arrow

El misterioso Mr. Moto (1937)

El misterioso Mr. Moto
Trailer
5,8
35
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En su primera aventura fílmica, Mr. Moto (Peter Lorre) se embarca en la aventura que significa la cacería de unos traficantes de diamantes entre San Francisco y Shangai. Primera película de la serie. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Think Fast, Mr. Moto
Duración
70 min.
Guion
Norman Foster, Howard Ellis Smith (Novela: John P. Marquand)
Música
Samuel Kaylin, R.H. Bassett
Fotografía
Harry Jackson (B&W)
Productora
Twentieth Century Fox Film Corporation
Género
Intriga Thriller Drama Crimen
7
Cuidado con los cruceros si se encuentra a Mr. Moto
Mr. Moto, al igual que Charlie Chan o el Sr. Wong, son detectives insólitos y exóticos alejados de las ataduras de la moral judeo-cristiana, aunque deben asumir las limitaciones y convenciones de la sociedad occidental. Así, Mr. Moto puede tirar alguien por la borda sin sentirse culpable, pero no hace una fiesta de ello. En este primer filme, descubrimos que es un consumado investigador, capaz de disfrazarse e imitar acentos, de emplear un fantasioso jiu-jitsu sin despeinarse, mientras habla de una manera suave, pausada, de tono muy bajo sin levantar la voz ni un momento. No le hace falta. Y verlo en V.O. es una maravilla, con esa dicción tan bien ensayada de Peter Lorre y su "... perhaps". Realmente la interpretación de Lorre, con ese cambio inmediato en las expresiones faciales, es prodigiosa y compone un personaje realmente único e inimitable, aunque muy alejado de lo hoy en día considerado políticamente correcto.

La trama policial es tópica, más próxima a un serial de la Republic, en la que rápidamente descubres quienes son los malos. Si la trama es lo de menos. El filme se apoya en la gran interpretación de Lorre y en ese exotismo oriental de preguerra.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
CARTA DE PRESENTACIÓN
Mr. Moto se encuentra en la nómina de los famosos detectives que brillaron en la pantalla durante los años treinta. Y, al socaire del éxito obtenido con Charlie Chan, el director N. Foster también dirigió la mayoría de los episodios de este nuevo personaje.
Mantiene la estrategia de administrar la información pausadamente de forma que el espectador siempre sospecha lo que sucederá en la siguiente escena pero le resulta imposible aventurarse más allá.
La incertidumbre está garantizada.
No obstante, en el juego de las intrigas se aprecia cierta ingenuidad y el maniqueísmo de que solían adolecer este tipo de aventuras pero, en general, la historia resulta muy entretenida y se convierte en una buena carta de presentación para la nueva saga.
Debe reseñarse que la interpretación de P. Lorre resulta magnífica.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1