arrow

El origen de los zombies (TV) (2012)

4,6
250
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Cuando los zombis atacan San Francisco, un grupo de supervivientes se encierran en la prisión de Alcatraz para intentar evitar ser aniquilado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Rise of the Zombies (Dead Walking) (TV)
Duración
90 min.
Guion
Keith Allan, Delondra Williams
Música
Chris Ridenhour
Fotografía
Alex Yellen
Productora
The Asylum / SyFy
Género
Terror Zombis Telefilm
3
Muertos (de risa)
Producción muy por encima de la media de su productora, The Asylum, que suele encargarse de hacerle versiones piratas a todos los estrenos de cartelera con cierta ambición comercial (Transmorphers, Atlantic Rim) amén de innovar en esto de las secuelas con delicias trash como Titanic 2. En esta ocasión, Dead Walking (o Rise of the Zombies, dependiendo de su pase televisivo) es un explotation claro de la otra franquicia zombificada de moda. O dicho de otra forma: es como The Walking Dead, pero a la inversa. Literal y metafóricamente. Nick Lyon (Zombie Apocalypse, 2011) se las ingenia para que el bajísimo presupuesto habitual de la productora luzca como una serie B y no Z, lo cual tiene un mérito gigantesco. Además, sus guionistas son suficientemente inteligentes como para alternar secuencias dramáticas con otras de acción, o momentos de survival puro y duro. Todo para crear un impacto emocional que no funciona nunca, pero oye, ahí está la intención.

Lo más cantoso de Dead Walking/Rise of the Zombies es que para aprovecharse del éxito de la serie de la AMC es capaz no sólo de plagiar el título (¡alternando el orden de sus dos palabras!), sino a sus propios estereotipos. Vale, sí, que en la producción de Kirkman no había nada particularmente original en este sentido, pero atentos porque aquí tenemos a un joven asiático con las ropas que Glenn, una historia de amor interracial, un personaje paleto con barba de cuatro días y camisa de leñador (sí, como Daryl, aunque aqui -¡menos mal! no usa ballesta), escenas 'inspiradas' en las de las autopistas abandonadas de la T2 en TWD, cambiando el escenario por un puente; y una trama en la que hay una experimentación formal con el lado emocional de los zombis (el piloto de Frank Darabont). También aprovechan para colar un 'homenaje' escena clave de Dawn of the Dead de Zack Snyder, montada como una setpiece con tres actos en forma de (creo) gag (ver spoiler).

Sin embargo, en Dead Walking no todo es un plagio, también hay innovación. En serio. Al menos yo nunca había visto a una zombi contorsionista, que se mueve así como si fuera la niña del pozo de The Ring, con una mano sobre la cabeza, y dependiendo del momento está hecha una bola o completamente recta. También hay zombis que se dejan arrastrar por la corriente del agua, siendo incapaces de nadar. Pero lo mejor es que veinte minutos después de esta escena en la película, hay una secuencia en la que ¡saben submarinismo!. La evolución zombi es muy rápida en esta producción de Asylum. Por si fuera poco, también hay muertos vivientes que son capaces de levitar y, rizando el rizo, que trepan por bloques metálicos, del mar a la parte superior de un puente colgante, un poco así como Spider-Man pero sin necesidad de la araña radiactiva.

Dead Walking/Rise of the Zombies es una producción completamente mediocre, no tan mala como cabría esperar viniendo de quien viene, que yo recomendaría exclusivamente a (muy) fans del género. Por lo menos da para unas risas, que ya es algo. Ah, si observáis la gráfica de la película en Filmaffinity caeréis en la cuenta de que su nota media (un 6.0 en este momento, con 113 votos) confirma que Asylum ha conseguido lo que quería: que la gente la confunda con The Walking Dead y vote (¿y compre?) en consecuencia. Genios. No podía esperarse menos de una productora de cine trash que tiene su propio stand en el mercado del Festival de Cannes.
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Una película de Asylum que corre el peligroso riesgo de tomarse en serio a si misma
Nuevo subproducto de la productora Asylum quienes, cogiendo una película o un género de rabiosa actualidad (en este caso los zombies) hacen auténticos engendros cinematográficos que causan la delicia de cuanto cinéfilo sin escrúpulos se pone por delante. En el caso que nos ocupa, esta película de zombies comienza razonablemente bien y se revela una copia de “The Walking Dead” (más que de “Guerra Mundial Z”) aunque a media película pierde completamente el rumbo y sucede algo absolutamente insólito: en una película de zombies de bajo presupuesto de la que ni tan solo te puedes reír. Comete el error de tomarse demasiado en serio. A veces no sé si los de Asylum son unos genios o unos completos idiotas. Desde luego, esta no es la mejor película de la productora, hará las delicias de los amantes de los zombies (pues tiene mordiscos y efectos especiales) pero el descontrol argumental es tal que corre el riesgo de que ni acabemos de verla. Para echarse algunas risas… que no demasiadas.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil