arrow

Agarrando pueblo (1977)

Agarrando pueblo
Trailer
7,3
522
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Película de ficción que simula ser un documental sobre los cineastas que explotan la miseria con fines mercantilistas. Es una crítica mordaz a la “porno-miseria” y al oportunismo de los documentalistas deshonestos que hacen “documentales socio-políticos” en el Tercer Mundo con el objeto de venderlos en Europa y ganar premios. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Colombia Colombia
Título original:
Agarrando pueblo
Duración
28 min.
Guion
Carlos Mayolo, Luis Ospina
Fotografía
Eduardo Carvajal, Enrique Forero, Fernando Vélez (B&W)
Productora
SATUPLE
Género
Drama Sátira Pobreza Falso documental Cine dentro del cine Mediometraje
9
Ese secundario de Caicedo
Luis Ospina es un personaje particular porque es posible que siempre le persiga la leyenda de ser ese otro al que Andrés Caicedo describía como el único en todo Cali que sabía tanto de cine como él. En cualquier caso su obra dista infinitamente de la que A.C. teorizó y nunca pudo llevar a la pantalla. Se comenta que su proyecto de llevar a la pantalla "Angelitos Empantanados" fracasó pues mientras Andrés quería hacer un drama sobre problemas existenciales de la juventud Luis Ospina quería irse por el lado de la crítica social ¿Qué se puede esperar de un director capaz de negarle a Caicedo la oportunidad de narrar una de sus psicosis con tal de no traicionar su postura? Pues una crítica social, pero no una normal; es una crítica social hacia la crítica social.

La historia de esta película nos remite a algo llamado porno-miseria, un método de hacer cine en que se muestra la situación más miserable posible a fin de despertar la lágrima fácil en el espectador de la élite social (¿Vieron Precious? algo así pero a la colombiana). En un individuo como Ospina tal tipo de pseudo cine sólo podía despertar la peor reacción y en afán de burlarse de esos audiovisuales sacó "Agarrando pueblo". Un encantador falso documental de 1977 (para los que creen que el primero que se hizo fue la bruja de Blair) donde se burlaba del como los cineastas de la época hacían escenas que no mostraban sino exageraban la miseria en situaciones ensayadas que intentaban hacer pasar por genuinas.

Al final la película es excelente y todo su mensaje se condensa en la visión final en que nuestro indigente no metafóricamente se limpia el culo con el dinero que deja la porno-miseria. Después de todo Luis Ospina es uno de esos pocos que tienen el derecho a mandar al carajo el método de Andrés Caicedo...

...¿Salí bien?
[Leer más +]
26 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Secuelas
A pesar de pertenecer a una especie de prehistoria del cine colombiano, el medio-metraje se deja ver y hace gozar al escéptico espectador nacional. Bien podría servir de ejemplo para que alguno de los actuales directores retomara la idea para ridiculizar esa otra especie de porno-cine en que se ha convertido la filmografía sobre la mafia. Es un producto nuevo de exportación que explota, de manera mediocre una tragedia. Mientras que aparece el Puzzo colombiano y su director cinematográfico, que alguien haga la secuela de Agarrando pueblo agarrando narcos.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1