arrow

Latitud Cero (Donde el mundo acaba) (1969)

4,5
54
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Gracias a una explosión volcánica, un grupo de científicos se ponen en contacto con una cultura submarina muy avanzada. Gracias a su bathyspere descenderán hasta un lugar místico y maravilloso llamado Latitud Cero. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Japón Japón
Título original:
Ido zero daisakusen (Latitude Zero)
Duración
89 min.
Guion
Warren Lewis, Shinichi Sekizawa, Ted Sherdeman
Música
Akira Ifukube
Fotografía
Taiichi Kankura
Productora
Coproducción Japón-EEUU; Ambassador Productions / Don Sharpe Enterprises / National General Pictures / Toho Company
Género
Ciencia ficción Fantástico Acción
2
Pobretona y descacharrante
Estrenada en España como Donde el mundo acaba, aviso para navegantes. Bien, uno vuelve de vacaciones y 8TV programa una película de Ishirô Honda que me faltaba en la colección. Ya sabía que debía ser inmunda, pero qué demonios, vamos a ello. Submarinos Geyper, acuarios a modo de océanos, vestimentas imposibles, Cotten haciendo el ridículo, Romero en su salsa, Haynes descocada, Medina descotada... Una infamia de principio a fin. Lo malo es que apenas me reí. Debe ser cosa de la edad.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Para nostálgicos de una serie Z descafeinada
Obras de muy mala calidad o de serie Z pululan por el mercado deuvederiano, la mayoría de ellas terminan desahuciadas en el cajón del olvido. Pero algunas pocas han sido rescatadas de este olvido consiguiendo tal éxito que se han convertido en películas de culto (por poner un ejemplo, "Plan 9 del espacio exterior").
La que nos acontece, evidentemente producida con dos duros, es una auténtica mierda, pero ni tiene la gracia ni la bisoñez que la citada del director Ed Wood.
No me extenderé en el guión ni en sus efectos especiales, patéticos. Mención especial para la banda sonora.
Lo más curioso es que está protagonizada por actores de cierta entidad que han trabajado en multitud de obras como secundarios de lujo.
En definitiva, no busquéis donde no hay.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil