arrow

Pretty Woman (1990)

Sinopsis
Edward Lewis (Richard Gere), un apuesto y rico hombre de negocios, contrata a una prostituta, Vivian Ward (Julia Roberts), durante un viaje a Los Angeles. Tras pasar con ella la primera noche, Edward le ofrece dinero a Vivian para que pase con él toda la semana y le acompañe a diversos actos sociales. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Pretty Woman
Duración
119 min.
Guion
J.F. Lawton
Música
James Newton Howard
Fotografía
Charles Minsky
Productora
Touchstone Pictures / Silver Screen Partners IV / Arnon Milchan Production
Género
Romance Comedia Comedia romántica Prostitución
2
La Cenicienta
- ¿Necesitas compañía, guapo... y rico?
- Claro, una puta me vendrá bien.
- ¿Cómo? Me has ofendido.
- Lo siento. ¿Aceptarás este billete como prueba de mi amor?
- Snif... de acuerdo...
- Estupendo. Y ahora, agáchate.
[Leer más +]
501 de 692 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una película romántica que da lo que promete: evadirnos de la realidad, que a veces se agradece
Personalmente, el género de las comedias románticas me suele gustar mucho, sobre todo cuando se trata de películas sin grandes pretensiones, que dan lo que prometen: diversión, entretenimiento y romanticismo, y que incluyan momentos que me hagan pasar buenos ratos (para malos ratos ya hay otra clase de películas que también veo y, por supuesto, también está la vida real, y de eso tenemos de sobra).
A menudo me apetecen generosas dosis de optimismo, sueños, amor ficticio y sonrisas. Admito que me gusta que una película me proporcione esos ingredientes porque hacen que me sienta de maravilla. A veces me gusta dejarme llevar por ese bonito engaño que no pretende otra cosa.
Y "Pretty Woman" me da lo que le pido. Cuando tengo necesidad de introducirme en un cuento de hadas con final feliz (que a riesgo de ser condenada por ello admito que me encantan las historias con final feliz. ¿Para qué voy a engañar a nadie negando la evidencia? No tengo intención de hacerme la dura diciendo que las odio, si no es cierto). Que por ello soy digna del oprobio y del paredón por mi estrechez cerebral... Pues adelante, ya para eso no tengo remedio.
En fin, Richard Gere puede que no hiciera aquí la interpretación de su vida, pero tampoco está para tirarlo al contenedor, qué demonios. Y lo que alegra la vista el tío, aparte de que su papel no me parece detestable ni mucho menos. Que haga de ricachón no quita que su personaje sea en sí encantador. Si para mí no lo fuera, ya estaría echándolo por los suelos, por guaperas que fuera. Pero, ¡ay! El tipo no está para despreciarlo. Y Julia Roberts también está encantadora. Y eso lo dice aquí una servidora que es mujer hetero pero que no por ello deja de apreciar la belleza o el encanto de otra mujer.
¿Que nos venden una imagen falsa, idealizada y estereotipada de la vida? Eso ya lo sé de sobra. La mayoría de las películas lo hacen. Condénenme si aún así no saco el crucifijo ni el agua bendita para exorcizar este engendro.
Ya sé de sobra que no existen los tíos como el Gere de la peli, ni las tías como la Roberts de la peli, y que difícilmente podría ocurrir en la realidad lo que ocurre en la peli. Pero aún así me la trago, sin que por ello se reduzca mi capacidad intelectual.
Sólo para aficionados/as a este género (avisados están ya de sobra los detractores), para quienes crean que, como yo, podrán pasar la prueba sin temor a sufrir una fulminante muerte cerebral.
[Leer más +]
95 de 126 usuarios han encontrado esta crítica útil