arrow

Austin Powers 2: La espía que me achuchó (1999)

Austin Powers 2: La espía que me achuchó
Trailer
5,6
24.691
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tras ser congelado, Austin Powers, un agente secreto de los años 60, vuelve a la vida en los años 90. Se encuentra con una nueva sociedad en la que tendrá que enfrentarse con nuevos villanos, pero también con el Doctor Maligno, su máximo enemigo. El malvado doctor tiene un siniestro plan: ha inventado una máquina del tiempo que le permitirá volver a los años 60 y destruir a su archienemigo. Pero Powers contará con la ayuda de una bella agente para derrotarlo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Austin Powers; The Spy Who Shagged Me
Duración
91 min.
Guion
Mike Myers, Michael McCullers (Personajes: Mike Myers)
Música
George S. Clinton
Fotografía
Ueli Steiger
Productora
New Line Cinema
Género
Comedia Comedia absurda Parodia Espionaje Secuela Viajes en el tiempo
Grupos  Novedad
Austin Powers
Parodia de las películas de James Bond en la que Mike Myers despliega su mejor arma: el chiste fácil, casi inexistente, versión escatológica. Evidentemente existe una total ausencia de ingenio, pero es que así es el humor de este ridículo personaje, el propio Myers así lo quiere, y por eso no es reprochable. Quien no quiera que no lo vea. Gustará mucho a quienes entren al envite de las gracias, y será detestable para quienes adoran el humor de los dobles sentidos y la fina ironía. Aquí todo es basto, pero tan basto y tan ridículo (algunas escenas son desternillantemente estúpidas) que será difícil reconocer que algunas no tienen su gracia -véase la del "proyecto de Alan"-. Para mayor delirio, destacar que fue un impresionante éxito de taquilla en todo el mundo.
[FilmAffinity]
9
No apta para pedantes
De acuerdo, tal vez sea mala, estúpida, incoherente, de chiste fácil y ridículo... pero es quizás la película con la que más me he reido en mi vida, consiguiendo este film con creces lo que pretendía, y sólo por eso se merece semejante nota. La vi por primera vez en el cine y me encantó, la he vuelto a ver más veces y me sigo riendo casi lo mismo, por muy estúpida que sea.

La verdad es que no entiendo muy bien a quienes dicen que es muy mala, porque no paro de preguntarme "¿pero qué esperaban ver?", pienso que esta película logra eficientemente su objetivo, que no es otro que sacarnos unas carcajadas, Y PUNTO, y a quién no opine así lo considero un pedante y un amargado.
[Leer más +]
41 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Es exactamente igual que usted pero con una cuarta parte de su tamaño
Me gustó mucho más esta secuela que la película original, quizás porque la ví primero. Esta cinta es una sucesión de gags de humor americano en ocasiones grosero, pero que cuenta con un personaje que a mí me deja fascinado: El Doctor Maligno.
La saga de Austin Powers es una parodia de las acartonadas películas de James Bond, en las que los personajes siempre se comportan igual y en las que tienes muy claro quiénes son los buenos, quiénes los malos y que la chica guapa se va a acostar con el protagonista.
Sin embargo, insisto, para mí el personaje clave no es Austin, que es un tipo realmente feo y cutre al que todos adoran como si fuese el hombre más guapo y sexy de la tierra, sino el Doctor Maligno y su organización criminal.

Un científico loco que monta armas gigantes que pueden destruír el mundo y sólo pide un millón de dólares para cesar en sus propósitos, su segundo, que consigue montar imperios comerciales legales en cuanto se ausenta el doctor, el hijo, Scott Maligno, que sabe qué errores va a cometer su padre y actúa como su conciencia (pero el buen doctor nunca le hará caso) o el pequeño clon, MiniYo, impagable cada vez que hace un gesto.

Mike Myers que se mete en la piel de Austin Powers y el Doctor Maligno a la vez es un gran actor cómico, y en esta película lo demuestra con creces.

Un último apunte: a pesar de que el doblaje al castellano es muy bueno, conviene ver la película al menos una vez en inglés, porque lógicamente los chistes hablados cuadran mucho mejor y resultan mucho más graciosos. Como muestra, un botón:

"The name's Felicity Shagwell, but my friends tell me Felicity ShagVeryWell"

ha sido traducido como:

"Me llamo Marifé, Marifé Lación"
[Leer más +]
26 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil