arrow

El último Sharknado: Ya era hora (TV) (2018)

El último Sharknado: Ya era hora (TV)
Trailer
3,6
309
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
¿Todo está perdido? Fin (Ian Ziering) desbloquea el poder de viajar en el tiempo de los Sharknados para salvar al mundo y resucitar a su familia. En su viaje, Fin luchará contra nazis, dinosaurios, caballeros e incluso se dará una vuelta en el Arca de Noé. Esta vez lo importante no es cómo detener a los sharknados sino cuándo. Sexta entrega de la franquicia "Sharknado". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Last Sharknado: It's About Time (TV)
Duración
90 min.
Guion
Scotty Mullen (Personajes: Thunder Levin)
Música
Christopher Cano, Chris Ridenhour
Fotografía
Patru Paunescu
Productora
The Asylum / Syfy. Distribuida por Syfy
Género
Acción Ciencia ficción Terror Comedia Fantástico Viajes en el tiempo Tiburones Animales Secuela Telefilm
Grupos  Novedad
Sharknado
2
Una broma demasiado larga
Antes de valorar esta “obra maestra” del séptimo arte, me gustaría haceros un breve repaso de toda la saga, ya que, ya que las he visto todas, mejor empezar desde el principio. No obstante, no sé ni por donde empezar. Debo dejar claro que son todas tan parecidas que cuesta recordar cual es cual.

En primer lugar, tenemos “Sharknado” (2013), la cual supusó una revolución del cine basura o de serie Z y la cual ganó muchos adeptos. Yo la vi con las expectativas altas (debido a las reacciones que suscitó), y me decepcionó (y mucho), ya que esperaba una chorrada entretenida y, al final, solo se podían destacar un par de momentos hilarantes (como el protagonista sacando a un personaje de las tripas de un tiburón). Nada más.

La segunda entrega (2014) es, de lejos y para un servidor, la mejor de la saga. Que ojo, eso no quiere decir que sea buena, pero apuesta por el “más y mejor” y me pareció mucho más entretenida y disfrutable que su antecesora. Ojalá el resto hubiesen sido así (siendo consciente de su baja calidad).

En 2015 nos llego la tercera (que debería haber sido la última), y que era inferior a las dos anteriores entregas. Lo único bueno: la incorporación de David Hasselhoff (que es decir “cutre” o “casposo” y no se pierde una). Poco más puedo decir de ella.

Un año después nos llegó la cuarta entrega, que pretendía parodiar a “Star Wars” y que prometía demasiado para, al final, solo destacar su prólogo. El resto es basura, y se les empezó a ir la mano con ciencia-ficción metida con calzador, pero en un producto de estas características, tampoco puedes echarte las manos a la cabeza.

Y lo mismo se puede decir de la quinta entrega. Solo vale su prólogo… y su imposible final, donde salía Dolph Lundgren. Fue se maravilloso final cuando mis expectativas por esta sexta entrega se dispararon. Pues bien, lo aviso (y no lo considero spoiler). Ni rastro de Dolph Lundgren, y se sacan al personaje y al actor de una forma burda y estúpida. Publicidad engañosa lo llaman en mi pueblo. Empezamos muy mal.

Pues bien, queda claro que de la saga solo vale la segunda (siendo consciente de su ínfima calidad), los prólogos, las intros (bastante simpáticas) y alguna aparición estelar (Hasselhoff, Lundgren). Nada más.

Vamos con la sexta entrega, que como ya sabréis si seguís la saga, continúa el final de la anterior, con viajes en el tiempo. Como ya he dicho, ni rastro de Lundgren (menudo chasco), y el prólogo es, seguramente, el peor de la saga, con dinosaurios creados con el paint y regreso de personajes que, sinceramente, no se si alguien echaba de menos.

Lo que viene a continuación es una sucesión de momentos bochornosos y viajes por todas las épocas, en un guion que se podría haber escrito en una tarde de lluvia (y estoy siendo generoso), con un Ian Ziering al que se le nota cansado (tenía mucha más carisma y presencia, siendo consciente del producto, en anteriores entregas), una Tara Reid que a cada entrega esta más histrionica y desatada (y no lo digo como algo bueno), y un reparto que convierte en dramaturgos reputados a cualquier youtuber que se precie.

Los efectos especiales… esto… siguiente.

Y bueno, una vez finaliza la película te queda la sensación de que esta broma debería haber terminado en la tercera entrega (o en la segunda), y que a veces es mejor no estirar el chicle, porque ya hace años que nadie se ríe con esta saga. Si acaso, se ríe de ella. Un chiste que tenía gracia hace años, ahora da más bien pena.

No obstante, tengo que reconocer que, si te gusta la saga y sus personajes, el final seguramente te deje satisfecho, ya que deja buen sabor de boca, y lo deja todo bien atado (a pesar de las incongruencias temporales), y se agradece ver el homenaje al fallecido John Heard o a un pasado de roscas Gary Busey, que no sabe muy bien que esta haciendo ahí, y que tiene cara de haberse perdido y no encontrar el camino a casa. Sublime. Eso sí, se echa de menos a Hasselhoff o Lundgren. Todo no se puede tener.

En conclusión, creo que pocas veces un título esta tan justificado (y me refiero al “Ya era hora”), y creo que esta sexta entrega estaría a la par en mediocridad junto a la tercera, cuarta y quinta entrega (que seguramente sea la peor). La primera estaría un poco por encima, y la segunda es la que, creo, recoge mejor el espíritu del cachondeo que se espera de un producto de estas características.

Adiós “Sharknado”, puedes cerrar al salir.

Más críticas: ocioworld.net
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
La peor manera de cerrar la saga
¿Qué decir de la última entrega de la saga Sharknado? Creo que solo cabe una palabra: decepción. El nuevo espectáculo que, a diferencia de sus predecesoras, carece de personalidad y, lo peor de todo, también carece de esa coherencia interna que necesita toda película, incluso las malas porque toda regla no escrita de la narrativa dicta que, incluso el caos o la parodia deben tener una coherencia en el relato. Pero este Sharkando no es nada de nada. O por decirlo de otra manera: ni chicha ni limoná. Lo han intentado construyendo una historia de viajes en el tiempo que, en teoría, debería resultar entretenida con nuestro protagonista viajando de la época jurásica al presente a la caza de Sharkandos, pasando por el medievo, la guerra civil norteamericana, el lejano oeste o la California de los años 60 o incluso el futuro. Pero este devenir se aleja de los escenarios comunes a los que nos tenía acostumbrada la saga y, en vez de empujar, de distraer o de crear un conjunto, parece más bien la costura de unos episodios de webserie barata.

Estamos acostumbrados a que la productora The Asylum nos entregue las peores y más delirantes películas que uno puede ver hoy en día, pero también son profesionales que saben que producto deben entregar la audiencia a la que se dirigen. Las anteriores entregas de Sharknado o esa maravilla de serie de televisión llamada “Nación Z” son ejemplos de que cuando The Asylum se lo propone, puede entretener incluso rondando la serie Z. Y mucho. Per no es el caso de esta ultima entrega de Sharkando donde han creído que hinchando la historia y poniendo el piloto automático ya lo tenían todo hecho. No funciona, ni para bien ni para mal. Resulta complicado hacer una critica de “El último sharknado: Ya era hora” porque no hay por donde cogerla. Ni tan siquiera la presencia de divertidos cameos funciona. El mejor ejemplo es la del astrofísico Neil deGrasse Tyson como el mago Merlín donde pierden toda posibilidad de hacer para encajar un gag mínimamente bueno con un personaje como él. Lo que es, de nuevo, el ejemplo de la desgana con la que Ferrante se ha enfrentado a la sexta entrega de la franquicia. Las películas malas pueden ser entretenidas, incluso las muy malas pueden tener personalidad, pero esta entrega de Sharknado carece de cualquier cualidad mala o buena que rescaten al espectador de una siesta asegurada.

Por supuesto que me lo he pasado bien, por supuesto que me he reído y por supuesto que agradezco esta nueva entrega. Pero aquí hay una gran diferencia porque es evidente huele a fin de ciclo, especialmente en esa conclusión que enlaza con el comienzo del primer Sharknado.

Y a la vista los resultados, casi que mejor.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1