arrow
2
Una broma demasiado larga
Antes de valorar esta “obra maestra” del séptimo arte, me gustaría haceros un breve repaso de toda la saga, ya que, ya que las he visto todas, mejor empezar desde el principio. No obstante, no sé ni por donde empezar. Debo dejar claro que son todas tan parecidas que cuesta recordar cual es cual.

En primer lugar, tenemos “Sharknado” (2013), la cual supusó una revolución del cine basura o de serie Z y la cual ganó muchos adeptos. Yo la vi con las expectativas altas (debido a las reacciones que suscitó), y me decepcionó (y mucho), ya que esperaba una chorrada entretenida y, al final, solo se podían destacar un par de momentos hilarantes (como el protagonista sacando a un personaje de las tripas de un tiburón). Nada más.

La segunda entrega (2014) es, de lejos y para un servidor, la mejor de la saga. Que ojo, eso no quiere decir que sea buena, pero apuesta por el “más y mejor” y me pareció mucho más entretenida y disfrutable que su antecesora. Ojalá el resto hubiesen sido así (siendo consciente de su baja calidad).

En 2015 nos llego la tercera (que debería haber sido la última), y que era inferior a las dos anteriores entregas. Lo único bueno: la incorporación de David Hasselhoff (que es decir “cutre” o “casposo” y no se pierde una). Poco más puedo decir de ella.

Un año después nos llegó la cuarta entrega, que pretendía parodiar a “Star Wars” y que prometía demasiado para, al final, solo destacar su prólogo. El resto es basura, y se les empezó a ir la mano con ciencia-ficción metida con calzador, pero en un producto de estas características, tampoco puedes echarte las manos a la cabeza.

Y lo mismo se puede decir de la quinta entrega. Solo vale su prólogo… y su imposible final, donde salía Dolph Lundgren. Fue se maravilloso final cuando mis expectativas por esta sexta entrega se dispararon. Pues bien, lo aviso (y no lo considero spoiler). Ni rastro de Dolph Lundgren, y se sacan al personaje y al actor de una forma burda y estúpida. Publicidad engañosa lo llaman en mi pueblo. Empezamos muy mal.

Pues bien, queda claro que de la saga solo vale la segunda (siendo consciente de su ínfima calidad), los prólogos, las intros (bastante simpáticas) y alguna aparición estelar (Hasselhoff, Lundgren). Nada más.

Vamos con la sexta entrega, que como ya sabréis si seguís la saga, continúa el final de la anterior, con viajes en el tiempo. Como ya he dicho, ni rastro de Lundgren (menudo chasco), y el prólogo es, seguramente, el peor de la saga, con dinosaurios creados con el paint y regreso de personajes que, sinceramente, no se si alguien echaba de menos.

Lo que viene a continuación es una sucesión de momentos bochornosos y viajes por todas las épocas, en un guion que se podría haber escrito en una tarde de lluvia (y estoy siendo generoso), con un Ian Ziering al que se le nota cansado (tenía mucha más carisma y presencia, siendo consciente del producto, en anteriores entregas), una Tara Reid que a cada entrega esta más histrionica y desatada (y no lo digo como algo bueno), y un reparto que convierte en dramaturgos reputados a cualquier youtuber que se precie.

Los efectos especiales… esto… siguiente.

Y bueno, una vez finaliza la película te queda la sensación de que esta broma debería haber terminado en la tercera entrega (o en la segunda), y que a veces es mejor no estirar el chicle, porque ya hace años que nadie se ríe con esta saga. Si acaso, se ríe de ella. Un chiste que tenía gracia hace años, ahora da más bien pena.

No obstante, tengo que reconocer que, si te gusta la saga y sus personajes, el final seguramente te deje satisfecho, ya que deja buen sabor de boca, y lo deja todo bien atado (a pesar de las incongruencias temporales), y se agradece ver el homenaje al fallecido John Heard o a un pasado de roscas Gary Busey, que no sabe muy bien que esta haciendo ahí, y que tiene cara de haberse perdido y no encontrar el camino a casa. Sublime. Eso sí, se echa de menos a Hasselhoff o Lundgren. Todo no se puede tener.

En conclusión, creo que pocas veces un título esta tan justificado (y me refiero al “Ya era hora”), y creo que esta sexta entrega estaría a la par en mediocridad junto a la tercera, cuarta y quinta entrega (que seguramente sea la peor). La primera estaría un poco por encima, y la segunda es la que, creo, recoge mejor el espíritu del cachondeo que se espera de un producto de estas características.

Adiós “Sharknado”, puedes cerrar al salir.

Más críticas: ocioworld.net
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
¡Ya era hora!
Al menos estos de «Sharknado» saben tomarse las cosas a pitorreo, que por supuesto es como debe ser.

Pero ¿eso ayuda a mejorar las películas? Pues no. Termina la franquicia tras seis entregas y lo hace a lo grande: con viajes en el tiempo, androides, distopías, magia y más cosas que no recuerdo; pero todo en plan pulp barato y con un desenlace inesperado que, bueno, es grato de ver.

En general admito que esperaba más de «Sharknado». Y cuando digo más me refiero a más sentido del humor, ingenio, carisma y a una mejor producción, porque realmente las películas están muy mal hechas, demasiado mal hechas.

Que descansen ya los tiburones y que se inventen otro peligro. A ver qué sale.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
La peor manera de cerrar la saga
¿Qué decir de la última entrega de la saga Sharknado? Creo que solo cabe una palabra: decepción. El nuevo espectáculo que, a diferencia de sus predecesoras, carece de personalidad y, lo peor de todo, también carece de esa coherencia interna que necesita toda película, incluso las malas porque toda regla no escrita de la narrativa dicta que, incluso el caos o la parodia deben tener una coherencia en el relato. Pero este Sharkando no es nada de nada. O por decirlo de otra manera: ni chicha ni limoná. Lo han intentado construyendo una historia de viajes en el tiempo que, en teoría, debería resultar entretenida con nuestro protagonista viajando de la época jurásica al presente a la caza de Sharkandos, pasando por el medievo, la guerra civil norteamericana, el lejano oeste o la California de los años 60 o incluso el futuro. Pero este devenir se aleja de los escenarios comunes a los que nos tenía acostumbrada la saga y, en vez de empujar, de distraer o de crear un conjunto, parece más bien la costura de unos episodios de webserie barata.

Estamos acostumbrados a que la productora The Asylum nos entregue las peores y más delirantes películas que uno puede ver hoy en día, pero también son profesionales que saben que producto deben entregar la audiencia a la que se dirigen. Las anteriores entregas de Sharknado o esa maravilla de serie de televisión llamada “Nación Z” son ejemplos de que cuando The Asylum se lo propone, puede entretener incluso rondando la serie Z. Y mucho. Per no es el caso de esta ultima entrega de Sharkando donde han creído que hinchando la historia y poniendo el piloto automático ya lo tenían todo hecho. No funciona, ni para bien ni para mal. Resulta complicado hacer una critica de “El último sharknado: Ya era hora” porque no hay por donde cogerla. Ni tan siquiera la presencia de divertidos cameos funciona. El mejor ejemplo es la del astrofísico Neil deGrasse Tyson como el mago Merlín donde pierden toda posibilidad de hacer para encajar un gag mínimamente bueno con un personaje como él. Lo que es, de nuevo, el ejemplo de la desgana con la que Ferrante se ha enfrentado a la sexta entrega de la franquicia. Las películas malas pueden ser entretenidas, incluso las muy malas pueden tener personalidad, pero esta entrega de Sharknado carece de cualquier cualidad mala o buena que rescaten al espectador de una siesta asegurada.

Por supuesto que me lo he pasado bien, por supuesto que me he reído y por supuesto que agradezco esta nueva entrega. Pero aquí hay una gran diferencia porque es evidente huele a fin de ciclo, especialmente en esa conclusión que enlaza con el comienzo del primer Sharknado.

Y a la vista los resultados, casi que mejor.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
LOS TIBURONES DAN MENOS MIEDO QUE EL ROSTRO DE TORI SPELLING
¿Pizza de Patatas y Bacon con Salsa de Kebab recién encargada? Sí. ¿Medio Litro de Coca-Cola? Sí. ¿Una sensación irrefrenable de que esto ha llegado demasiado lejos pero me da igual? Por supuesto. Aunque la experiencia me dicta que, cuando en este tipo de franquicias, uno de sus títulos me sugiere que estamos ante el episodio final, puedo fiarme tanto de su palabra como de una redacción de fin de curso redactada por Pablo Casado o la contribución al universo hippie de Paulo Coelho. Y de ser así, no me importa. El mundo necesita urgentemente más películas imbéciles donde un fulano que caza tiburones voladores y la cabeza de su novia biónica viajan por el tiempo para salvar la tierra. El día que eso deje de ser así pensaré que el ser humano se toma la vida demasiado en serio, e irónicamente, porque carecemos de sentido del humor, dejará de existir todo aquello por lo que sí merece la pena vivir. Me disculpo de antemano por esta digresión digna de una galletita de la suerte. Creedme si os digo que tiene más lógica que nada de lo que acabo de presenciar en el cierre de esta desastrosa (y divertidísima) saga.
Y no me extenderé más, en nada realmente, ni daré detalles argumentales sobre todo cuanto te aguarda al abrir una caja de los truenos -de tornados, más bien- como 'El Último Sharknado: Ya era hora' (2018, Anthony C. Ferrante). Hay que degustar tan deliciosa idiotez para apreciarla en su plenitud. Sólo os diré que los tiburones dan menos miedo que el actual rostro de Tori Spelling.
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
SE HA ACABO LOS TIBURONES ASESINOS
Un verano más no podía faltar a mi cita con los Sharknados y que decir que es más de lo mismo y me lo he pasado teta.
Es una película para reír y pasarlo bien con la peña de turno.
El guión es lo que es y las interpretaciones son de traca.
Los efectos especiales mejoran en cada entrega y no se notan tanto como los de la primera entrega.
Le pondremos un pasable(5) por que entretiene y te hace pasar un rato divertido.
Una pena que no tengamos mas Sharknado.
Besitos y saludos.
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Sharknado 6 por Cine de Patio
Tenía que pasar, una fórmula que hacía gracia por no tomarse en serio a sí misma ha querido ir más lejos y se ha pasado de la raya. En esta última entrega la historia se desarrolla a través del tiempo de un modo demasiado forzado, y ni siquiera es buena de lo mal que está hecha, simplemente es mala.

Pero lo peor de todo es que resulta muy confusa debido a un guión cargado de homenajes a su propia saga junto a otros ajenos dignos de comedias paródicas absurdas. Esto impide que cumpla la única razón para verla, entretener a base de reírse con y de ella, algo que ocurre muy pocas veces y que por primera vez no nos deja con el contradictorio sentimiento de querer más, aunque por lo visto, y afortunadamente, eso no vaya a suceder.

Más mini críticas en cinedepatio.com
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Y el tiburón dejó de morder
Sexta y última película de la saga de serie Z que ha tenido un éxito tan enorme como inesperado por su creador. Nos volvemos a encontrar con efectos especiales altamente cutres y con las típicas salidas de tiesto, existiendo como única novedad la de los viajes en el tiempo. Eso, aparentemente, le imprime algo diferente. Sin embargo, el guión es muy flojo con poco argumento, sensiblonería fácil y gags sin gracia.

Esta saga empezó con dos películas realmente malas, que precisamente crearon fans gracias a eso. Ese sello de identificación de lo cutre favoreció que las posteriores llegaran a ser buenas o percibidas como tales por el público (incluyéndome, por supuesto). Sin embargo, esta última es definitivamente mala y con poca gracia. De todas maneras, tampoco podíamos esperar gran cosa sino que se cerrase de forma mítica. Circunstancia que, por cierto, no es el caso. Sólo destaco algunos detalles en spoiler que me han llamado la atención.

El final también es decepcionante y se nota que no tenían ni idea de cómo acabar. De alguna manera es un homenaje y agradecimiento a todos los que han participado en las películas y (supongo) que también a los espectadores que se han tragado toda esta saga-bodrio que ha sido famosa precisamente por eso. Sin embargo, como digo, una cosa es llegar a ser buena de tan mala que es y otra mala a secas como la presente. Eso sí, le dejo la nota de 3 (floja) por la curiosidad de viajes en el tiempo pese a quedar muy desaprovechados algunos de esos tramos.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Desmelene kitsch a la máxima potencia
Pues con esta película, salvo sorpresa mayúscula que nos den en el futuro, ponemos punto final a una franquicia que ha devuelto a los escualos a la actualidad cinematográfica desde que los pusiera de moda Steven Spielberg en los setenta. Por supuesto, está a años luz de su hermana, o mejor dicho, su tía millonaria de "Tiburón" (1975 a 1987) pero bueno, tampoco me esperaba otra cosa, dado al género B o Z, según se mire, a la que pertenece. Han sido en total seis entregas en seis años, del 2013 al 2018, y lo cierto es que su nivel ha sido bastante bajo, no os voy a engañar. En cualquier caso, si en la anterior, "Sharknado 5" (2017), nuestros amigos recorrían medio mundo para enfrentarse con tornados de tiburones, en la presente lo que hacen es viajar en el tiempo con el mismo fin: Era de los Dinosaurios, Edad Media, Revolución Americana, el salvaje oeste, años sesenta y algunas sorpresillas más.

Todo esto está muy bien pero "El último Sharknado: Ya era hora" resulta más bien desastrosa. La saga nunca ha sido muy lógica aún dentro de este disparatado universo, pero es que aquí Anthony C. Ferrante perpetra un despropósito en el que las cosas no tienen ningún sentido, empezando porque nos quieren convencer de que personajes que hemos visto morir, ahora nos dicen que no, que han viajado en el tiempo. Ferrante se desmelena hasta llegar a un punto cumbre de lo kitsch mientras que los efectos especiales/momentos de acción son tan malos que te de la risa. Dentro de lo bueno, que es poca cosa, hay alguna situación simpática y la aparición de Tori Spelling, compañera de Ian Ziering en la mítica "Sensación de vivir" (1990-2002), es entrañable. De todos modos lo que más me ha gustado es Cassandra Scerbo, que mejora el look de la precedente con esas botas altas y negras.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
5
Se ha cerrado el círculo
Sí, lo sé, antes de leer mi comentario, tal vez os deis cuenta de la nota que le he puesto. Es que soy muy generoso, lo sé, demasiado, pero yo soy así. Vamos a lo que nos interesa, por decirlo de alguna manera. Y ya tenemos entre nosotros la última entrega de una saga que empezó en 2013. Sinceramente y sabiendo lo que es este producto bizarro, fantástico y pasado de vueltas, en esta secuela se les va mucho más la pinza, me ha resultado pasable, aunque visualmente dañe bastante la vista. Unos efectos visuales algo deficientes, pero yo creo que, a estas alturas, no se le puede pedir "peras al olmo" a esta saga. Tras el final abierto de la 5ª, de algún modo hace un salto en el tiempo a lo Regreso al Futuro y no se esconde de ello. Ian Ziering, Tara Reid y la guapa Cassandra Scerbo, retoman sus respectivos personajes e intentan sobrevivir con nuevas aventuras. No se cortan un pelo con los guiños a la mencionada Regreso al Futuro, la serie Sensación de Vivir (con la presencia a modo de cameo-secundaria de Tori Spelling, aunque no es el único cameo de este film) en la que Ziering fue uno de los actores protagonistas, La Princesa Prometida, Star Wars, y algunas más que me dejo por el camino. Ya he llegado aquí y no he querido abandonar el visionado, he aguantado hasta el final a ver lo que el guión y la paupérrima trama les deparaba a nuestros protagonistas. Entre saltos en el tiempo y en distintas épocas va el juego. Mezcla realidad histórica y ficción con los Sharknados del título. Mi cara ha esbozado una carcajada porque no me esperaba encontrar a Neil deGrasse Tyson y parece que lo estaba disfrutando. El guionista ha sabido cerrarla como bien se merece, pero por nuestro bien, espero que no se vuelva abrir. Mi nota final, y repito, siendo muy generoso, es de un 5 (raspado) /10.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Viajes en el tiempo y tornados de tiburones, ¿qué podría salir mal?
Lo sé, un 6 es exagerado, peeeero si las anteriores eran surrealistas, la presente se lleva la palma. Debería haber un subclasificación para películas de Troma y Asylum, y le pondría más de un 6 xD
Es un disparate tras otro, lleno de plagios/guiños a Regreso al futuro, algo de Star Wars, algo de Juego de tronos, algo de Terminator (guiño a Sherminator de American Pie), etc. que corona con un guiño a Sensación de vivir en una conversación del prota con Tori Spelling sencillamente brutal. Es tan disparatada, se toma tan en broma a sí misma, que es imposible no acabarte riendo.
En conclusión, si te gusta la Serie Z, el gore, la ciencia ficción, la fantasía a raudales, el humor absurdo, la cultura pop, las viejas estrellas de tu infancia reinventadas y las paranoias sin pies ni cabeza, no te pierdas El último Sharknado.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
El clímax con más surrealismo divertido. Un final caótico pero consecuente con su caos ordenado.
Sharknado llega a su fin y ha tenido que hacerlo con un metraje cargado de situaciones absolutamente locas y extremas que nos llevan a través de un torrente de entretenimiento con un bajo presupuesto pero con un alto nivel de carisma, personalidad y originalidad.
Comenzamos por el principio, en la prehistoria y viajamos a lo largo de la historia para llegar a evitar el primer sharknado y salvar el mundo cortando los problemas de raíz, una propuesta muy alocada y arriesgada que llega a buen puerto porque es un obra caótica pero con orden dentro del caos, es coherente de manera interna y es consecuente con todo lo que ocurre en ella por muy propio de una mente totalmente loca sea.
La fotografía cumple, los efectos son cutres pero funcionales, el ritmo es muy entretenido. Los personajes tienen decisiones importantes y momentos de interacción con cierto interés. Y a una obra que sobre el papel no funcionaría la salva su divertido surrealismo y un clímax tan vuela cabezas que dejará flipando a todo el mundo para mal o para bien o para muy bien. De verdad, hay que tener mucha imaginación para construir esta historia y haber llegado a un final tan extraño, confuso, pero a la vez coherente consigo misma.
Las interpretaciones están bien y el entretenimiento está asegurado.

¿La recomiendo?
Sí, si te gustan las alocadas películas que te harán reir y flipar sea por lo bien o por lo mal que hacen cada momento de su metraje. Esta cinta es una de las más divertidas para ver con los amigos riendo un rato y tratando entender a la perfección ese clímax tan brutal y cargado de surrealismo que por algún motivo que nadie entiende resulta lograr ser coherente.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo