arrow
Críticas de JVMarq
Críticas ordenadas por:
La gran belleza
La gran belleza (2013)
  • 7,5
    32.691
  • Italia Paolo Sorrentino
  • Toni Servillo, Carlo Verdone, Sabrina Ferilli, Serena Grandi, ...
9
La única distracción que nos queda a los que dejamos de creer en el futuro.
Bella película es lo menos que puedo decir de la cinta de Paolo Sorrentino. También es sincera, si se entiende por sinceridad el relatar la abrupta senda de la vida, haciendo paradas en el amor, el recuerdo, la juventud, la madurez, la nostalgia o la perdida, con la crueldad y el dolor que acompañan. La perdida de la vida, y la perdida de lo que la hace hermosa, la perdida de la fe y la esperanza.
Todo a través de las vivencias de un protagonista, fenomenal Toni Servillo, trasnochado en parte, cínico y misántropo según le cojan, pero en realidad perdido en una búsqueda constante de algo que no puede encontrar al echar una mirada a su alrededor.
La película mezcla de manera inteligente momentos llenos de falsedad bien aceptada, con otros de puro sentimiento. La desnudez de los personajes que pululan por Roma, y la verdad que surge en sus encuentros. La tristeza, la amargura del pasado recorriendo las venas hasta llegar al corazón, destrozado como no, esperando sucesos que den para unas miseras letras en un trozo de papel, algo que le hagan a uno palpitar de nuevo.
La gran belleza se encuentra en sus escenas, en las menos esperadas, en las que llegan después de una fiesta, del ruido y el champagne. Una reunión de viejos amigos que torna en verdades que duelen, el misterioso diario de una mujer a la que has amado, o una bandada de pájaros perdiéndose en el horizonte.
La nostalgia que nos lleva, y el tiempo que nos queda.
[Leer más +]
4 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
El gran Gatsby
El gran Gatsby (2013)
  • 6,3
    41.762
  • Australia Baz Luhrmann
  • Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire, Carey Mulligan, Joel Edgerton, ...
7
Ampuloso regreso al pasado.
Hacia un tiempo que no me pasaba por las salas, envuelto en tristezas y añoranzas internas del pasado. Pasado del que uno se resiste a despedirse y decirle adiós. Quizá por esa razón la elección de El gran Gatsby ha sido perfecta, para volver a despertar en mi la magia y la ilusión que nos presenta el séptimo arte.

Principalmente la época en la que se desarrolla la película me enamora y atrae enormemente. No tanto el lado lujoso de entonces representado aquí, sino más bien el lado melancólico y podría decirse que taciturno que muestran otras obras clásicas del cine. Pero también presente en esta.
No obstante las fiestas de Gatsby muestran muchas cosas, y todo lo que lo envuelve, la música, los trajes, los vestidos, el desenfreno, el alcohol, los coches... todo tiene un encanto especial, apreciable por cualquiera que se pase por ellas a tomar una copa, a emborracharse del color y la vistosidad de la que Luhrmann hace gala.

Este es el punto clave de la película; que esta dirigida por un director peculiar, capaz de mezclar el ayer y el hoy, a través de imágenes y melodías que otro que no fuera el, quizá no se atrevería a poner en pantalla. Y precisamente por ser el y no otro, no nos coge por sorpresa, y nos reconforta incluso identificar su estilo característico, por lo menos en mi caso, como una agradable sorpresa inesperada. Atención a la banda sonora, cautivadora y evocadora.

El plano actoral también resulta reconfortante. Viendo cosas que no cambian, como el reconocible personaje interpretado por Tobey Maguire, con la inocencia que le ha caracterizado en otras tantas películas y cuyo perfecto ejemplo seria el Homer Wells de Las normas de la casa de la sidra, y que en el Nick Carraway de El Gran Gatsby encaja.
Y otras cosas que quizá si van cambiando con el tiempo y el paso del tiempo, como la interpretación de Leonardo DiCaprio, que aunque se hable de la juventud del personaje dentro de la película, demuestra la madurez alcanzada como actor. Como si el Hughes de El Aviador se encontrase aquí, el paso por el cine de Scorsese, de vuelta al cine de Luhrmann, quedando lejos ya aquella Romeo y Julieta.
Hacia unas semanas rememoraba la pelicula en la que Redford era Gatsby, y viendo ahora a DiCaprio en la piel del personaje, debo decir que da la talla, personalmente me convence.

Recomendar El gran Gatsby a alguien que no haya visto Moulin Rouge, película con la que comparte atmósfera y un estilo muy personal, conlleva el riesgo de resultar algo chocante. Pero asimilados ciertos momentos de la película para el espectador casual, cualquiera apreciara la preciosa muestra de cine que aquí se encuentra.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
The Yellow Sea
The Yellow Sea (2010)
  • 6,7
    5.067
  • Corea del Sur Na Hong-jin
  • Ha Jung-woo, Kim Yoon-seok, Jo Sung-ha, Lee Cheol-min, ...
6
Hachas y Jarretes.
Tiene gracia ver una película como The Yellow Sea, un día antes del fallecimiento de Kim Jong II, ayer The Yellow Sea, anteayer The Chaser. No llega a coincidencia, puede que ni sea una curiosidad, a lo mejor no llega ni a tonta anécdota, solo por el mero hecho de posar la atención en el cine coreano actual. Algo de esperar ante un cine siempre sorprendente y atrayente, que se ha formado un estilo propio reconocible.
Resulta pues curioso solo porque el director Na Hong-jin envuelve alrededor de una serie de catastróficas vicisitudes el drama personal del protagonista, un Joseon, que viene a ser un norcoreano que malvive en la frontera entre trabajos mal remunerados y la acechante miseria.
Puede que esta cuestión no adquiera una importancia vital en la trama, pero entre tanta sangre y escenas de peleas y acción, es algo que llama la atención, que da cierto trasfondo social al margen de los golpes y bestialidades varias. La misma The Chaser trata temas delicados como el abuso policial, los derechos y la justicia, como lo hacía años atrás Memories of murder, una de las películas pioneras de este nuevo cine coreano.

Quizá el mayor problema que veo a la película que nos ocupa sea la que a la vez es una de las grandes virtudes del director surcoreano; el desmedido afán que tiene por entretener, incluso pagando el peaje de tener que perder toda apariencia de verosimilitud en lo que acontece.
Pues no deja de ser chocante pararse a ver donde comienza la película y donde termina, y como va enredándose todo en una maraña de desgracias en forma de ajustes de cuentas, cuchilladas, hachazos o lo que haga falta con tal de asegurar un buen puñado de escenas cargadas de hemoglobina.

No es algo malo, mientras las cosas no se vayan de las manos, y en The Yellow Sea se van y mucho. Y es chocante porque el anterior trabajo de director, The Chaser, resulta ser un trabajo con un toque más serio y sosegado que le da el realismo apropiado al conjunto, dentro de lo exagerado, aceptando encuentros casuales entre personajes y concesiones varias. Quizá en aquella, en su fotografía y recursos cinematográficos, era más evidente la influencia de anteriores trabajos del cine coreano, y en The Yellow Sea parece que Hong-jin es más el mismo.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Moneyball: Rompiendo las reglas
Moneyball: Rompiendo las reglas (2011)
  • 6,7
    31.775
  • Estados Unidos Bennett Miller
  • Brad Pitt, Jonah Hill, Philip Seymour Hoffman, Robin Wright, ...
6
El fichaje estrella.
Película más conversacional que deportiva. De reuniones de despacho y pizarra más que de juego, pelota o campo. El peso recae en dos figuras que sudan la camiseta o al menos le ponen ganas, Brad Pitt y Jonah Hill. Con especial énfasis en este ultimo, al que su actuación le puede suponer un empujón hacia delante, al menos se puede ver un cambio de aire en el, que no es poco.
Quizá no se haya adaptado del todo al juego de la “otra” liga, compartir vestuario con figuras en lugar de amiguetes es distinto, sin embargo puede que después de una larga serie de papeles de mayor o menor relevancia en comedias ligeras y gamberras, este tomando una dirección que podría aprovechar. De momento, es una buena manera de salir del encasillamiento, aunque seguirá siendo recordado por mi parte, en su mejor interpretación hasta la fecha en la, a veces algo infravalorada, Superbad, de Greg Mottola.

Brad Pitt, en su linea, bateando la bola cuando toca, y culminando con algún home run solitario, sin lucimiento excesivo, pero esta ahí. Si bien aparentemente es la estrella, deja a Hill desenvolverse cuando es necesario en el rol de talento al descubierto y arma secreta.
Se le ve suelto, con libertad de movimientos, pero su actuación no tiene el peso interpretativo y la intensidad, que si desarrolla ampliamente en El árbol de la vida. Si hay que elegir una, obviamente en la de Malick esta inmenso y merece un reconocimiento.
Phillip Seymour Hoffman, casi irreconocible a primera vista, encarna un secundario con eficacia óptima, y no creo que sobre mencionar a Ken Medlock, un veterano habitual secundario que también destaca en los primeros compases.

En lineas generales es una película bien hecha que refleja con precisión la tensión de una temporada, retratando el padecimiento de los que andan detrás de las decisiones y la amenaza en forma de guillotina y cese fulminante. Solida, pero sin un elevado nivel de dinamismo, y estando en el guion Aaron Sorkin (The social network), la carencia se hace más que notoria.
Recomendable a todo amante de los entresijos y el interesante mundo del manager deportivo, de los caza talentos y las negociaciones de alto riesgo, eso es todo.
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Armonías de Werckmeister
Armonías de Werckmeister (2000)
  • 7,7
    2.683
  • Hungría Béla Tarr, Ágnes Hranitzky
  • Lars Rudolph, Peter Fitz, Hanna Schygulla, János Derzsi, ...
7
Contemplación.
No es algo trivial afrontar una obra de esta magnitud. Decidir un buen día que ha llegado el momento de ver Armonías de Werckmeister. Película que pretende ir más allá del elemental entretenimiento cinematográfico, para llevar al espectador en un periplo, en apariencia largo pero también fructífero, y encontrar algo al final, algo por lo que merezca la pena embarcarse en el viaje.
Al hacerlo cada cual encontrara algo, aún sin desearlo inevitablemente tendrán que sentir en su interior. En mi experiencia personal, un deleite especial en sus partes melódicas, en sus imágenes y planos que acercan de modo inexorable la vida. Breves momentos de arte dentro de una dilatada historia, la belleza latente bajo la superficie, la crudeza de la realidad del ser, la insignificancia del mismo, las dudas y las miradas buscando las respuestas en un largo camino a través del tiempo.
Una película, compleja en su inmensidad, con escenas cumbre en las que se expresa con la mayor fuerza posible, escenas que logran conmover. El infinito, el sol, la tierra, la luna y el ballet cósmico. El hombre y la ballena, Dios y la creación.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Shotgun Stories
Shotgun Stories (2007)
  • 6,8
    1.652
  • Estados Unidos Jeff Nichols
  • Michael Shannon, Douglas Ligon, Barlow Jacobs, Natalie Canerday, ...
6
De odios enquistados y cartuchos guardados.
No deja de ser sorprendente la capacidad que tiene el cine independiente para asombrar desarrollando historias de manera austera, con lo mínimo, pero con mucho nervio o a fuego lento, siempre alumbrando caminos que seguir al cine de los grandes presupuestos. Diciendo con voz clara que las cosas sencillas funcionan si se saben contar.
He aquí una historia con esos rasgos, la de los hermanos Hayes. Contando algo que no se puede guardar dentro, de unas palabras que hieren, una historia de esas en las que se abre la caja de Pandora, y se anuncia la tormenta perfecta.
Película a la que no se le puede reprochar nada, pues esta bien realizada, se masca esa tensión seca y se mantiene la atención en prácticamente todo lo que les sucede a los personajes.
Algo a lo que ayuda la inestimable presencia de uno de los hermanos, Son, y concretamente la gran actuación por parte de Michael Shannon. Quizá sea lo mejor del film.
Como muchas propuestas independientes tiene un comienzo algo dubitativo y disperso, de despegue lento, que se hace esperar. Después entra en materia y avanza, y consigue mostrar lo que vale, hasta que se llega al ultimo tramo en el que resuelve con cabeza.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Septien
Septien (2011)
  • 5,7
    71
  • Estados Unidos Michael Tully
  • Rachel Korine, Brian Kotzur, Robert Longstreet, John Maringouin, ...
4
Rara.
Obra inclasificable, estampas de ámbito rural con personajes que van desde lo extraño, hasta lo directamente considerable como fuera de órbita. A lo que se suma el aire redneck pululando en el ambiente. Bebe las aguas de la fuente del surrealismo, intentado ser graciosa o caer en gracia, pero no llega a convencer del todo.
El trabajo de Michael Tully es una apuesta por la atracción de lo distinto en un panorama actual sin muchas ideas nuevas. La historia es demasiado tranquila, sin dinamismo, ni siquiera un objetivo concreto o un lugar al que llegar. Se trata del retrato de un mundo pintoresco sin demasiada vida.
[Leer más +]
1 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
In Time
In Time (2011)
  • 5,8
    48.619
  • Estados Unidos Andrew Niccol
  • Justin Timberlake, Amanda Seyfried, Vincent Kartheiser, Cillian Murphy, ...
3
The Runner.
In time es una película con el envoltorio visual de Origen, con su modernidad, imagen, y el estilo de sus personajes, incluso esta Cillian Murphy de por medio. Pero principalmente Niccol coge el esquema de Gattaca y lo readapta a un mundo donde el destino de cada cual también es algo vital en la historia. Más cercana sin embargo a Yo Robot por ejemplo, que a su anterior y gran aportación al genero.

Aquí el tiempo es oro, y en un dialogo introductorio donde un personaje que iniciara la rueda, le deja claro al protagonista, y los espectadores, los paralelismos de nuestra realidad y la del film.
Esa representación de pobres y ricos, incluso perfilando ya las frases que darán forma a la filosofía de los personajes y su problemática. Todo parece encajar y sin embargo, lo hace de forma torpe y sin más motivación que la de seguir las andanzas de unos personajes que corren como pollos sin cabeza.

Si bien Justin Timberlake en su papel de macarra cumple, y Amanda Seyfried en el de hija de millionario acompaña y aporta frescura, lo cierto es que los personajes parecen realizados a desgana, al igual que el resto de secundarios. Sin demasiado sentimiento, todo demasiado fast food y prefabricado, sin alma. Aunque ver a Murphy resulta ser una alegría estimulante, no es suficiente, e incluso su personaje se ve enguñido por la tremebunda maquinaria que cuenta con la fuerza de un ritmo, que intenta conseguir el objetivo de que no miremos los relojes en ningún instante, y ocultar con ello momentos absurdos y bochornosos.
Por eso tiene un enorme problema, pues si te paras durante un solo segundo a repasarla mentalmente al acabar de verla, te das cuenta de que no vale tu tiempo, y que seguramente morirá lo poco que recuerdes de ella antes de lo que imaginas.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un método peligroso
Un método peligroso (2011)
  • 6,0
    23.563
  • Reino Unido David Cronenberg
  • Keira Knightley, Viggo Mortensen, Michael Fassbender, Vincent Cassel, ...
7
Tres mentes maravillosas.
La ultima obra de David Cronenberg lleva el psicoanálisis al paroxismo, al extremo absoluto, valiéndose del tratamiento visualmente estimulante del sexo en la película para profundizar en tres personalidades, que se encuentran no por coincidencia, que diría Carl Jung.

Tanto Michael Fassbender como Viggo Mortensen están esplendidos, dando vida a los dos pensadores, y Cronenberg muestra en un principio el duelo interpretativo entre ambos con brillantez y pasión, para después señalar las dos corrientes y el choque entre ambos. Si bien Fassbender tiene más posibilidades para lucir y lo aprovecha ciertamente, el actor fetiche del director canadiense, en el rol de Sigmund Freud, demuestra estar cómodo, y puro en mano casi en la totalidad de las escenas, deslumbra.
La tercera en cuestión es Keira Knightley como Sabina Spielrein, y creo que es merecido reconocer el gran trabajo de la actriz, un gran aplauso para ella. Quizá mas palpable en lo gestual en el comienzo del padecimiento del personaje y de la cinta, y luego contenida y desbocada según toque.
Cabe destacar la aportacion en la trama del doctor Otto Gross, un Vincen Cassel en un personaje a su medida.

Cronenberg se mueve en la linea de anteriores trabajos, manejando el erotismo, la química y los físicos de Fassbender y Knightley. Sin excederse.
Son los diálogos donde se pone la carne en el asador, el sentimiento y la entrega hacen atractiva y entretenida la película, dando a la relación entre personajes el protagonismo requerido.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuestión de sangre (Little Odessa)
Cuestión de sangre (Little Odessa) (1994)
  • 6,5
    1.550
  • Estados Unidos James Gray
  • Tim Roth, Edward Furlong, Moira Kelly, Vanessa Redgrave, ...
6
La pequeña Odessa.
Cuando pienso en Brighton Beach me viene a la mente la voz de Nicolas Cage en El señor de la guerra, en uno de los últimos personajes notables que ha tenido, y la buena introducción al lugar en cuestión, en el que se congrega gran parte de la población de ciudadanos del este de Europa en Nueva York.
Un paisaje recordándoles el mar Negro es protagonista de un barrio visto en el cine con cierto toque de cutrerio, plasmado en sus calles, casas, en los puestos de comida, pero que al mismo tiempo adquieren un aire de distinción y encanto. He aquí el escenario perfecto para un personaje como el que interpreta Tim Roth en la cinta de James Gray, frio, sin miramientos, de vuelta al barrio.

La baza de la película no es la originalidad, pues se trata de un drama de cine negro al uso, con los añadidos y manidos problemas familiares y las consabidas disyuntivas de sus personajes.
La baza se encuentra en las actuaciones de Tim Roth y Edward Furlong, buenas pero que tampoco es para ponerlas como una de sus interpretaciones maestras respectivamente.
Furlong en plena época post-Terminator 2, en el rol de hermano pequeño que puliría años más tarde en American History X. Roth por momentos parece imitar, para lo malo y también con algún punto bueno, los gestos de un Al Pacino en plan Michael Corleone con una inyección de morfina en el cuerpo. No obstante, es Tim Roth después de todo y le da su toque caracteristico.
En resumen, Little Odessa es una opera prima de la cual Gray puede sentirse orgulloso.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
¡Olvídate de mí!
¡Olvídate de mí! (2004)
  • 7,6
    101.234
  • Estados Unidos Michel Gondry
  • Jim Carrey, Kate Winslet, Kirsten Dunst, Mark Ruffalo, ...
10
Vale.
Prefiero olvidar la anterior critica que hice, allá por finales del dos mil ocho, básicamente porque estaba dedicada a un amor, y el amor tiene un terrible enemigo; el tiempo. Pero no solo por eso, pues entonces debería borrar unas cuantas. Lo cierto es que cuando la hice andaba algo atolondrado y con la cabeza llena de pájaros. Aunque no digo que haya cambiado mucho desde entonces, quizás nada. Sin embargo en mi vida han pasado muchas cosas, algunas bonitas e inesperadas, otras no tanto.
Sin embargo Olvidate de mi, o mejor por el precioso titulo original Eternal sunshine of the spotless mind, sigue teniendo a día de hoy un hueco en mi corazoncito cinéfilo. E incluso ha sido protagonista en una de las mayores serendipias o afortunadas casualidades que me han ocurrido en la vida. Esa es la razón, me la reservo para mi y la persona con la que lo viví, pero es la razón principal.

Dicho esto procedo a actualizar la critica un poco, continuo...
Que decir de una de las mejores películas de lo que llevamos de siglo. Un autentico regalo para cualquier amante del cine, de las bonitas historias de amor, pero sobretodo de recuerdos.
Recuerdos es lo que nuestro protagonista lucha por proteger, le acompañamos en un viaje a través de su mente, aferrándose a cada pequeño fragmento de la memoria, intentando retener un gesto, una mirada, un beso. Pero también una riña, un enfado, un ahí te quedas, o un no tortuoso, ¿porque me fui?. Es en ese viaje es donde descubrirá lo que significa cuando una persona importante pasa por tu vida, y es lo que hará que desee que no se pierda y la lucha se torna en imperiosa necesidad.
Detrás de esta historia de amor tan particular, un tipo como Charlie Kaufman, no podía ser otro. Y es que la película es una autentico y delicioso delirio, una locura transitoria que acaba teniendo todo el sentido del mundo.

Y una pareja también muy particular. Un Jim Carrey alejado de su faceta cómica en una de sus mejores actuaciones. Joel es un personaje en el que personalmente, en muchas cosas, me veo reflejado, con las inseguridades, manías y torpezas, pero también con los momentos afortunados. No seré el único, seguro.
Y Kate Winslet, Clementine, mandarina... para el recuerdo eterno. Al igual que ese un montón de momentos en el tren, en el hielo, etc...
Una preciosa película sobre el amor y el desamor, sobre el desencanto y el redescubrimiento, sobre la importancia de nuestros recuerdos, de los buenos y de los malos. Una de esas películas que no puedes olvidar por mucho tiempo que pase.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Good Bye, Dragon Inn
Good Bye, Dragon Inn (2003)
  • 6,8
    639
  • Taiwán Tsai Ming-liang
  • Lee Kang-sheng, Chen Shiang-chyi, Kiyonobu Mitamura, Chen Chao-Jung, ...
6
Última sesión
Esta es una de esas películas para ver en una noche lluviosa, una alternativa para el insomne contemplativo. Deja en la memoria imágenes bellas, tanto en el exterior del cine en el que trascurre, como dentro de la misma sala, con un grupo variopinto y escaso de espectadores como protagonistas. Para bien o para mal, ahí termina todo.
Quizá en las rondas nocturnas de la taquillera-encargada del cine se encuentre el corazoncito de la película, donde más se profundiza. O quizá solo se trata de un historia aparte de las que se dan cita bajo la luz del proyector.
Es posible que el director malayo-taiwanés se exceda al alargar la duración de ciertos planos fijos, para enfatizar y resaltar lo que muestran sobre los personajes que habitan su mundo. De todas formas la película se nutre de las vidas de todos ellos, y de lo mucho o poco que puedan aportar con sus silencios, miradas o tribulaciones varias.
Good Bye, Dragon Inn es la casi ausencia de diálogos que lleva hasta el descubrimiento de los expresivos silencios y las soledades que se despiden.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Breaking Bad (Serie de TV)
Breaking Bad (Serie de TV) (2008)
  • 8,8
    100.348
  • Estados Unidos Vince Gilligan (Creator), Michelle MacLaren, ...
  • Bryan Cranston, Aaron Paul, Anna Gunn, Dean Norris, ...
9
¿Te gusta cocinar?
Un paisaje árido, unos pantalones tirados, una mascara detrás de una roca, Una caravana parada con unos cuantos agujeros de bala en la puerta. En la lejanía se escuchan sirenas que advierten el final.
Llegue hasta Breaking Bad pensando en que seria una serie algo sobrevalorada que no me decepcionaría pero que tendría menos de lo que debería para ser considerada, y en un principio en los primeros episodios, no diré que me lo parecía, pero me mantenía exceptico.
Aun así ya me veía obligado a reconocerme a mi mismo que la formula era explosiva, y que esos arranques que cuentan lo que se avecina a la vuelta de la esquina, pocas veces habían sido también manejados.
La serie empieza en lo alto, pero conforme avanzaba el viaje, entrados en el tramo final de la primera y el comienzo de la impresionante segunda temporada, va in crescendo de manera brutal, hasta no saber a ciencia cierta si estas viendo una película en pequeñas grandes dosis de Los Coen o de Tarantino, algunos de los personajes comparten similitudes con algunos de sus peliculas.

Con todo esto acabas rindiendote ante la evidencia de que es una gran serie, bien preparada y con los ingredientes necesarios para convertirse en un referente en lo que a entretenimiento y espectáculo se refiere.
Absolutamente fabulosa capacidad para enganchar y mantenerte pegado a la pantalla, con un plantel de secundarios perfectos, y unas tramas solidas mezclado todo con pinceladas de humor negro brillantes. Sirvan como ejemplo dos personajes como Hank (el cuñado de Walt que trabaja en la Dea), o el abogado que entra en juego más adelante, que parece inspirarse en aquel que interpretó tiempo ha Sean Penn, en la pelicula Carlito's Way.

Ante lo que me descubro sobretodo es ante el dúo formado por El señor White, o Heisenberg como prefiramos, interpretado por Bryan Cranston y Jesse Pinkman, Aaron Paul, que hacen que los momentos cómicos que comparten sean de lo mejor que se ha podido ver. Y a su vez los dramáticos, también por separado, que protagonizan, el cáncer de Walter y su situación familiar, su mujer y su hijo, o más adelante la relación de Jesse, dejan huella en el espectador.

En pocas palabras, hay química, se producen reacciones, empatizas con los personajes. Creo que es lo mejor que se puede decir de una serie, que te metes en su mundo y no deseas salir hasta el final, y Breaking Bad cumple con esa premisa sobradamente.

Bye, Pim …
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Asesinos de élite
Asesinos de élite (2011)
  • 5,5
    12.225
  • Estados Unidos Gary McKendry
  • Jason Statham, Clive Owen, Robert De Niro, Dominic Purcell, ...
5
Cumple su cometido.
Película que sirve de vehículo para el lucimiento de Jason Statham, del Statham en modo lucha y no tanto del Statham en modo actor, que suele dar la cara cuando hay algo detrás.
Sin embargo aparece un invitado inesperado que eclipsa a Statham, y no es De Niro, que aparece al principio y luego se le ve por cumplir el tramite, y tampoco es Owen, al que se le otorga un personaje simplón que no deja poso alguno. El que tiene el atrevimiento es Dominic Purcell, estrella televisiva, recordado como Burrows en Prison Break o John Doe.
Sirva la película entonces para este feliz redescubrimiento de Purcell como actor competente a tener en cuenta en próximos proyectos.

Porque lo que es en si The Killer elite se reduce a ser una cinta de acción con una historia de mercenarios a la caza, de las que no miras la hora en ningún momento hay que decirlo, pero tampoco recuerdas pasados los días después de verla. Donde se da el caso de que los actores de renombre ponen su nombre, valga la redundancia, al servicio de la maquinaria que hace funcionar el fostiador de turno, al que encarna Statham con solvencia.
Y si bien la película transcurre en los ochenta, cualquier escena de lucha, algunas de ellas de un absurdo descaro infantil dejando las armas a un lado para darse de tortas, podrían darse en cualquier película de la filmografia del conductor crujidor o el amigo de Jet Li, alejándonos de sus personajes más “tranquilos” y sosegados.

The killer elite imita a Munich, pero de un modo poco refinado. No hay que buscar petroleo, ni tampoco pensar en Syriana aunque por ahí ande un jeque vengativo. Aquí no hay una historia en favor de los actores, hay una historia como excusa para ver tiros, golpes, explosiones y acción, eso es todo.
[Leer más +]
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Habemus Papam
Habemus Papam (2011)
  • 5,9
    4.225
  • Italia Nanni Moretti
  • Michel Piccoli, Nanni Moretti, Margherita Buy, Jerzy Stuhr, ...
4
El Papa se va de marcha.
La película se puede dividir en dos mitades bien diferenciadas. En la primera se asiste a una representación más o menos bien llevada, moviéndose entre la seriedad y la comicidad, unidos al juego que dan los principios anquilosados de la institución religiosa.
El problema es que, aun estando Moretti en un personaje cómodo, a gusto y dando lugar a algún momento interesante con su santidad, todo fue explorado, aprovechado y mejor llevado en El discurso del Rey consiguiendo resultados notables que aquí no se alcanzan, pues aquella mantenía la tensión de los personajes y sabia jugar con el humor sin traspasar los limites, ni la fina linea del ridículo.
En la segunda mitad de Habemus Papam, cuando el Papa va en busca de la aventura o el autodescubrimiento personal, se sobrepasa esa linea del ridiculo en unos cuantos momentos, tanto fuera como en el interior del Vaticano. Y al no llegar un desenlace digno que trajera de vuelta la película al buen camino, se acaba perdiendo la fe.
Una propuesta inofensiva, blanca y simpática, pero lejos de lo que se podía haber logrado.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Synecdoche, New York
Synecdoche, New York (2008)
  • 6,9
    6.386
  • Estados Unidos Charlie Kaufman
  • Philip Seymour Hoffman, Catherine Keener, Michelle Williams, Dianne Wiest, ...
4
El ensayo eterno.
Synecdoche, New York es una rara avis más que sumar a la lista de historias, y conjunto de ideas, que han salido de la cabeza de Charlie Kaufman, pero en esta ocasion como director con lo que ello supone. Seguramente lo digo más como un halago, que como un reproche, aunque en realidad sea una cualidad, lo distinto al resto que resultan sus propuestas cinematográficas, ese toque especial que tiene toda historia que sale de su mente, aunque sea alguna en parte fallida, o lo parezca, salga bien o mal.
Indudablemente tiene momentos logrados y sus detalles interesantes, pero el conjunto resulta demasiado denso para mi gusto. No obstante, todo lo que realiza tiene sus cosas buenas, no cabe duda. Como genio que es considerado como tal, teniendo ese estatus se puede permitir hacer una película como esta sin despeinarse, casi se da el caso de que su propio publico se lo esta pidiendo y están deseando aplaudirle. Pero en ocasiones la realidad cae por su propio peso.

Kaufman se pasa prácticamente una hora para arrancar la historia, sumiendo en el sopor más absoluto, seguida por la confusión de lo que se necesita varios visionados mínimo para darle el sentido y atrapar en la red todos los detalles que parece dejar cuidadosamente, para que posteriormente monte cada uno en su casa cual puzzle. El problema es que no resulta estimulante, y la frialdad en las formas y el contenido no animan precisamente.
Seymour Hoffman deambula de un lado a otro, sin rumbo aparente. El tipo escondido detrás del árbol, al que luego encuentras explicación, bueno explicación al estilo Kaufman, o el dialogo a lo Wilder o Allen sobre un niño escritor, son esos pequeños instantes que sin ser algo novedoso, tienen su encanto, pero ahí acaba. No pueden sostener una película por si solos.
El batiburrillo formado a base de diálogos con Dostoievski, Nietzsche y Freud de por medio, tampoco ayuda a la causa. No resulta pedante, pero es un recurso facil.
Cuando empieza a dar forma a la obra, y vemos a actores interpretando a otros personajes, y van envejeciendo, y al mismo tiempo Hoffman se va creciendo, y la banda sonora de Brion cobra mayor protagonismo, ilusionando con toques melódicos identificables que recuerdan irremediablemente a Eternal Sunshine, incluso hay escenas con cierta ternura y sentimiento, y por un instante te ilusionas creyendo que llegara un final que cierre el circulo y lleve a algún sitio, aunque no te convenza mucho. Pero Kaufman deja la película en el limbo, en el que solo el puede tener una sonrisa al acabar de verla. Al menos creo que solo en el sera sincera, pues solo el puede llegar a cada recoveco de la historia.
[Leer más +]
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Juego de tronos (Serie de TV)
Juego de tronos (Serie de TV) (2011)
  • 8,6
    112.645
  • Estados Unidos David Benioff (Creator), D.B. Weiss (Creator), ...
  • Lena Headey, Peter Dinklage, Maisie Williams, Emilia Clarke, ...
7
El cerebro del Mediohombre y los huevos de la Khaleesi.
Juego de Tronos es la serie que causa sensación, al margen de los seguidores de la saga de literatura de fantasía medieval Canción de Hielo y Fuego, la clave del éxito se encuentra en juntar aspectos que unan a amplios sectores del público potencial, satisfadiendolos a todos por igual.
El entorno en el que se desarrolla, las espadas, la sangre y el sexo, sirven de aliciente en una lucha por el trono como reza el titulo, entre bandos o familias enfrentados. Y he aquí la clave de la serie y lo que la convierte en una fuerte adicción para el espectador; los enredos, tramas y diversos engaños entre personajes a cuál más maquiavélico y carismático.
Este juego cuenta con una galería de jugadores malos con avaricia, lo que hace difícil quedarse con uno, con lo que los buenos contrastan y sobresalen aun más si cabe. Básicamente están los Stark como el lado noble y reconocible, aparte de algún personaje suelto, el resto conspiran con diversos objetivos en sus mentes, algunos avanzan en busca de más poder, otros simplemente luchan por mantener su posición o por lo menos no perderla.

Así se puede dividir la primera temporada, en esas subtramas que protagonizan todos.
Las más interesantes resultan ser, por un lado, la del cabeza de familia Stark que tiene que llevar el peso de ser mano del rey; Eddard Stark, interpretado con Sean Bean. Lo que destaca en el tiempo que permite la serie, son las conversaciones y la complicidad con su amigo y rey Robert (Mark Addy), recordando batallas pasadas.
La intriga palaciega de varios personajes, en especial Lord Varys (Conleth Hill), y Petyr Baelish “meñique” (Aidan Gillen), uno de los mejores personajes. Sus charlas llenas de humor y bilis dan alegría.

Aquí hay que unir a la familia Lannister y cada uno de sus miembros. Si los Stark representan el bien casi ingenuo en ciertos pasajes, los Lannister ambicionan y procuran que se den todas las circunstancias propicias para conseguir lo que quieren. Al que hay que destacar por méritos propios es a Tyrion, un personaje carismático magníficamente interpretado por Peter Dinklage, que se lleva toda la atención y le da mucha chispa y vida a la historia.
Y separados de todo lo que acontece en palacio y alrededores transcurre la historia de los Targaryen, Khal Drogo (Jason Momoa) y su Khalesa, Daenerys (Emilia Clarke), que van en un viaje, aderezado con violencia y sexo, en el que ocurren cosas cuyo interés es en principio nimio y aparentemente prescindible, pero va subiendo enteros hasta llegar a los últimos episodios de la prometedora primera temporada. Habrá que ver sino se estanca posteriormente, y que camino sigue la serie en el futuro.
Ahí esta la clave principal por la que ver la serie, seguir los tejemanejes y movimientos de tablero de esos personajes, en tono culebronesco, y al mismo tiempo seguir la evolución de estos.
Todos intentando sobrevivir en un mundo, o un juego de tronos, donde el que peca de bueno o se despista por un instante, esta muerto.
[Leer más +]
5 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
El niño de la bicicleta
El niño de la bicicleta (2011)
  • 6,8
    8.608
  • Bélgica Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne
  • Cécile De France, Thomas Doret, Jérémie Renier, Fabrizio Rongione, ...
7
Pitbull.
Interesante historia cuanto menos como toda película de los hermanos Dardenne, donde como es ya habitual en los cineastas belgas muestran la realidad a pie de calle, siempre al borde de la marginalidad e intentando ver la salida o llegar a un nuevo comienzo que se atisba en el horizonte. Los personajes de sus películas llevan consigo las cargas de fracturas familiares o pequeños conflictos morales de diversa índole.
Entre esas aguas deben mantenerse a flote, por norma general, su cine suele dejar una ventana con vistas a la esperanza, aunque siempre historias suspendidas en el tiempo, abiertas a un futuro, como el de cada uno, algo incierto.
Cyril, el niño al que da vida Thomas Duret, mueve su mundo con pasos inconscientes o empujado por el mero instinto, y así se le va acompañando en la búsqueda de su padre, un Jérémie Renier, actor fetiche de los Dardenne, que bien podría ser una visión mas madura del también padre de L'Enfant. Y finalmente entra en juego la oportunidad en forma de encuentro casual; Samantha la peluquera, que sera la que deba luchar por el niño de la bicicleta.
No sera lo mas notable de todo a lo que han dado vida Jean-Pierre y Luc Dardenne, no obstante es una propuesta sincera con ellos mismos, y eso siendo su cine una muestra palpable de realidad y existencia fatigosa y llena de palos, es de agradecer.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
El mapa del sentimiento humano
El mapa del sentimiento humano (1993)
  • 6,7
    274
  • Nueva Zelanda Vincent Ward
  • Jason Scott Lee, Anne Parillaud, Patrick Bergin, John Cusack, ...
9
Holy Boy
Sorprendente joya cuyo descubrimiento equivale al mas grandioso de los hallazgos. Vincent Ward, especialista en viajes ya sea a los cielos o a los infiernos, a los sueños y pesadillas, aquí traza el mapa hacia el alma humana, haciendo una radiografiá profunda y completa, siguiendo el camino de la belleza y el rió natural de la vida, sus encuentros y reencuentros, el amor y sus vicisitudes. Puro corazón.
Si la primera hora, entre el chico y el cartógrafo, me causa sensaciones que no tenia desde que vi la amistad entre el explorador Arseniev y el cazador de la taiga Dersu Uzala, no se que decir de toda la parte final, me faltan palabras para describirlo.
Hermosa historia, buenas interpretaciones e imágenes para recordar.
Este mapa lleva a un lugar tan deslumbrante y maravilloso que solo puede provocar asombro al que se acerca a contemplarlo.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Drive
Drive (2011)
  • 7,2
    80.898
  • Estados Unidos Nicolas Winding Refn
  • Ryan Gosling, Carey Mulligan, Albert Brooks, Ron Perlman, ...
9
Cambio de marchas.
Van a tener razón los que decían que los ochenta volvieron. Bueno, y los setenta también. Al menos Drive de una decada coge la estética, y de la otra la dirección que va tomando la historia. Drive es el tipo de cine vibrante que se echaba de menos últimamente, porque hay sequía de películas que estimulen los sentidos, o al menos así se percibe en el ambiente. Aparte de la escasez de ideas actual.

Empieza poniéndose en primera, y de entrada va ganandome. Y es que esa introducción resulta tan sugerente y atractiva que te ciega, te conduce por Los Ángeles con nocturnidad, con lo que me gusta la noche, y ese Nightcall de Kavinsky, que se queda grabado en la memoria. La estética es molona, con lo que me molesta usar esta expresión, pero mola un puñao.

Segunda, aunque es reiterarse, pues va en el mismo carril, la banda sonora. Que juega de un modo ecléctico y armónico un papel bastante importante en la inmersión y el mantenimiento de la tensión, incluso cuando no hace mucha falta, algo no necesariamente negativo.
Destaco un tema que me gusta y se agradece escucharlo en varias momentos, de pasada eso si; An ending (Ascent), de Brian Eno. Ideal para relajarse, muy de pelicula de Mann, y es que Drive nos hace viajar por la atmosfera y el ambiente de Miami Vice, de Heat, de Collateral.

En tercera, Ryan Gosling encajando en un rol a su medida, pues lo ha ido perfilando en sus anteriores trabajos, que le deja mostrar sus maneras. Con un aire entre meticuloso y exacto en lo que hace, recordando al samurai que dibujaba Alain Delon en El silencio de un hombre de Melville. También el toque frió, misterioso y a ratos inexpresivo le queda bien a este joven amante del asfalto. No solo la escorpión de la chaqueta iba a brillar.

Al meter la cuarta, bueno... aquí toca salvar las curvas del bajón argumental, provocando perdidas momentáneas de atención al volante del espectador, con una historia algo deslavazada que casi se cae por el precipicio de lo admisible.
Ya no entro en la fe que se tenga que tener en las conexiones que se van produciendo entre personajes, sus motivaciones para hacer lo que hacen, ni en como se complica una historia, uniendo una gente con otra, que a lo mejor si hubiera ido por otra senda, habría sido perfecta.
Eh, pero espera... es una película, vale.

(Continua en el spoiler sin desvelar nada.)
[Leer más +]
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil