arrow

La costa de los mosquitos (1986)

La costa de los mosquitos
Trailer
6,2
8.039
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un brillante inventor (Harrison Ford), hastiado del consumismo de la sociedad moderna, decide alejarse de la civilización con su familia y emprender una nueva vida en plena jungla. Bajo su guía, su nuevo hogar se convierte en un paraíso gracias a sus inventos, pero pronto su mente comienza a desmoronarse. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Mosquito Coast
Duración
117 min.
Guion
Paul Schrader (Novela: Paul Theroux)
Música
Maurice Jarre
Fotografía
John Seale
Productora
The Saul Zaentz Company / Jerome Hellman Productions. Distribuida por Warner Bros.
Género
Aventuras Drama
"Fábula con menos profundidad de la pretendida"
[Diario El Mundo]
8
No hay nada más real que una utopía.
Otra de esas películas que la gente incomprensiblemente coge manía cuando es una de las películas de la floja década de los ochenta que más interés puede tener para los amantes del cine norteamericano.

“La costa de los mosquitos” rezuma interés por todos sus costados. El gran problema que tiene para el público es la ambigüedad del personaje que interpreta magistralmente Harrison Ford que les descoloca, no existe prácticamente nadie que realmente le caiga bien, si no les cae mal por una frase, es por un hecho o por una actitud, el caso es que es difícil que a lo largo de dos horas de película caiga realmente simpático. Y eso a la hora de identificarte con un personaje no es positivo y por lo tanto la película se resiente en comerciabilidad.

Y es que a la gente le gusta las etiquetas, las ponen continuamente y yo les puedo demostrar que a ese personaje en realidad no le va ninguna. Tiene tanto de genio como de loco. Tiene tanto de anarquista como de nacionalista. Tiene tanto de paternal como de maltratador. Tiene tanto de ecologista como de maquinista. Tiene tanto de beato como de asesino...Y decenas de comparaciones más.

Se nota la mano del guionista Paul Schrader (“Taxi driver”) en el texto original de Paul Theroux y particularmente creo que para bien. Además las imágenes de la falsa costa de los mosquitos -ya que está rodada en Belice y no en Nicaragua u Honduras- son de una belleza y tranquilidad innombrable. La dirección de Weir como siempre: Muy clásica, elegante y efectiva. La cámara es un medio no un fin, el fin es la historia.

Un auténtico viaje iniciático donde el bien y el mal, lo particular y lo social, el futuro y el pasado y en definitiva la cordura y la locura se dan de la mano en el incomparable marco de la costa centroamericana.

Sinceramente invito a todos a que la vuelvan a revisionar o que la vean por primera vez quien no la conozca porque se llevarán una sorpresa muy agradable en estos tiempos de cine tan previsible. Y amigo Gilbert, procura volver a verla....pero esta vez primero duerme un rato.
[Leer más +]
77 de 88 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El fin de la civilización
Sin duda The Mosquito Coast sigue siendo a día de hoy la película más infravalorada de la filmografía de Weir junto a Fearless. Los que habían leído la novela vieron insatisfechas sus expectativas; los que esperaban ver otra aventura de Harrison Ford simplemente se aburrieron. En mi opinión The Mosquito Coast vuelve a ser un bello ejemplo de caligrafía y temática weiriana, un film en su conjunto muy sólido, algo pretencioso, pero decididamente acertado en su retrato del personaje principal y en la crónica del brutal impacto cultural e ideológico que muestra. Aunque el resto de los personajes son mucho mas esquemáticos, parece que el guión los ha tomado como contrapunto para definir al protagonista, aunque están bien tratados y en particular mejor sugeridos por el director. En cualquier caso el principal defecto del que adolece es un final que, sin ser malo, no está a la altura del resto del film. También es cierto que aunque Harrison Ford realiza una de sus mejores interpretaciones (la última de su mejor etapa profesional) el personaje tal vez le queda algo grande, dejando al descubierto sus carencias como actor. El que mayores halagos se lleva, sin duda, es el director australiano, que vuelve a hacer gala de su hipnótico y fascinante estilo visual cargado de significados y sugerencias, que sabe sacar encuadres de poderosa fuerza visual (véase la toma desde el río de la maquina o el primer plano de Ford después de la explosión) y además logra manejar de forma equilibrada los elementos de los que dispone (actores, localizaciones, historia…), apoyándose parcialmente en unos brillantes trabajos de fotografía y banda sonora (Jarre). Es cierto que The Mosquito Coast es una película irregular, imperfecta y aún así maravillosa. Durante gran parte del film Weir nos regala un magistral estudio audiovisual sobre el choque de culturas, la obsesión o los fanatismos que se sigue con autentico placer. Y eso no lo hace cualquiera. Muy recomendable.
[Leer más +]
32 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil