pablo Díaz, Jorge Zabaleta, ...
4
Machos
Las ficciones se pueden dar el lujo de presentar cosas que no son realistas y que se vuelvan creíbles, por ejemplo que siete hermanos no se parezcan prácticamente en nada, y sean casi opuestos (normalmente los hermanos al menos tienen cosas en común). Así se constituye la historia de siete hermanos, cada uno con una gran “tranca” (problema) y la relación entre ellos y de ellos con su padre, el patriarca, un viejo machista al extremo –tanto que en ocasiones llega a ser ridículo y poco creíble- y su madre, una tierna mujer que ha estado toda su vida sometida a ese machismo.
La historia es entretenida, sin ser brillante, sobretodo en su primera parta, posteriormente se torna más fome cuando la producción fue evidentemente alargada por su éxito comercial. Es entretenida porque algunos personajes logran tener un desarrollo interesante y porque es dinámica. Y si bien cada hermano tiene una “tranca”, algunas están mejor logradas que otras, la más débil es la del hermano menor -Antonio- y su problema con el alcohol y las responsabilidades, historia poco potente y un poco irrelevante. La más potente es por lejos la del hermano mayor –Alonso-, traumado con haber enviudado no se había rencontrado con el amor, hasta que lo hace con la amante de su padre, ese triangulo es por lejos el más potente de la telenovela.
Otro personaje bien logrado es el de Alex, el hermano mujeriego, pese a lo ridículo del personaje, logra volverse creíble (destaco al actor por aquello) y se vuelve un eje de la trama. La otra historia importante es la del hermano homosexual, hecho que detona toda la trama de la telenovela, si bien la historia es interesante, a veces peca un poco de caricaturesca, el papa machista actúa demasiado rígido (alejado de la realidad, en términos reales no conozco a padre alguno, por muy conservador que sea, que haya actuado así de duro) y el hijo homosexual, además de homosexual es súper hombre: muy comprensivo, el más inteligente, demasiado buen hermano, etc. Sin duda, podría haber sido mucho más realista y llena de matices.
La historia destaca en que le da espacio para desarrollarse a todos sus personajes, independiente de que algunos lo logren más que otro, y que los conflictos se vuelven entretenidos. Pese a lo anterior, no está ni cerca de ser una obra destacada dentro del género, ni un desborde de creatividad, pero cumple con lo básico que se le debe pedir a una telenovela: entretiene.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hippie (Serie de TV)
Hippie (Serie de TV) (2004)
  • Chile Cristián Galaz, Guillermo Helo, ...
  • Jorge Zabaleta, María Elena Swett, Carolina Arregui, Diego Muñoz, ...
3
Potencial desperdiciado
Hippies es una telenovela mediocre, con mucho más potencial del explorado. Hacer una telenovela en los revueltos años 60 es, sin duda, una oportunidad tremenda, llena de posibilidades. Hippie toma algo de eso, pero cae en un guión predecible, personajes muy planos, con muy poco desarrollo psicológico, mal actuados y muy caricaturescos. Además de los errores en el guión y el desarrollo de los personajes, las actuaciones no brillan y hay errores de producción que hace que la historia pierda credibilidad.

Analicemos la telenovela por parte:

(1) La historia y los personajes.

Muy predecible. Se centra en la Universidad, la reforma universitaria, la rebeldía juvenil –esta última demasiado concentrada en el fenómeno de los hippies- y un amor prohibido entre la “niña bien”, hija de una tradicional familia y un joven revolucionario. Todo lo anterior, donde se centra la acción, pese a ser excesivamente esperable para una historia de los años 60, no está mal. No es ese el problema de “predecible” que tiene la historia, el problema es cómo se van desarrollando los conflictos, como se enfrentan padres con hijos.
Los padres –representados por el señor Arrieta- son conservadores irreflexivos, sin ni una cuota de análisis, capaces de matar o maltratar, son sínicos y malos, protegen algo por protegerlo, pero sin mayor justificación. En cambio, Martin, el personaje en el cual recae el mayor peso dramático de la producción, es casi perfecto, bien intencionado, inteligente, capaz de rechazar las drogas en un ambiente lleno de estás, protector, buen hijo, solidario, brillante carrera académica pese a dedicar el 99% de su día a otras cosas, luchador contra las injusticias sociales, capaz de mantener una casa y viajar en moto pese a venir de una familia pobre y no tener trabajo (salvo unas ayudantías por ahí), carismático, líder, etc, las tiene todas. Como pueden ver, demasiado caricaturesco. Falta un desarrollo psicológico de los personajes, demasiado planos.
Esa caricatura se pasa a la trama, los conflictos son caricaturescos. La reforma se discute con una superficialidad espantosa, buenos contra malos, se podría haber profundizado mucho mejor en aquel conflicto histórico, lleno de matices y aristas. Todas se dejan de lado para simplificar.
Los triángulos amorosos, salvo el de Martin-Andrés-Magdalena, son simplemente poco atractivos, no tienen mayor desarrollo.
El personaje de Cristóbal (Gonzalo Valenzuela) es simplemente repulsivo, llega a ser insoportable de lo poco creíble que resulta, y la actuación para el olvido. Casi todos los otros personajes les falto desarrollo, se quedaron en las caricaturas.

(2) La producción

La producción no parte tan mal, tiene algunos detalles bien logrados, en particular la dirección de arte, escenografía y fotografía de los primeros capítulos, en especial la escena que Martin le pasa la flor a Magdalena, que fue una forma poética de presentar a la pareja central.
Mientras estuvo Cristian Galaz –quien abandono la teleserie en la mitad tras un fracaso en la audiencia- la teleserie avanzaba a un ritmo cansino, muy lento probablemente para las grandes audiencias del género, pero no descuidaba la calidad y en términos artísticos, me parecía un ritmo adecuado.
Pero tras constantes cambios en el equipo de directores y guionistas, estos se reflejan y la teleserie perdió el poco atractivo que tenía. Por dinamizar la historia se perdió la poca credibilidad que tenía.
Respecto a la banda sonora: que desperdicio. Sin duda aquí –por la época- la telenovela podría haber destacado, pero desaprovecharon la oportunidad lleno de covers mal interpretados, salvo algunas excepciones, donde lo que más destaco es “Amor Mío” de Nina.
La telenovela se fue tan para abajo, que en la mitad dos de los personajes protagónicos Francisco (Diego Muñoz) y Ximena (Sigrid Alegría) son sacados de la trama –el primero muere y la segunda se vuelve con su familia- de forma evidentemente improvisada, para que ambos actores empezaran a rodar el protagónico de la siguiente telenovela del canal, así de poco seria termino la producción.

En resumen: una oportunidad desperdiciada, “Hippie” se termina llenando de una pseudo filosofía hippie, caricaturizada y llena de lugares comunes, perdiendo la oportunidad de hacer una telenovela interesante para retratar una época tan rica.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Marta a las Ocho (Serie de TV)
Marta a las Ocho (Serie de TV) (1985)
  • Chile Vicente Sabatini
  • Sonia Viveros, Luis Alarcón, Lucy Salgado, Rodolfo Bravo, ...
7
El Chile de los 80
“Marta a las 8” es ante todo una telenovela:

(1) Descriptiva
Es una telenovela lenta, de un ritmo calcino, propio de los años 80 en que fue hecha. Pero además de los ritmos de relato propio de la época en que fue hecha, “Marta a las 8” va haciendo continuas reflexiones desde la cotidianidad de sus personajes. Es un intento por describir el Chile de la época.
-El fenómeno de “las domesticas” es extraordinariamente logrado –quien haya vivido en el Chile de los 80 se tiene que haber sentido identificado -tener nada salvo una vida y una casa prestadas, vivir en función de sus empleadores, encariñarse con las hijas de ellos como si fueran propias -. Excelente descripción de esta situación, realista, sin ponerle muchas gotas de ficción, sino que describiendo desde lo cotidiano con un grado de credibilidad y realismo propios de una obra maestra.
-La descripción del Santiago de los años 80 es notable, es el paseo por otro Chile (inentendible para un joven que vive el nuevo Chile), un país mucho menos moderno, más íntimo, de círculos más pequeños, más austero, de negocios de la esquina (sin grandes malls, supermercados o cadenas de restaurantes), un Chile que es parte del pasado, pero existió y aquí se describe con total realismo. Desde la estética a las locaciones, la telenovela tiene una descripción fantástica. La fotografía es oscura, poco ventilada, pasada a polvo, reducida a casonas de Santiago Poniente. Parece insólito que esté dirigida por Vicente Sabatini, que en los años 90 dirigiría muchas telenovelas muy luminosas, refrestantes, de espacios abiertos y muy coloridas. Hoy, siglo XXI, la economía nos obliga a movernos (en “Marta a las ocho” los personajes parecen ir tan lento por la vida), los teléfonos y las redes sociales nos crean la ilusión de no estar solos cuando quizás lo estamos tanto como en aquellos años.
-El fenómeno de la familia y la contención, es el de más dudosa calidad en su logro. En “Marta a las 8” nadie tiene un soporte familiar verdadero y todos, ricos y pobres, se encuentran y se refugian a partir de sus desgracias. Aquí quizás falto hacer más matices, mostrar algunas familias más grandes (no sólo de un hijo) y más constituidas, especialmente para retratar a la clase alta chilena de aquellos años. Se describen fenómenos como el ingreso de la mujer al trabajo, familias desintegradas, matrimonios fallidos, infidelidades, etc, pero esos fenómenos existentes debiesen haber sido contrastados con familias más grandes y estables.

(2) Intima
Hay dos tipos de telenovelas: (1) la gran mayoría que son sobre situaciones súper fantasiosas y de mucha ficción, que mantiene la atención por los sucesos de su trama, muchos secretos y misterios y (2) una pequeña cantidad de telenovelas que son más intimas, que los sucesos narrados le podrían haber surgido a cualquiera, que más que intrigas súper elaboradas, su atención se centra en la contención emocional de personajes que podrían ser uno mismo. Con un desarrollo de sus personajes en situaciones más cotidianas, sin tanta espectacularidad. Con diálogos propios de la vida. “Marta a las 8”, sin duda, pertenece a estas últimas, profundamente intima.

(3) Melodramática:
Hay telenovelas llenas de humor, otras llenas de acción, otras con elementos fantasiosos, etc, el género original ha tenido muchos géneros complementarios que van acoplándose con el melodrama clásico. “Marta a las ocho” no tiene nada de eso, es melodrama puro y duro. Nada de humor (muy muy poco, sólo un poco con el personaje de Luz Jiménez y en menor medida de Lucy Salgado), hay algo policial, pero tocado desde el melodrama, no desde el suspenso o la acción. “Marta a las ocho” es una narración de desventuras, un lugar donde la soledad parece ser una elección tranquila y no una condena del destino.

Virtudes “Marta a las ocho”

-Introducción (“cortina inicial”) y música extraordinarias, retratan la telenovela, intima y llena de símbolos. Magistral (la mejor que he visto en una telenovela) es un retrato intimo, del día a día, de los pequeños símbolos, de esa pieza, de esa virgen y de una mujer sola.
-Hay ricos buenos y pobres malos. Dándole credibilidad y escapándose de los clichés.

-“Marta a las ocho” es una telenovela corta, 23 capítulos, pero intensa. En este sentido se agradece que no se haya alargado innecesariamente como tantas telenovelas ante el éxito de las audiencias.

-Sus escenas fragmentadas parecen intencionalmente mal editadas, le dan una estética y un ritmo al relato, tan propio, tan reflejo de la época. Resulta efectivo y atrapante para su desarrollo dramático.

-Los personajes centrales están muy bien logrados:
*Sonia Viveros –como Marta-. Tremenda actuación y personaje sobresaliente, dándole credibilidad como “domestica”, transmitiendo inquietudes, anhelos, miedos, nostalgias, propios de los de una “domestica”, no las de otras realidades. Una mujer siempre sin reacción, con la mirada perdida, arrastrada por las circunstancias, sin poder tomar las riendas de su propia vida.
*Lucy Salgado -como Filomena- y Luz Jiménez –como Amneris-.
*Luis Alarcón -como René-. Un hombre tan solo en el mundo como Marta, sino más.
*Rodolfo Bravo -como Lautaro-. Un hombre noble pero apocado, tan solitario y víctima de su circunstancia e incapaz de hacerse cargo.
Los cinco muy bien logrados. También me gusto la actuación de Tichi Lobos como Marcelita Prado.

-Realismo, se privilegió darle realismo a los personajes que poner elementos fantasiosos para captar audiencias. Por ejemplo no se puso a una domestica rubia, alta y estupenda, ni se lleno todo con mujeres atractivas y hombres musculosos. Respetando una línea realista de la telenovela.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una mujer y tres hombres (Nos habíamos amado tanto)
Una mujer y tres hombres (Nos habíamos amado tanto) (1974)
  • 8,0
    1.459
  • Italia Ettore Scola
  • Nino Manfredi, Vittorio Gassman, Stefania Sandrelli, Stefano Satta Flores, ...
4
Tantas expectativas....
“Nos habíamos amado tanto” venia precedida de tantos elogios que mis expectativas eran altísimas. Todas las críticas la catalogaban como una película brillante. Seré políticamente incorrecto, pero me decepcione al verla. Una película intermitente, que intercalaba escenas buenas, escenas malas, escenas geniales y escenas francamente mediocres, que no podía sostenerse en el tiempo. Diálogos exquisitos precedían a otros por decirlo menos del montón. Todo el análisis psicológico y sociológico de la película se me esfumaban ante lo difícil que se hacía de llevar cada ciertos instantes..
Crónica de 30 años de la historia de Italia, desde la posguerra hasta los años setenta, narrada a través de un grupo de tres amigos Gianni (estudiante de leyes, inteligente, apuesto y astuto), Nicola (profesor idealista y temperamental) y Antonio (enfermero noble pero inculto). Los tres eran de izquierda, veteranos de la resistencia anti-nazi pero solo compartían tres cosas en común: la amistad, su pasado en la guerra y una mujer, porque sus personalidades e intereses eran opuestos. Desde la óptica de estas tres personas tan distintas, se nos va mostrando la pérdida de las ilusiones a causa del acomodamiento burgués.
Al filme se le dan múltiples lecturas: sociales, históricas, políticas y humanas…a mí en lo personal, me parece un poco generoso, porque siento que en ni una profundiza demasiado.
Hay dos escenas que me gustaron bastante:
La primera en la que Antonio se le declara a Luciana, donde le director juega apagando todas las luces y sólo se enciende la que ilumina directamente a los protagonistas (como en el teatro). Es la forma, el juego, en que Antonio –que está enamorado- se lo puede decir a su amada. Escena muy bien lograda y emotiva.
La otra es por lo genial del concepto, es aquella en que Nicola ve a Vittorio de Sica en un estadio y le explica la respuesta que a él le habían dado como incorrecta en el momento culminante del concurso que perdió una década atrás.
Yo le recomiendo verla, pero le recomiendo no generarse tantas expectativas.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Paisà (Camarada)
Paisà (Camarada) (1946)
  • 7,4
    1.718
  • Italia Roberto Rossellini
  • Maria Michi, Gar Moore, Carmela Sazio, Dots M. Johnson, ...
8
Recomendadisima
Seis episodios independientes, van mostrando el avance de sur a norte de las tropas aliadas en Italia durante la Segunda Guerra Mundial. Este argumento le permite al gran Roberto Rossellini ir mostrando historias, personajes, pero también paisajes y destrucción. Primer episodio en Sicilia, el segundo en Nápoles, el tercero en Roma, el cuarto Florencia, el quinto en Emilia-Romaña y por último el sexto en el Valle del Po. De sur a norte se va mostrando las ruinas de la Italia post guerra.

En Paisá cada uno de los episodios cobran sentido en sus respectivos desenlaces, finales epifánicos donde se produce una revelación. Estremecedores finales que le dan un peso único en carga emocional a esta película. La película jamás cae en el cliché hollywoodense “americanos salvadores y liberalizadores, héroes aclamados por las multitudes, fascistas malvados”, en Paisá los roles son menos claros, porque en la guerra hay dos bandos, pero al final del combate solo hay ruinas, esta película es una crítica a la guerra, no el abanderamiento con uno de los bandos. Paisá es una declaración de principios de Rossellini contra lo bélico.

Respecto a los episodios:
1er episodio: Carmela Sazio -actriz principal analfabeta y no profesional- encarna brillantemente a Carmela una chica italiana ayuda a un grupo de americanos a penetrar en medio de un terreno que no conocen, tratando de que los alemanes no los vean. refugiados en las ruinas de un castillo junto al mar. Carmela queda a solas con Joe (Robert Van Loon), con quien tiene la barrera del idioma, pero igualmente logran entrabar una comunicación. Hermosa historia, con un triste final.

2do Episodio: Pasquale, un niño pobre huérfano, que comete pequeños robos, deambula por una ciudad destruida acompañado por un americano negro Joe, a quien le había robado sus botas, miembro de la policía militar, quien sueña con un regreso triunfal a su tierra. Sin rumbo y casi sin entenderse, logran conectarse. Desde esa óptica, Joe logra vislumbrar y emocionarse con la pobreza profunda que azota a Nápoles y Pascuale.

3ro Episodio: trata de Fred (Gar Moore) -un soldado americano- y Francesca -una prostituta italiana- quienes viven en la Roma recién liberada. Él, borracho, recuerda a una joven que conoció meses atrás, en una Roma llena de triunfo y alegría. Pero ahora Roma es otra y las muchachas también, muchas prostituidas a causa de la pobreza y la marginalidad. En esta historia de desencuentros el final es conmovedor.
Cuarto episodio, este es el episodio que menos me gusto en lo personal, tiene el merito de mostrar una Florencia en ruinas. Trata de una enfermera norteamericana llamada Harriet (Harriet Medin) que está loca por cruzar el puente y reunirse con un pintor. Arriesga su vida y cruza a la ciudad aún ocupada a través del Corredor Vasari.

5to episodio: ¡Es mi episodio favorito!, lo considero magistral.
Trata de tres capellanes estadounidenses son bienvenidos para pasar la noche en un monasterio de frailes franciscanos recién liberado. En el convento, unos viven ajenos a la guerra. Los monjes están consternados al saber de que dos de las visitas no son católicos y son protestante y judío respectivamente. ¿Cómo combinar la tolerancia, la fe y la figura de Dios en medio de la guerra?, interesantes diálogos al respecto se suceden.
AL final, cuando los invitados y sus anfitriones se sientan a cenar, el líder de los americanos –el católico- observa que los monjes no tienen nada en sus platos dado que los monjes han decidido ayunar con la esperanza de ganar el favor del cielo para convertir a los otros dos a su fe. Para mí, una escena profundamente conmovedora, en vez de quedarse con el cliché de intolerancia religiosa, Rossellini los retrata como seres piadosos. Escena magistral.

6th Episodio: este episodio retrata la perversidad de la guerra, su crueldad en toda su dimensión.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Biutiful
Biutiful (2010)
  • 6,5
    20.848
  • México Alejandro González Iñárritu
  • Javier Bardem, Maricel Álvarez, Diaryatou Daff, Eduard Fernández, ...
6
Interesante
Interesante película de González Iñárritu, pero le falta mucho para ser una película redonda. Buenas actuaciones y una excelente fotografía nos pasean por los barrios marginales de Barcelona para mostrarnos sus oscuras miserias, muchas miserias, quizás demasiadas. Porque es ahí donde se cae el film son tantos temas los que toca -enfermedad terminal, dotes de medium (tema mal trabajado durante la película, muy mal trabajado para un director obsesionado con la temática de la muerte), explotación y piratería, homosexualidad, inmigración ilegal, marginación social, policía corrupta, enfermeras y médicos de trato frío con pacientes graves, trastorno bipolar, abuso de drogas, problemas de pareja, maltrato infantil y un largo etc- que al final muy pocas de las temáticas son profundizadas como se debe. Simplemente peca de pretencioso. "Biutiful" resulta -por acumulación- un poco excesiva.
Pese a lo anterior la película se sostiene, se sostiene porque el personaje central -Javier Bardem encarnando a Uxbal- carga la historia, en una muy buena actuación.
De todos los temas tratados, el que mejor se logra es el de la explotación de los inmigrantes indocumentados. Tema altamente contingente y el film deja bastante para reflexionar al respecto.
Una interesante película, que probablemente hubiese sido mucho mejor si se hubiese acotado.
[Leer más +]
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Todos los hombres del presidente
Todos los hombres del presidente (1976)
  • 7,2
    10.959
  • Estados Unidos Alan J. Pakula
  • Robert Redford, Dustin Hoffman, Jason Robards, Martin Balsam, ...
7
Muy realista
Parece más un documental que una película. Alejado de cualquier intento de construir una ficción en torno a un hecho real, “Todos los hombres del presidente” describe en forma 100% fidedigna como sucedieron los hechos.
Esto tiene una parte positiva: el nivel de realismo y credibilidad es asombroso. Pero también tiene una parte negativa: al carecer de ficción derrepente faltan nudos dramáticos, o desarrollos complementarios de los personajes. Pese a lo anterior la película es entretenida, de un muy buen ritmo de narración. Lo que si es complicado es seguir el detalle de los sucesos: se citan infinidad de nombres y hechos, no se muestra visualmente, lo que lo hace difícil de retener los detalles de los sucesos. Independiente de eso, jamás se deja de entender lo que está pasando, en términos generales.
Las actuaciones de la pareja central es muy buena, pese a que los personajes responden casi únicamente al hecho en cuestión, dejando de lado otras construcciones dramáticas o psicológicas en torno a ellos –este es un tema más de guión que de actuación y no es necesariamente malo, de hecho se puede agradecer-. Pero la actuación es suficientemente buena como para creer 100% lo que estás viendo en pantalla. Pese a eso la mejor actuación es la de Hal Holbrook, sobresaliente en los pocos minutos de cámara que tiene, sin mostrarse mucho, casi en la sombra total, resulta muy convincente.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sucupira (Serie de TV)
Sucupira (Serie de TV) (1996)
  • 6,2
    34
  • Chile Vicente Sabatini
  • Héctor Noguera, Ángela Contreras, Francisco Reyes, Álvaro Rudolphy, ...
7
Recomendable
Sucupira es una de las telenovelas de la “época de oro” de las telenovelas en Chile. Una historia con gotas de genialidad, pero algunos elementos flojos, que no le permiten transformarse en una de las más destacadas del género a nivel mundial, pero sin duda sigue siendo una –sino la más- destacada elaborada en Chile.

Elementos destacados:
(1) La historia, propia del realismo mágico, de la original brasileña de Dias Gomes "O Bem Amado" es una goya. Un pueblo alocado, con un Alcalde sinvergüenza -Federico Valdivieso- que está obsesionado con inaugurar su cementerio y para ello esto dispuesto a promover suicidios, traer un peligroso delincuente para que pueda asesinar, poner cámaras en confesionarios, etc. Una historia genial, propia del realismo mágico.
(2) El humor. En una comedia es fundamental que haya gracia, y aquí lo hubo.
(3) Los personajes secundarios. Hubieron personajes extraordinarios:
-Las hermanas Lineros -Luisa, Regina y Dora- y el primo Renato, son excelentes personajes y muy bien actuados. Las eternas solteronas enamoradas, estandarte de la moral y las buenas costumbres, son claves para el desarrollo de la historia. El primo dado a la buena vida es un personaje que hace mucha química.
-La enfermera Norma Órdenes, excelente personaje, muy buena actuación.
-La tierna Soledad, el personaje irradia ternura.
-El padre Damián, resulta ser un personaje muy creíble en su rol de sacerdote, quien logra esa credibilidad pese a hacer le juego con el tono cómico de la producción.
-El matrimonio de Olgita Marina y Don Segundo, una historia llena de encanto y poesía.
-Dejo para el final los dos mejores personajes: Juan Aravena, alias Juan del burro, Daniela López la "Morena Maravillosa" –acompañada de sus amigos-. Dos personajes que llenan de humor la telenovela. La actuación de Tamara Acosta es realmente extraordinaria, hace querible y creíble a un personaje odioso y apestoso.
(4) El personaje central Federico Valdivieso, no sé si está tan ben actuado, yo diría correctamente actuado, pero es un personaje tan rico, que en torno a él se arma la historia. Encantador y mujeriego, se mete en todo tipo de líos por su adicción a las mujeres, y sobretodo por cumplir su promesa electoral: inaugurar su cementerio. Su relación amor/odio con Mariana Montero y el juego con sus principales colaboradoras -las hermanas Lineros- Esta muy bien logrado.
(5) El final, simplemente memorable, propio del realismo mágico.

Elementos pobres:
(1) Los diálogos. Si bien la adaptación a la novela originales bastante buena, sobretodo en la adaptación de ciertos personajes, buena parte de los diálogos –no todos- son mediocres. Son diálogos livianitos por cumplir, para describir que pase lo que tiene que pasar. Falto afinar la pluma, para darle más contundencia a los personajes a partir de los diálogos. Por ejemplo falto la pluma de Fernando Gaitan. En especial para los personajes que no son comedia: los principales –Bárbara. Rafael, Esteban y Sofía- todas las santiaguinas - Rocío, Loreto y Claudia- y otros tantos: Carmen, etc.
(2) Los triángulos/personajes amorosos personales. Dentro de muchos personajes destacables, los personajes de Bárbara. Rafael, Esteban y Sofía son simplemente fomes, mal desarrollados e incluso sus conflictos son fomes. Inclusive se puede decir que algunos, en especial el de Bárbara, están mal actuados. La historia de la mujer del mar, no prendió (salvo por la polémica de su época por el desnudo, pero como historia, no prendió a nadie), la historia de Esteban y su no superación traumática de la muerte de su esposa, tampoco agarro vuelo. Para que hablar de Rafael y sus ganas de ser escritor: ¿a quién le importa?.Quizás lo único que funcionaba un poco en estos personajes eran los celos enfermizos de Sofía. La debilidad de los personajes protagónicos y sus historias, le pesan mucho a esta telenovela, quizás con algo mejor en este aspecto hubiese podido destacar mucho más. Nunca quedaron dudas de que Esteban terminaría con Bárbara, nunca se genero una incertidumbre, todo era predecible.
(3) Los primeros capítulos se centran en Barbara y Esteban, una historia pobre y sin riqueza. Esto hace que parta muy fome, la historia agarra vuelo cuando el foco dejan de ser estos dos personajes tan aburridos y se centra en Sucupira, su alcalde y las locuras en que se envuelven sus personajes.
(4) Se podrían haber desarrollado mejor los personajes de los pescadores, haberles dado algún rol además de ser el decorado de la acción.

Si es un seguidor de las telenovelas, vea este clásico, sin duda.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
La princesa Mononoke
La princesa Mononoke (1997)
  • 8,0
    61.999
  • Japón Hayao Miyazaki
  • Animation
2
Sobrevalorda
Ante las críticas y comentarios que tiene esta película, me entusiasme para verla y…..La decepción fue mayúscula. "La princesa Mononoke" me aburrió. No pude encontrar la poesía que tantas críticas le atribuyen.
Encontré que los personajes eran planos, nulo desarrollo psicológico.
Encontré que la historia muchas veces se desviaba y se perdia. Luego retomaba. Pero tantos desvíos la hacían volverse larga y tediosa.
Encontré que no le llega ni a los talones a las expectativas.
Me aburrí viéndola, si, seré raro, pero me aburrí y harto.
[Leer más +]
10 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Jamón, Jamón
Jamón, Jamón (1992)
  • 5,3
    15.901
  • España Bigas Luna
  • Javier Bardem, Penélope Cruz, Stefania Sandrelli, Anna Galiena, ...
3
Poco creíble
Un guión sobrecargado, más que un triangulo amoroso, termina siendo un circulo sobrecargado, más que sórdido, rebuscado, poco creíble, realmente fantasioso como para darle mucha importancia, poco creíble como para tomarse en serio la película, poco creíble como para enganchar.
Un hijo de un acaudalado matrimonio tiene una novia joven y pobre, con la cual tiene relaciones, la cual es hija de una prostituta que se acuesta con su novio y antiguamente se acostó con el papa de este. La mama de este tipo le paga a un torero que reparte jamones para que se encame con la novia de su hijo con el fin de separarlos, pero ella –la madre- termina encamada con el torero. A su vez el torero tiene un amigo que a todas luces es homosexual y se quiere encamar con él. Si, tal como lee, 7 personajes y todos se quieren encamar con todos.
¿Sórdido?
No, no le pida tanto, es tan poco creíble que no alcanza a ser sórdido, simplemente la podemos calificar como absurda.
Todo esto acompañado con unas actuaciones mediocres, personajes con un desarrollo pobre, pocos diálogos, un ritmo de la película intermitente. En otras palabras, una película decepcionante.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Babadook
Babadook (2014)
  • 5,9
    20.928
  • Australia Jennifer Kent
  • Essie Davis, Noah Wiseman, Daniel Henshall, Hayley McElhinney, ...
2
Sobrevalorda
He leído muchas interpretaciones muy sofisticadas sobre esta película. Pero en lo concreto:
1.- Película de terror que no da miedo, ni una sola vez, ni miedo ni suspenso, un par de carcajadas ante lo burdo del guión.
2.- Un director debe hacer un esfuerzo porque sus actores actúen bien, o al menos lo hagan no muy mal. Sobre todo cuando se trata de un niño. La actuación del niño es horrible, el personaje es deplorable, apestoso, ¡por favor cállenlo!. Que no grite –chille- más.
3.- Diálogos malos, inverosímiles.
4.- Personajes planos.
5.- Suspenso inexistente.
No la vea, no pierda su tiempo, un bodrio.Tanta interpretación, para algo que no vale la pena, simplemente: SOBREVALORADA.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Callejón sin salida
Callejón sin salida (1966)
  • 6,9
    2.961
  • Reino Unido Roman Polanski
  • Donald Pleasence, Françoise Dorléac, Lionel Stander, Jack MacGowran, ...
6
Sórdida
La llegada de un gángster herido y su socio (un debilucho moribundo) a un castillo costero, buscando refugio tras arrancar de un atraco, hace que se produzca “un cruce”, cruce de vidas dispares. A partir de este cruce, las visitas pasan a ser los controladores y los dueños de casa los controlados, de esta forma se nos van mostrando los personajes, sus personalidades y sus debilidades, sobretodo estás, que los tienen atrapados en un “callejón sin salida”. Los personajes se ven envueltos en vejaciones humillantes por sus propias debilidades.

El dueño de casa, Georges, es un inglés retirado del mundo de los negocios, que se compró este castillo donde se había escrito una importante novela, para lucirlo entre sus amigos. Georges es tímido, neurótico y de carácter débil, incapaz de tomar las riendas de su casa, tan débil que vive sometido por Teresa, su reciente esposa (están recién casados hace unos meses). A la vez esta es una ex prostituta francesa, caprichosa, ninfómana e infiel, que somete a su nuevo marido a distintas vejaciones por su falta de carácter. Ella le es infiel a Georges con el hijo de unos vecinos próximos, en aquel lugar ni lo próximo es tan cercano.

Las visitas están encabezadas por Richard, el antihéroe, un gorila de los bajos fondos, con pesimos modales, encarnado por Lionel Stander. La otra visita es su compañero herido, Albie.

La historia trata de las relaciones entre los personajes mientras Richard toma a Georges y Teresa como rehenes.

La película es interesante, véala.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pollo con ciruelas
Pollo con ciruelas (2011)
  • 6,3
    2.335
  • Francia Marjane Satrapi, Vincent Paronnaud
  • Mathieu Amalric, Maria de Medeiros, Isabella Rossellini, Golshifteh Farahani, ...
5
Para pasar el rato
“Pollos con ciruelas” es una película interesante, pero que podría haber sido mucho más.
Sin duda parte mal, no sólo por el titulo/nombre de la película: ¿se le ocurre a alguien un nombre peor que “Pollos con Ciruela” para denominar a una película?. También la narrativ comienza muy mal, el inicio es demasiado caricaturizado, no se entiende bien hacia dónde va el asunto y pueden dar ganas de abandonarla. Con el tiempo se va arreglando un poco el asunto, para terminar bastante mejor, dándole algo de sentido a lo que estuvimos viendo, al descubrir los verdaderos motivos de Nasser Ali Khan para tomar su decisión
El relato sobre el amor imposible resulta un poco cursi, apresurado, poco delicado y muy desordenado. Además de eso, tanto personaje en extremo caricaturizado no le hace bien a la película, le resta credibilidad, pero sobretodo le resta emotividad. Para lograr una comedio, acida, critica y al mismo tiempo emotiva, hay que unir muy bien las piezas, a esta película le falta demasiado para eso, al final no son tantas las risas, no son tantas las críticas sociales y tampoco son tantas las emociones. Demasiadas situaciones y personajes extravagantes, pero al mismo tiempo olvidables, desechables, simplemente fomes.
Véala, pasa rápido, no es una película lenta. Pero no espere mucho de esto.
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil