arrow

Chungking Express (1994)

Chungking Express
Trailer
7,6
10.542
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dos historias de amor independientes que se desarrollan en el popular barrio turístico de Tsimhatsui, en Hong Kong. La primera describe el fugaz encuentro entre un joven policía en plena crisis amorosa y una misteriosa mujer fatal traficante de drogas. La segunda se centra en el singular romance entre un solitario y sencillo agente de policia y la joven camarera del pobre bar donde aquél suele comer. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Hong Kong Hong Kong
Título original:
Chung Hing sam lam (Chungking Express)
Duración
103 min.
Guion
Wong Kar-Wai
Música
Frankie Chan, Roel A. García, Michael Galasso
Fotografía
Christopher Doyle, Andrew Lau
Productora
Jet Tone Production
Género
Drama Romance Película de culto Película de episodios
"Digna de ver y recordar"
[Cinemanía]
"Wong Kar-Wai logra que las dos historias de amor se conviertan en dos detonaciones, en dos explosiones de emoción. (...) Es la magia de un director inigualable."
[Diario El País]
10
Te amaré hasta dentro de diez mil años
Dos historias muy diferentes entre si, cuyo nexo de unión es un puesto de comida rápida, el Midnight Express, en el cual se producen los encuentros entre los personajes.

La historia del 223 transcurre entre carreras, latas de piña que caducan el uno de mayo y el recuerdo de una novia llamada May, esperando una llamada al busca que nunca llega.
Noches de blues que van pasando en la vida de un perdedor ocasional, hasta que se cruza con una mujer misteriosa, con gafas de sol y gabardina. Que a su vez, esta metida en un buen lío relacionado con una mercancía de droga perdida y un socio, que le pone a su vida una fecha de caducidad.
El tiempo es un factor importante en esta historia. Por otra parte, es una de las pocas explicaciones que se le puede dar, a que sea de menor duración.
Takeshi Kaneshiro y Bridgette Lin, consiguen desarrollar unos personajes con carisma y magnetismo, en esta historia que enamora a la misma velocidad que se evapora. Dejándole a uno con la sensacion de querer ver un poco mas, pero satisfecho con la historia, en teoría, concluida.

El 663 por su parte, acude noche tras noche, al Midnight Express para pedir una ensalada para su novia azafata. Mas tarde, esta le dejara para probar algo distinto.
En el restaurante trabaja Faye, que se enamora de el y que gracias a una carta, que pasa de mano en mano, se hace con las llaves de su apartamento.
Así su vida va girando en torno a los cambios que Faye va provocando, los recuerdos de su relación con la azafata, con un avión de juguete como protagonista y las continuas conversaciones con toallas, jabones y peluches gigantes.
Un Tony Leung en su linea de tipo serio, que contrasta con el protagonista de la primera historia (Kaneshiro) y Faye Wong, que es uno de los pilares básicos de esta película, con un personaje para recordar.
Entrañable personaje el encargado del Midnight (Jinquan Chen), que con sus apariciones en las dos historias, le da un toque de brillantez y calidad.

Wong Kar Wai mezcla con virtuosismo diferentes generos, un poco de cine negro y mucho de comedia romántica. Excelente fotografía (Doyle, Lau) y una banda sonora de constante presencia y protagonismo. Una historia con un ritmo frenético y otra mas pausada, del blues melancólico al California Dreamin de Mama's and the papa's o el Dreams de The Cranberries.
[Leer más +]
68 de 81 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Desamores diluidos en la lluvia
La única algo floja, en mi opinión, de las películas de Wong Kar-Wai que he visto hasta la fecha. Tras haber disfrutado de bellezas como "Days of being wild", "In the mood for love" y "2046", la que es objeto de esta crítica ha pasado ante mis ojos de un modo bastante insustancial y rozando lo soporífero.
Los desamores de dos policías que son abandonados por sus novias se desarrollan en una sucesión de escenas que a mí, personalmente, me han transmitido poco aparte de un ligero aburrimiento. No han conseguido engancharme con el muestrario de sus peculiaridades y rarezas ni con sus penas de amor. Uno que está empeñado en adquirir treinta latas de piña en conserva que caduquen el 1 de mayo de 1994, día en que se habrá confirmado la ruptura definitiva con su chica, y que intenta ligar en un bar con una mujer que va cargada con el lote completo: traficante de drogas y asesina. Pero esta historia, ya poco interesante de por sí, se queda totalmente a medias y la acción pasa a centrarse en el otro policía. Esta otra trama quizás tenga algo más de chispa, sobre todo gracias a la chica de la tienda (aunque la verdad es que me resulta un poco cargante), pero al final de todo me queda la sensación de que no he visto nada que haya conectado gran cosa conmigo. Los personajes me dan la impresión de chirriar, quizás por ese empeño en mostrar tantas trivialidades y rarezas de su carácter que, la verdad sea dicha, me han interesado escasamente. Y no es porque me desagraden normalmente, ni mucho menos, las tramas que se centran en las personas y sus formas de ser y de afrontar las cosas, pero en este caso se me hace artificial y forzado. Las situaciones no me llenan, y he estado a punto de quedarme dormida, tal vez porque la he visto a la hora de la siesta.
Aparte de la fotografía, que no está mal, lo demás no me ha resultado llamativo. La banda sonora se me ha hecho demasiado repetitiva, no sé cuántas veces he escuchado el "California dreamin'" de The Mamas and the Papas, que es una canción que siempre me ha gustado pero que cuando te la quieren colar en exceso, porque a la chica de la tienda le encanta y tiene el capricho de irse a California, pues ya les vale. Que sí, que cuando me gusta mucho una canción la escucho hasta la saciedad, pero cuando veo una película me agrada escuchar algo más que la misma canción machacada hasta el infinito. No es por nada.
En esta ocasión, Kar-Wai se aleja de mis emociones y me deja bastante fría. No me ha resultado nada memorable ni ha despertado en mí ninguna sensación duradera, de ésas que te seguirán siempre cuando rememoras una película que te ha marcado en algún aspecto.
Fácilmente olvidable, de las que se arrumban en el cajón del olvido sin esfuerzo.
[Leer más +]
76 de 110 usuarios han encontrado esta crítica útil