arrow

Voces de muerte (1948)

Voces de muerte
Trailer
7,2
1.498
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Basada en una obra escrita para la radio por Lucille Fletcher. El teléfono es el único medio que une a Leona Stevenson (Barbara Stanwyck) con el mundo exterior. Leona, directora de una fábrica de productos químicos, es hipocondríaca y está postrada en la cama a causa de una dolencia psicosomática. Su marido Henry (Burt Lancaster) es un hombre de origen modesto, pero muy ambicioso, que se casó con ella para mejorar su posición en la fábrica. Un día lo llama por teléfono y, entonces, se produce un cruce de líneas que le permite escuchar una conversación en la que dos personas hablan del inminente asesinato de una mujer. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Sorry, Wrong Number
Duración
89 min.
Guion
Lucille Fletcher
Música
Franz Waxman
Fotografía
Sol Polito (B&W)
Productora
Paramount Pictures / Hal Wallis Productions
Género
Cine negro Thriller Intriga Thriller psicológico
9
Obra cumbre
Estamos ante una de las grandes obras del cine negro y de intriga de los años 40, su época dorada con títulos como "Encadenados", "Recuerda", "Tener y no tener", "En un lugar solitario", "El tercer hombre", "Laura", "La mujer del cuadro", "La soga"... y tantos otros. Sin embargo este título "Voces de muerte", uno de los más desconocidos es sin duda uno de los mejores.
Sin lugar a dudas se trata de la obra cumbre de Anatole Litvak, un emigrante ucraniano que huyendo del comunismo se instala en Estados Unidos y realiza una carrera más que interesante. Títulos como "Anastasia" o "La noche de los generales" demuestran el buen oficio de este director que sin embargo realiza en "Voces de muerte", como decía, su obra maestra.
La película está sustentado en un guión prodigioso de Lucille Fletcher, que también realiza aquí su mejor obra, siendo deslumbrante el tratamiento del tiempo cinematográfico y su capacidad de transmitir angustia.
Los actores están soberbios, Barbara Stanwyck, que fue nominada al Oscar, realiza también uno de los dos o tres mejores trabajos de su vida y simplemente está maravillosa como hipocondríaca hija de un millonario de la industria de la farmacia que se casa por capricho con Burt Lancaster que está increíble a pesar de ser tan sólo su segunda película. Ver como se mueve, como le sientan los trajes, como agarra el sombrero... no tiene precio.
En definitiva una de las joyas más desconocidas del cine clásico altamente recomendable para todos los amantes del cine e imprescindible para los de intriga.
Películas recientes como "Fargo", "Memento", "Celular" o "Última llamada", beben de esta película. Pero incluso, el más grande, Alfred Hitchcock, se inspira claramente en "Voces de muerte" para desarrollar su famosísima "Crimen perfecto".
No se la pierdan.
[Leer más +]
44 de 53 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El teléfono
Poderoso film de suspense de Anatole Litvak (1902-1974). El guión, de Lucille Fletcher, adapta el guión radiofónico, de 22 minutos, escrito por ella y emitido por primera vez en 1943. Se rueda en escenarios exteriores (Staten Island, Bayonne, NYC, Chicago...) y en los Paramount Studios (Hollywood, L.A., CA). Es nominado a un Oscar (actriz, Stanwyck). Producido por Hal B. Wallis y Anatole Litvak para la Paramount, se estrena el 1-IX-1948 (EEUU).

La acción dramática tiene lugar en el dormitorio de Leona Stevenson (Stanwyck), postrada en cama a causa de una enfermedad psicosomática o neurótica, que le afecta la percepción de su capacidad de moverse y andar con autonomía. Está casada, desde hace un tiempo, con Henry Stevenson (Lancaster), natural de un pequeño pueblo de Illinois, de escasos medios económicos, limitada formación (no concluyó el bachillerato), exigua experiencia laboral (auxiliar de farmacia), ambicioso y egoísta. Trabaja actualmente como vicepresidente de la compañía del suegro, James Cotterell (Begley), sin funciones ejecutivas y sin que se cuente con su consejo ni con su opinión. El padre de Leona ha levantado con su esfuerzo una gran industria farmacéutica, con sede en Chicago, que dirige personalmente.

El film suma suspense, drama, misterio, cine negro y thriller. El centro de atención se ubica en el dormitorio de Leona, que hace simultáneamente las veces de sala de estar, reposo, aislamiento y reclusión. El teléfono es el único medio de que dispone para distraerse, informarse, relacionarse y comunicarse. El film añade varios flashbacks y conexiones con acciones simultáneas, que aportan escenarios diferentes, actores complementarios y lances de acción alejados del dormitorio. El nudo dramático se apoya en la situación de discapacidad de Leona, su soledad (el servicio se ha ausentado), su aislamiento en una dependencia situada en un piso superior de la casa y separada del resto de la vivienda por una escalera interior de aspecto siniestro, su indefensión personal a causa de la enfermedad, agravada por la turbación que se apodera gradualmente de su ánimo a causa de una creciente ansiedad que se eleva por la acumulación de interrogantes sin resolver, sospechas y el miedo que siente por las graves amenazas que, en su opinión, la afectan.

Se añade la percepción de abandono porque la policía no da crédito a su demanda de ayuda, las enfermeras se excusan, su amiga Sally Lord (Richards) tiene obligaciones domésticas ineludibles, su padre está en Chicago en una fiesta y el marido está ilocalizable. El guión añade elementos adicionales de tensión y ansiedad a través de las informaciones que recibe por medio de algunos de sus interlocutores telefónicos y de un cruce casual de líneas. La evolución del personaje, interpretado de modo soberbio por Stanwyck, le lleva de la indolencia y el aburrimiento inicial a una crisis aguda de ansiedad a través de un tránsito bien administrado y creíble.

(Sigue sin “spoilers”)
[Leer más +]
29 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1