arrow

Cayo Largo (1948)

Cayo Largo
Trailer
7,9
18.398
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Frank McCloud (Humphrey Bogart) es un veterano de guerra que viaja a Cayo Largo, en Florida, para visitar al padre (Lionel Barrymore) y a la viuda (Lauren Bacall) de un compañero muerto en combate. Pero su estancia se complica, ya que en su hotel se aloja también una banda de gángsters que, aprovechando una fuerte tormenta, los toman como rehenes. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Key Largo
Duración
100 min.
Guion
Richard Brooks, John Huston (Obra: Maxwell Anderson)
Música
Max Steiner
Fotografía
Karl Freund (B&W)
Productora
Warner Bros. Pictures
Género
Cine negro Thriller Crimen Secuestros / Desapariciones
"Uno de los títulos míticos del cine negro. Huston supo rodearse de un reparto de altura, capitaneado por un magistral Bogart, par dar vida a esta claustrofóbica intriga. (...) guión sin fisuras para todo un clásico"
[Diario El País]
9
PASIONES, SENTIMIENTOS Y VERDADES
Muy mal deben andar las cosas para que una película de John Huston en la que intervienen Humphrey Bogart, Edward G. Robinson, Lauren Bacall, Claire Trevor y Lionel Barrymore pueda considerarse una obra menor. No es el caso de Cayo Largo, más bien al contrario. Estamos ante una película excelente del mejor y más genuino cine negro americano, con uno de los gangsters más típicos del cine USA junto a Cagney, Edward G. Robinson, una de las vamps más seductoras, Lauren Bacall y el Bogart más de vuelta de todo, de todos los Bogarts conocidos.

La elección es difícil pero me quedo con Claire Trevor en su papel inconmensurable de esposa de mafioso, alcohólica hasta las cejas y con la vida destrozada sin remisión. Su escena cantando por un trago de whisky es de un patetismo absolutamente doloroso. El Oscar conseguido significa el mínimo reconocimiento a su excepcional trabajo. Si el resto de actores está francamente bien, Claire está suprema.

Esta mezcla de claustrofobia, tensiones, pistolas y sexo, tiene tanta fuerza explosiva que nuestra retina queda inevitablemente impactada por imágenes como la del enfrentamiento sin palabras Bacall-Robinson, escenas como la del baño puro en boca ó el propio afeitado del mafioso, por no hablar de un inválido Barrymore literalmente caminando por la fuerza impelente de la ira. Película de pasiones, sentimientos y verdades donde las haya: Ira, Miedo, Egoísmo, Desencanto… y esa química especial que siempre surge de la unión de la pareja por excelencia del cine de siempre.

Como colofón, esa ventana que se abre tras la tormenta dejando pasar unos rayos de sol absolutamente purificadores. Y el retorno, la esperanza y la vida….
[Leer más +]
59 de 68 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Duelo de perdedores
Quinto largometraje de John Huston (1906-87) y último que realiza par la Warner. El guión, de Richard Brooks y John Huston, se basa libremente en la obra teatral “Key Largo” (1939), de Maxwell Anderson (1888-1959) y en un capítulo de la novela “To Have and Have Not” (1937), de Ernest Hemingway (1899-1961). Salvo unas pocas tomas panorámicas, se rueda íntegramente en los platós de Warner Studios (Burbank, CA). Claire Trevor, la simpática Dallas de “La diligencia” (Ford, 1939), gana el Oscar a la mejor actriz de reparto por el papel de Gaye Dawn. Producido por Jerry Wald para la Warner, se estrena el 16-VII-1948 (NYC).

La acción dramática tiene lugar en el islote Cayo Largo, el mayor del archipiélago coralífero, de más de 1.700 islotes, llamado Cayos de Florida (Florida Keys). El ex mayor Frank McCloud (Bogart), licenciado del ejército tras la finalización de la IIGM y sin familia, llega a Cayo Largo con el propósito de visitar al padre, James Temple (Barrymore), y a la viuda, Nora (Bacall), de George Temple, uno de sus compañeros de armas, amigo y subordinado en la campaña de Italia, muerto en combate durante la durísima batalla de Montecasino (17/I a 19/V de 1944). El padre es propietario del Hotel Largo, que Frank encuentra tomado y secuestrado por una pandilla de gángsters liderada por Johnny Rocco (Robinson), famoso por sus tropelías durante los años de la Prohibición. Frank es un hombre generoso e idealista, pero cansado, decepcionado, desilusionado, solitario y sin ganas de luchar. James, postrado en silla de ruedas a causa de una artritis severa (enfermedad de Luis XVIII), como la que afectaba entonces a Lionel Barrymore, es combativo y temerario. Johnny, un gángster anticuado que se propone por oscuros motivos huir a Cuba con sus esbirros, es cruel, hipócrita, miedoso y cobarde.

El film suma cine negro, drama, thriller, crimen, suspense, enfermedad y mafia. La narración es tensa y en ella tienen gran importancia los diálogos y la expresión corporal. Una parte importante del relato se explica mediante gestos, posturas, miradas, reflejos del rostro y similares. En condiciones de manifiesta desigualdad, se enfrentan James Temple, Nora y Frank McCloud con el grupo de gángsters, desconsiderados, agresivos, cínicos y sanguinarios. Mientras la actitud de James Temple es valiente, franca y temeraria y la de Nora es clara y terminante, la de Frank evoluciona con lentitud desde posturas pasivas y de silencio consentido a otras más activas. El enfrentamiento va subiendo de tono en un crescendo que Huston administra con habilidad. De las burlas, las palabras injuriosas y las actitudes humillantes, el relato deriva hacia hechos físicos (bofetadas, arañazos, empujones...) y hacia hechos más graves que llevan el ambiente a una situación extrema.
[Leer más +]
31 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil