arrow

El próximo año a la misma hora (1978)

El próximo año a la misma hora
Trailer
6,9
861
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un hombre y una mujer se conocen por casualidad en el comedor de un romántico hotel. Aunque ambos están casados, al día siguiente despiertan perplejos en la misma cama preguntándose qué les ha pasado. Sin embargo, se citan para el año siguiente en el mismo hotel y en la misma fecha. Adaptación cinematográfica de un previo éxito de Broadway. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Same Time, Next Year
Duración
117 min.
Guion
Bernard Slade
Música
Marvin Hamlisch
Fotografía
Robert Surtees
Productora
Universal Pictures / The Mirisch Corporation
Género
Romance Drama Comedia Drama romántico Comedia dramática
"Buen trabajo de su pareja principal y acertada dirección para una historia que se mueve entre el drama y la comedia"
[Diario El País]
10
La otra vida
Robert Mulligan moldeó un derechazo y derribo al corazón, cubriéndolo con la forma de una película pequeña, discreta, de las que no se emiten en la tele los domingos en las horas de mayor audiencia, ni en las sesiones del cine más anunciado de la semana en los canales más vistos.
Es de las que una no ha oído mencionar ni una sola vez, por ningún medio, hasta que un buen día un amigo la recomienda. Se añade a la lista de los visionados pendientes, como otra más, con una ligera curiosidad y calculando para cuándo se le podrá hacer el hueco, después de otras quince que ya estaban anotadas.
Y cuando le toca el turno, se piensa que por qué diablos se ha tardado tanto. Que, de haber sabido que se trataba de un pequeño coloso destinado a tronchar el corazón y cortarlo en tiras, se le habría designado un puesto de honor y no se la habría colocado en el montón.
Y, por otro lado, también aparece la tristeza. Tristeza por habérsela bebido ya como quien se bebe el trago más dulce. Por haber pasado por la primera vez y que esta primera vez no regrese jamás.
Como otras veces con otras vivencias similares, he deseado rebobinar el tiempo para volver a ser virgen ante esta asombrosa película.
Hay veces en que una sola vida no basta para tanto que hay por vivir. Y tampoco basta ser una sola alma en un solo cuerpo. Porque en ciertas ocasiones anhelaríamos más que nada dividirnos en dos partes, y que cada una de las partes formase nuestro todo, dedicadas por separado y a tiempo completo a distintas parcelas que no se pueden conciliar, pero que necesitamos tanto como respirar.
Tener dos vidas en una. Porque con una no estaríamos completos. Porque en la vida secreta, la extraoficial, la inconfesa, recibimos lo que nos falta en la principal. O a lo mejor es mucho más. En la secreta recibimos todo lo que soñábamos sin ser conscientes de que lo soñábamos hasta que apareció en el horizonte nuestro sueño materializado.
Hemos construido con mucho trabajo un edificio sólido que es la base en la que nos sustentamos. Pero en ese edificio, por confortable que sea, siempre hay huecos, zonas vacías. Uno se conforma con esa rutina acogedora y segura. Tal vez no es en el fondo lo que nos llena, pero nos hemos resignado por amor y por costumbre.
[Leer más +]
24 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
A nadie le amarga un dulce
Hay que reconocer que la historia que nos presenta Mulligan es un pastel con merengue, partiendo de esa base que nadie se lleve a engaño.
Tanto la historia como los personajes están bien construidos todo en un tono ligero (excepto en una de las escenas más dramáticas donde Alda demuestra que debería dedicarse solo a la comedia... porque da risa cuando debería hacernos llorar). Por poner un pero la duración es algo exagerada, noventa minutos deberían bastar.
Pero el fallo más gordo está en un apartado técnico, la fotografía, lo cual es gracioso porque estuvo nominada al oscar (como para guiarse por estos premios) y explicare el por qué:

- La historia transcurre durante un número considerable de años (más de 20) y mientras que en la caracterización de los personajes (maquillaje, vestuario, peluquería) el paso del tiempo se deja notar la fotografía no experimenta NINGÚN cambio, con el tremendo juego que tenía Surtees a su disposición para jugar con diferentes tratamientos y épocas. Todo esto se traduce en una fotografía anodina que en vez de aportar a los personajes resta progresión dramática.
- La foto en sí misma es FEA y deudora de un clasicismo que ya no se usaba en la época, por dios santo era necesario usar esos niveles de luz en el interior de la casa (si parece un centro comercial) o la difusión en todos y cada uno de los planos...
- También tenemos por ahí un momento con efecto lluvia donde solo nos falta ver al técnico conectando las mangueras... cutre, cutre....
- Los decorados tampoco varían nada a medida que pasa el tiempo, en la casa puedo aceptarlo ya que le guste al dueño el decorado rústico pero que el restaurante permanezca incólume con la misma decoración veintitantos años...

En resumen una buena película a la que los años han dejado con las vergüenzas al aire en el apartado técnico. Es curioso como la ganadora de aquél año al oscar a la mejor fotografía no solo ha aguantado el tipo sino que mejora con cada revisión, claro que por eso es una obra maestra... DIAS DEL CIELO.
[Leer más +]
17 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil