arrow

Un cuento de navidad (Cuentos de Navidad) (TV) (1984)

6,4
310
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Ebenezer Scrooge es un hombre mezquino y desalmado. El día de Navidad se presentan en su casa los fantasmas de las Navidades Pasadas, Presentes y Futuras, que lo obligan a contemplar no sólo los errores que ha cometido, sino las consecuencias que su conducta tendrá en el futuro. Esa visión cambia el corazón del viejo Scrooge que intentará reparar todo el mal que ha hecho antes de que sea demasiado tarde. Adaptación televisiva del famoso relato del escritor inglés Charles Dickens. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
A Christmas Carol (TV)
Duración
100 min.
Guion
Roger O. Hirson (Historia corta: Charles Dickens)
Música
Nick Bicât
Fotografía
Tony Imi
Productora
Coproducción Reino Unido-EEUU; Entertainment Partners Ltd.
Género
Fantástico Drama Navidad Siglo XIX Pobreza Telefilm
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Charles Dickens Un cuento de Navidad
8
Recuperar la navidad
Generalmente culpamos a las grandes superficies comerciales de la pérdida del verdadero espíritu navideño, pero pocas veces miramos dentro de nosotros para reconocer o valorar que la sociedad ha ido enfriándose con el paso del tiempo, y se ha ido tomando de una forma más a la ligera cualquier tipo de celebración que antaño estaba arraigada a nuestras costumbres más profundas. Las fechas navideñas no deberían ser las únicas en las que nos reunamos con los nuestros o expresemos más claramente nuestros sentimientos, sino que deben ser un recordatorio sobre lo bella y feliz que debería ser esta vida plagada de injusticias, maldad y desgracias. La navidad es una de las pocas oportunidades del año que nos incita a la reconciliación, a la unión, a enmendar nuestros errores. Y sí, efectivamente también es una fecha en la que por desgracia descubrimos cuántos hipócritas nos rodean, pero nosotros debemos intentar ser más fuertes que ellos.

Casi todo esto es lo que Clive Donner (“Stealing Heaven”, 1988), que ya había formado parte del equipo técnico de “Scrooge” (1951) como editor, retrata en su preciosa película para televisión “Cuentos de Navidad”, una fábula que mediante una impecable recreación de sus escenarios, que desprenden con todo esplendor su lograda atmósfera invernal y navideña, relata cómo el avaro Ebeneezer Scrooge (George C. Scott) siente un gran rechazo por la Navidad y todo lo que rodea a esta fecha tan señalada. Considera que sólo es una época para comprar cosas que no se necesitan y no se pueden pagar. Pero se le aparece el espíritu del que siete años antes fue su amigo y empleado, anunciando la visita de otros tres espectros que representarán el pasado, el presente y el futuro de Scrooge, con los que recordará su infancia, abrirá los ojos ante el presente y se asustará del futuro que se le predice, respectivamente.

Toda la película en su conjunto es magnífica. No deja cabos sueltos, abarca todo lo necesario para conseguir ser emotiva y transmitir al espectador tanto la fuerza de la obra de Dickens como el verdadero espíritu de la navidad. Está claro que no es la única ni la más conocida de las películas que comparten este mismo nombre, ni del cine y de la televisión en general, pero merece la oportunidad de ser vista además de por lo citado, por la ternura con la que inspira su esencia, por su perfecta ambientación y por la elegancia de toda la cinta, bien acompañada por las partituras compuestas -magistral “Wasted Youth“- por el británico Nick Bicât (“La piel que brilla”, 1990).

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento, por falta de espacio)
[Leer más +]
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Se les fué la mano con el azúcar.
Antes que nada debo aclarar que no solo no leí la obra de Dickens si no que tampoco vi otra adaptación (de las miles que hay) de la misma. Es importante esto ya que hablaré por esta película tal cual está y no se cuanto es de Dickens y cuanto del director.

Me parece que en líneas generales la película está bien. Buena ambientación, y la historia se hace llevadera. La misma, a pesar de ser "para adultos", en el sentido de que analiza la vida de un hombre ya viejo, sus recuerdos, sus dolores y alegrías, pareciera estar apuntada a un público mas infantil. Tal vez por lo ingenuo de algunas caracterizaciones (especialmente el pequeño Tim), aunque parece ser culpa del clasicismo extremo de la obra. O tal vez por lo exagerado de los personajes. Maniqueo es la palabra que muchos usarían, ya que los malos son malos constante y exageradamente y los buenos lo mismo, cada paso que dan es con alguna declaración.

Este clasicismo a la vez, da pié a una puesta en escena de lo mas teatral, cosa que hace brillar mas las actuaciones. Siendo en realidad el único que aprovecha esto, como siempre, el gran George C. Scott. Cuando una película gira casi absolutamente en torno al personaje principal y este es muy característico, solo actores de esta talla pueden sacarla adelante. Y lo hace perfecto. Sin duda el punto mas fuerte de la producción.

Y el punto mas débil, como mencioné en el título, sería esa exageración del mensaje. Porque la película se atraviesa completa de esa forma tan directa y obvia que digamos que el mensaje está mas que claro desde el primer minuto. Sin embargo se insiste tanto una y otra vez que termina cansando y hasta parece una parodia por momentos.

En fin, película amena y llevadera con alguna parte especialmente interesante por la mitad, y para disfrutar la actuación de Scott, pero que sin embargo termina siendo una cinta simple y fácil de olvidar.
[Leer más +]
4 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil