arrow

Time (2006)

Time
Trailer
7,0
4.276
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Seh-hee y Ji-woo forman una pareja muy enamorada. Llevan juntos dos años, pero, a causa del lento discurrir del tiempo, Seh-hee empieza a sentirse ansiosa y preocupada, temerosa de que Ji-woo pudiera cansarse de ella. Por eso se pone histérica cada vez que ve a Ji-woo prestando la más pequeña atención a otras mujeres. Un día sucede lo que ella se temía: Ji-woo no logra hacer el amor con ella, y sólo lo consigue cuando Seh-hee le propone que se imagine que está con otra mujer. Entonces, Seh-hee se siente ansiosa y frustrada, además de disgustada de que su rostro sea siempre igual y que su aspecto no pueda dar a su compañero una impresión nueva en cada encuentro. Por su parte, Ji-woo considera que la propuesta de Seh-hee de que piense en otra mujer cuando hacen el amor está fuera de lugar. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Corea del Sur Corea del Sur
Título original:
Shi gan (Time)
Duración
97 min.
Estreno
22 de diciembre de 2006
Guion
Kim Ki-duk
Música
Hyung-woo Noh
Fotografía
Jong-moo Sung
Productora
Happinet Pictures / Kim Ki-duk Film
Género
Drama Romance
"Con algunas de las imágenes más perturbadoras que se hayan visto recientemente en torno al amor que deriva en locura"
[Diario El País]
"El argumento es disparatado, pero su tratamiento, sugerente, minucioso (...) lo vuelve a poner en pi en la estantería. (...) Puesta en escena tan arriesgada como hermosa. (...) Puntuación: ★★★ (sobre 5)."
[Diario ABC]
8
Time Ki-Duk. Jugando a Barrio Sésamo en spoiler: Él y ella.
Estoy perplejo. Cuando terminas de visionar Time una extraña sensación te invade. Me quito el sombrero, aunqe no tenga. Shi gan es un drama sobre la infelicidad. Kim Ki-Duk nos muestra como pasan los días para una pareja que lleva 2 años juntos. Ella se siente incapaz de hacerle feliz (Él es feliz) y los celos le vuelven loca.

La película comienza a rozar el sobresaliente cuando la protagonista se hace la cirugía estética. La historia es brillante y nos muestra la locura de una mujer por querer hacer feliz a su pareja. Pero lo único que consigue es mostrar su propia infelicidad y arrastrar a su novio y a ella misma a un bucle sin salida.

Como en todos los films de este director la fotografía esta muy lograda. Bella por fuera, dura por dentro. Después de "Hierro 3" y "Primavera, verano, otoño, invierno... y primavera", es para mi el film más destacado de Kim Ki-Duk.

Como ya sabes, si no has visto el film no leas el spoliler, aunque seguramente te quedarás igual...
[Leer más +]
113 de 119 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Otra mujer................y Otro hombre
Es difícil vislumbrar hacia qué terrenos se mueve el cine de Kim Ki-duk desde que realizase el que supone el tríptico y eje central de su filmografía: “Dirección desconocida”, “Primavera, verano, otoño, invierno... y primavera” y “Hierro 3”.
Lo complicado es encontrar un nexo de unión o coherencia entre sus últimos trabajos: el tema recurrente en su obra de la prostitución en “Samaritan Girl”, pasando al retorno del silencio en “El arco” y finalizando en “Time”; en esta última puede ser el poster de “Wild animals” que aparece en la habitación del protagonista, aunque poco tiene que ver en realidad con las aventuras erótico-parisinas del coreano.

El planteamiento de “Time” es tan interesante como descabellado y surrealista, tan alejado y cercano al mismo tiempo a argumentos visuales/narrativos ya utilizados por Hitchcock o Buñuel. Pero la historia se decanta muchas veces por el culebrón o entra en los terrenos del vodevil en su inicio con esos celos, escenitas en público y proposiciones indecentes.
Pero también está la parte interesante desde que se inicia el viaje a un quirófano y la desaparición. Es ahí donde el filme de Kim Ki-duk coge fondo: el del de un drama romántico atípico y original.
Hollywood con este mismo material realizaría un espectáculo baboso y edulcorado sobre el destino y la fuerza interior. Charlie Kaufman escribiría una nueva y bizarra “Olvídate de mí!” y Kim Ki-duk realiza un retrato desgarrador de la locura con mucha mala baba e ironía.

Como suele ser habitual en su filmografía destacan sus originales y llamativos planteamientos visuales. Algunos son tan preciosos que bordan el ridículo. Me explico: la imagen de los enamorados, ya sean solos o acompañados, en esa escultura de las manos fundiéndose en la playa simboliza muchas cosas y es preciosa. Pero lo de la marea, metáfora acertada del paso del tiempo, borda el ridículo. ¿¡Van a estar cinco horas ahí hasta que baje!?
También contiene una de las elipsis más divertidas (involuntariamente) de esta década en una original y brillante secuencia, construida sobre el montaje y la oscuridad. ¡Nunca en un apagado/encendido de luz dieron tiempo a hacer tantas cosas!

Pero el cine de Kim Ki-duk es así, historias de amor desgarradas (esta vez, a golpe de bisturí) con metáforas, mucha poesía y acertados planteamientos visuales. Y esta vez el interesante y cíclico desenlace denota pretensiones y mensajes mayores sobre nuestra sociedad de consumo y sus cambios no hormonales previa visita a un quirófano.
[Leer más +]
49 de 68 usuarios han encontrado esta crítica útil