arrow

El padrino. Parte II (1974)

El padrino. Parte II
Trailer
8,9
135.605
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Continuación de la historia de los Corleone por medio de dos historias paralelas: la elección de Michael como jefe de los negocios familiares y los orígenes del patriarca, Don Vito Corleone, primero en su Sicilia natal y posteriormente en Estados Unidos, donde, empezando desde abajo, llegó a ser un poderosísimo jefe de la mafia de Nueva York. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Godfather: Part II
Duración
200 min.
Guion
Francis Ford Coppola, Mario Puzo (Novela: Mario Puzo)
Música
Nino Rota, Carmine Coppola
Fotografía
Gordon Willis
Productora
Distribuida por Paramount Pictures. Productor: Francis Ford Coppola
Género
Drama Mafia Crimen Familia Años 1910-1919 Años 20 Años 50 Secuela Precuela
Grupos  Novedad
Trilogía El Padrino Adaptaciones de Mario Puzo
10
Como las legiones romanas
Si a mi me preguntasen si una de las dos partes de El Padrino es mejor que la otra, hace unos años habría dicho que la I, pero tras revisionarla varias veces, me he dado cuenta de que no pueden separarse, pues las dos alcanzan unas cotas de perfección en todos los aspectos casi nunca alcanzadas en el cine. Son dos historias aparentemente indepenientes una de otra, pues ocurre en lugares distintos, los protagonistas cambian en su gran mayoría y las tramas son diferentes. Pero hay un nexo de unión: Michael Corleone.

Ambas peliculas nos muestran a la Mafia en sus altas esferas, pero esta segunda parte nos muestra sus consecuencias. Aquellos que decían que la primera parte glorificaba a los gangsters tuvieron su reprimenda, pues esta cinta muestra para mi el desencanto del propio Coppola con su famosa trilogía, pues hizo la película casi obligado, y estuvo a punto de ser sustituido del mando de la pelicula por un entonces joven Martin Scorsese. Mucho más oscura, y con una trama quizás más negra y complicada, Coppola nos empieza mostrando a un Michael en el cénit de su poder, temido por todos, y nos acaba demostrando un Michael desgarrado por el dolor, convertido en un asesino que no tienen en cuenta ni la propia sangre, y anteponiendo la Familia a la familia. El hace las cosas ciegamente, pensando en que eso puede beneficiar a su familia, cuando en realidad lo que hacen es distanciarlo más y más, pero cuando se da cuenta es demasidao tarde... Y a todo ello se le añade el nacimiento del primer Don Corleone. Una historia que por sí sola alcanza una profundiad que para sí quisieran bastantes películas. Y una ambientación única, que sirve de constraste para mostrar las formas de ser de padre e hijo, uno basado en el honor, y el otro en el mero asesinato y el miedo. Aunque también esta película es una crítica a una sociedad americana que ocultaba sus problemas bajo una capa de corrupción de la que poco se sabe.

Y para unir dichas historias, Coppola hace gala de un dominio del montaje sencillamente extraordinario. La manera tan perfecta con que nos cuenta ambas historias y las une son dignas de una tesis, ya que jugar así con el tiempo de una película sólo está al alcance de muy pocos privilegiados. Amén de un apartado técnico que quita el sentido. Una película perfecta, acompañada de un diseño de producción único, una banda sonora primorosa, una fotografía excepcional, y el ya comentado genial montaje. Y unas interpretaciones que alcanzan la perfección. Si interpretar a Vito no fue fácil, el hacerlo una segunda vez y por otro actor es digno de alabanza. Y cómo no, Michael. Que Pacino no ganara el oscar es sencillamente de broma. Su interpretación es de las mejores de la historia del cine. Maravillosas Talia Shire y Diane Keaton, un personaje más importante en la trilogía de lo que muchos creen. Y un John Cazale que sobrecoge en cada plano. Amén de Duvall, con un personaje de mayor importancia en la trama.

Visionado obligatorio.
[Leer más +]
291 de 314 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La mejor obra cinematográfica de todos los tiempos.
La obra cumbre de la historia del cine. Superior a la primera por la recreación de la infancia de Vito y su posterior ascenso en el mundo de la mafia, interpretado por un magistral Robert de Niro, actuación que la valdría un oscar, y que lo llevaría al estrellato, siendo considerado hoy uno de los mejores actores de todos los tiempos, sino el mejor. Al Pacino hace la mejor actuación de la historia del cine. Un alarde de saber actuar que lo consagraría en el mundo del cine como uno de los mejores actores de la historia, con una sólida carrera cinematografica al alcance de muy pocos. Su actuación es magistral, soberbia, poderosa, como también lo fue en la primera, pero en esta la supera con creces. Esa mirada de hielo que te estremece cuando la ves y te hiela la sangre, te penetra como si dos cuchillos te apuñalaran, esa pasividad cuando se encuentra enfrente de su mujer es histórica, una de las mejores imágenes de la historia del cine; también magistral ese beso con el que condena a su hermano Fredo, simplemente espectacular... Estos son algunos de los detalles que hacen de Pacino un mito, una leyenda. En cuanto a la dirección me quito el sombrero. Espectacular Francis Ford Coppola, sin duda su trabajo más logrado. El filme rebosa perfección, la fotografía magistral y la banda sonora un clásico, la banda sonora que mejor se conjunta con las imagenes. Jamás había visto una película con una banda sonora más brillante. Coppola hace unos flashbacks entre Michael y su padre Vito indispensables, soberbios. En cuanto al guión, puede que jamás se haya escrito ni se escriba un guión mejor. Espectacular Coppola y Puzo. Sencillamente la mejor pelicula de la historia del cine, una décima por encima de su predecesora, dos películas que son sin lugar a dudas la cima cinematográfica de toda la historia (la tercera , siendo por mucho la peor de las tres es un película soberbia. Una de las mejores de los 90). Sin palabras.
[Leer más +]
135 de 176 usuarios han encontrado esta crítica útil