arrow

La Liga de la Justicia: La paradoja del tiempo (2013)

La Liga de la Justicia: La paradoja del tiempo
Trailer
7,1
1.771
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Barry Allen despierta en una realidad alternativa, donde descubre que ningun héroe de la Liga de la Justicia existe, a excepción de Batman, Aquaman y Wonder Woman; estos dos últimos tienen una enorme guerra, incluso los Atlantes de Aquaman inundaron Europa y las Amazonas conquistaron Inglaterra. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Justice League: The Flashpoint Paradox
Duración
75 min.
Guion
James Krieg (Cómic: Geoff Johns, Andy Kubert)
Música
Frederik Wiedmann
Fotografía
Animation
Productora
DC Entertainment / Warner Bros. Animation / Warner Bros. Home Entertainment Group
Género
Animación Acción Ciencia ficción Superhéroes Cómic DC Comics Animación para adultos
Grupos  Novedad
DC Universe Animated Original Movies La Liga de la Justicia (Animación)
7
Tremenda y épica; por fin se hace justicia
Justice League: The Flashpoint Paradox es la mejor película que ha hecho DC/Warner sobre La Liga de la Justicia, y además con mucha diferencia. Después de flojear en casi todos los intentos previos (la única que tenía un pase era Doom -2012- Lauren Montgomery) por fin han conseguido sacar adelante un largometraje que puede mirar de tú a tú a las mejores producciones del estudio, como pueden ser el díptico de "Batman: El regreso del Caballero Oscuro" (Jay Oliva, 2012-2013), "Batman: Capucha Roja" (Brandon Vietti, 2010) o "La muerte de Superman" (VV.AA. 2007). Jay Oliva ha conseguido insuflar de un aliento épico a una película que no se corta en ningún sentido, siendo puramente adulta y demostrando la buena racha del estudio a la hora de abordar las historias de sus iconos. Es más, hay aquí más tragedia, oscuridad y un guión más sólido que en el último totem del cine de DC, "El hombre de acero" (Man of Steel, 2013) de Zack Snyder.

James Krieg es el responsable de adaptar la prestigiosa miniserie de cómics de Geoff Johns y Andy Kubert, haciendo milagros con el tiempo de metraje para conseguir darle importancia a los personajes y que nunca parezcan de pega. Esto sucede desde el mismísimo prólogo, excelentemente narrado, pero se extiende al resto de la película. La comunión con el realizador es total, tanto es así que Oliva no se limita a coreografiar acción sin descanso sino que crea (algunos) momentos íntimos para que podamos entender qué ocurre en la historia sin ser aturdidos con una montaña rusa de golpes frenéticos. En este sentido pareciera que estamos asistiendo al nacimiento de algo más profundo de lo habitual, recordando al estilo de Bruce W. Timm en sus aportaciones al universo de Batman. La trama, que nos habla sobre un mundo paralelo en el que Flash deberá enfrentarse a sus demonios para salvar su realidad, creando una paradoja temporal sin buscarlo, está contada con mucha garra y sin apenas descanso. Todo esto bien entendido, no obstante: hay tiempo para disfrutar de los personajes y, claro, para la acción.

Lo verdaderamente meritorio de la película es que su escala puede alcanzar registros épicos sin creerse más de lo que es, sin elevar su ambición por encima de las posibilidades de su guión. Cruda, pensada para el público adulto (los personajes sangran y mueren, como pasaría en el mundo real), cuenta además con un diseño de personajes excelso y un estilo de dibujo muy notable, con unos rasgos muy deudores del cómic y lejísimos del acartonado trazo de las películas anteriores de la productora: sombreados, formas, escenarios... todo está cuidado, algo que sorprende teniendo en cuenta que estamos ("sólo") ante una película directa al mercado del vídeo y DVD. "Justice League: The Flashpoint Paradox" ha sido una tremenda sorpresa, al menos para un servidor. No esperaba -para nada- algo tan sólido, con una animación tan bien ejecutada y una historia así de oscura, recordando más a aquel sensacional vídeo de introducción de DC Universe Online que al estilo camp y descuidado de otras películas sobre La Liga de la Justicia. Sobra decir que merece la pena, ¿no? Por fin la Liga tiene su película.
[Leer más +]
33 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La película con la que se masturba compulsivamente Sheldon Copper cada noche
¡Que nos dejen de engañar ya! Ni Whedon ni Nolan están haciendo las mejores películas de superhéroes sino Jay Oliva. En “La Liga de la Justicia: La paradoja del tiempo” es capaz de trabajar con cantidad indigente de señores y señoras con traje y poderes para voltear el universo del cómic y establecer una paradoja dentro del cine de animación. Nos queda claro que esta película es aquella con la que se masturba compulsivamente Sheldon Copper cada noche para conciliar el sueño, aunque que sea la película más violenta de universo DC animado no descarta alguna pesadilla al más imprudente e infantil… El argumento puede parecer inicialmente una locura tras el prólogo con una guerra entre las amazonas de Wonder Woman y Aquaman de Atlantes y sus hombres que puede acabar con todo el mundo, pero cualquier película de actores reales cuyo objeto sea la Liga de la Justicia debería plantearse los aciertos y el elegante conjunto que ofrece la película de Oliva.

Basada en el comic ‘Flashpoint’, escrito por Geoff Johns, y tomando sus diferencias como sorpresas para los fans más allá de cambios traumáticos por necesidades de la comprensión de la historia, “La Liga de la Justicia: La paradoja del tiempo” es uno de los mejores hallazgos para el mundo de los superhéroes. Oliva complementa el largometraje perfectamente con una estructura que marca la parábola temporal y ofrece contrapuntos para los seguidores con versiones alternativas imposibles donde las cabezas ruedan al mismo ritmo que la violencia y la sangre. Y es que la oscuridad y la imprimación trágica funcionan esta vez sobre el sensacionalismo que podría proponer un universo alternativo. ¿Qué hubiera pasado si Superman hubiera caído en manos del gobierno estadounidense, por ejemplo? Y es que una interminable serie de consecuencias serán provocadas con la muerte/salvación de la madre de Flash demostrando la necesidad de la defunción se seres queridos para construir a los superhéroes. Sí, lo sentimos mamá/papá/novia/animal-de-compañía...

Creo que pocos podrán criticar la animación y el ritmo de la historia que no decae en ningún momento y está perfectamente estructurada y concebida sobre las espaldas dramáticas de Flash y Barry Allen. Que WonderWoman y Aquaman sea unos villanos que pongan en peligro a todo el mundo y, que al mismo tiempo, se filtre una historia de amor y odio entre ambos no deja de tener un sentido adulto de la responsabilidad. Y es que las aportaciones de Oliva, por encima de la fuerte violencia a las que están expuestas, muestran una madurez que no es propia de esas fallidas adaptaciones anteriores. Porque en realidad esa brutalidad y lado adulto ya estaba en las viñetas originales pero siempre faltaban agallas o imposiciones de las grandes productoras de plasmar una violencia explícita y necesaria sin ser efectista. “La Liga de la Justicia: La paradoja del tiempo” junto a las adaptaciones de “Batman: The Dark Knight Returns” son prueba de un fenomenal nuevo concepto de la acción donde Oliva sabe perfectamente manejar numerosas decenas de personajes y distintos tonos dramáticos entre toneladas de acción y homenajes. Olvídense pues, de “El hombre de acero”, de “Iron Man 3”, de “Thor: El mundo oscuro” o “Lobezno inmortal” porque el director con acento de aceituna ha confeccionado las dos mejores películas de superhéroes del año.
[Leer más +]
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil