arrow

Algunos hombres buenos (1992)

Algunos hombres buenos
Trailer
6,8
52.596
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El teniente Daniel Kaffee es un joven y prometedor abogado de la Marina que tiene una excelente reputación. Sus superiores le confían la defensa de dos marines acusados de asesinato. A primera vista, el caso no parece complicado. Pero cuando tenga que vérselas con el Coronel Nathan R. Jessup, Comandante en Jefe de la base de Guantánamo, saldrán a la luz nuevas pistas que harán que el caso adquiera dimensiones insospechadas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Few Good Men
Duración
134 min.
Guion
Aaron Sorkin
Música
Marc Shaiman
Fotografía
Robert Richardson
Productora
Columbia Pictures
Género
Intriga Drama Drama judicial Ejército
"Un guión acerado, tensas interpretaciones y una dirección tan exigente como eficaz. Puro oficio"
[Diario El País]
"Interesante resurrección del cine jurídico-militar. Atrae el interés del espectador desde el principio hasta el fin"
[Diario El País]
8
El honor no es solo una pegatina en el brazo
Excelente film que recicla el subgénero judicial, para de paso, hacer una crítica mordaz al sistema militar americano. Así pues, en esta adaptación de la obra teatral de Aaron Sorkin se tratan cuestiones morales y filosóficas referentes a la actitud crítica e individualidad de las personas, a los etéreos conceptos de nación-religión como fundamento y columna del honor y, finalmente, al comportamiento fanático, violento y potencialmente agresivo de ciertas personas con, incompresiblemente, demasiadas prerrogativas.
De la calidad de la película hablan bien los excelentes diálogos, la agilidad del largo metraje, la emocinante música y las sobrias actuaciones. A ello contribuyen unos solventes Tom Cruise (verdaderamente no lo veo tan mal actor), Kevin Bacon y Demi Moore, aunque sin duda, el de nuevo genial Jack Nicholson se come actoralmente a todo el reparto con sus escasos quince minutos de participación. Es lo que tienen los genios; lo hacen mejor y en menos tiempo.

"Si nunca una superior le ha hecho una mamada, no sabe lo que se pierde... Yo, que soy coronel, tendré que esperar a que elijan a una mujer de presidenta de los EEUU. Mientras, seguiré con las duchas frías..."
[Leer más +]
51 de 56 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Buscamos a un hombre llamado Jack
Cruise no tiene la culpa. Al fin y al cabo tan sólo era un mandao. Pero de vergüenza resulta la primera mitad de la cinta gracias a la actitud del personaje que él interpreta. Engreído chulo-playa y estúpido son las primeras palabras que me vienen a la cabeza. Pero si me parara a pensar con menos prisas, saldrían adjetivos mucho más acertados a los ofrecido.

Y si bien Algunos hombres buenos lleva la palabra "drama" como género, el personaje de Tom peleaba incansablemente por transformarlo en comedia.
Los soldados acusados además no sólo no ayudaban, sino que encima potenciaba el circo con sus actitudes robotizadas. Que sí; que me creo que alguien pueda sentir el respeto por una disciplina tan arraigado a las venas. Pero joder...
Así que tenemos por un lado a un par de gorilas incapaces de pestañear si no se les ordena, y por otro al guaperas mostrando un pseudo desparpajo con un olor a rancio que tira para atrás. Menos mal que por ahí andaba un tal Nicholson capaz de levantarte del asiento con cada palabra, gesto ó mirada. Él consigue darle el toque de respeto que desea cualquier otro film para sí mismo.

En la segunda mitad, cuando Cruise decide dejar de hacer el imbécil para agarrar al toro por los cuernos, la cosa se renueva. Todo se vuelve más natural; se podría mejorar aún algún fleco más, como eliminar la estupidez de que el tío necesitara del bate de béisbol para pensar... pero bueno, dejémoslo ahí.
Llegado a este punto la película deja de ser "pasable" para convertirse en "interesante". Y la fiesta sigue. Ya todo gira en torno a un juicio, que la verdad, se hace bastante ameno.

Cuando toca chapar y parece todo el pescado vendido, aparece nuevamente Nicholson. Ahí es cuando se cae el estadio. Porque el tío se adueña de toda la película. Desde luego que actores del calibre de él son capaces de llegar, abrir la boca y transformar en dos minutos lo que parecía un "interesante" por un "buena".

¡Lo que ganaría Escenas de matrimonio con el tío este en sus filas!.
[Leer más +]
49 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil