arrow

Frío en julio (2014)

Frío en julio
Trailer
6,1
4.901
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Texas, 1989. Richard Dane, un tipo corriente, padre de familia, una noche mata en defensa propia a un ladrón que había entrado en su casa. El sheriff de la la ciudad le da la enhorabuena y el caso parece totalmente cerrado; pero el padre del ladrón, un exconvicto con un largo historial delictivo, llega a la ciudad dispuesto a vengar la muerte de su hijo... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Cold in July
Duración
109 min.
Estreno
1 de enero de 2015
Guion
Jim Mickle, Nick Damici (Novela: Joe R. Lansdale)
Música
Jeff Grace
Fotografía
Ryan Samul
Productora
BSM Studio / Backup Media / Bullet Pictures / Paradise City
Género
Thriller Drama Crimen Venganza Años 80
5
Sobre scripts indecisos ...
He aquí otro ejemplo de por qué la fórmula Simpsons no funciona en cine. Me explico. Supongo que a todos nos encanta como durante los dos primeros minutos de los Simpsons se presenta una historia que luego resulta no tener nada que ver con la historia del resto del episodio y que sólo sirve para enganchar. Algo parecido ocurre con las mini-aventuras en las películas de James Bond, cuya relación con la trama suele ser marginal. El problema de este tipo de recurso es cuando se dedica media película a plantear algo que luego no tiene mayor relevancia en el resto de la trama, porque lo único que se consigue es despistar y/o aburrir al espectador, que está buscando como loco el hilo conductor que lleve a un desenlace coherente que, en realidad, no existe. Pongamos por ejemplo Frío en Julio. La historia arranca con una familia media americana en una de esas casas que tienen ventanas y puertas por todos lados y sólo les falta un cartel de "róbame". En estas se despierta la familia tras oír un ruido en el salón y Dexter, con pelo a lo McGiver y bigote de pardillo para que quede claro que estamos en los 80 -por si los estampados no eran suficientes- agarra el pistolón que todo tejano tiene que tener indefectiblemente en una caja de zapatos en lo alto del armario del dormitorio y baja hasta darse de bruces con un ladrón con pasamontañas, al que se liquida sin querer por culpa de los nervios. Teniendo en cuenta que es Texas, en vez de ir al trullo lo sacan en el periódico en plan héroe local, lo que no resulta ser muy buena idea teniendo en cuenta que el padre del difunto acaba de salir de prisión después de un porrón de años y se deja caer por el lugar para saludar y hacer una visita. Pasada la visita y sus efectos, ya se nos ha ido media película y resulta que Hall y Shepard llegan a la conclusión de que en todo el tema hay algo turbio, se hacen amigos del alma y deciden investigar qué ha pasado. A partir de aquí arranca otra película distinta que no se llega a juntar con la primera más que porque algunos de los protagonistas coinciden. El por qué Hall se mete en el fregado que se mete, cuando ni le va ni le viene, y como pasa de ser un pringado que trabaja en una tienda de marcos a convertirse en el primo segundo de Machete en lo que vendrá a ser una semana no llega a entenderse. Y el por qué su mujer no le pide el divorcio cada vez que dice que va a comprar lentejas y vuelve dos días después y con dos tiros, tampoco. Claro que, al ser Texas, igual es lo normal ...
En resumen, actores buenos, argumento flojo.
[Leer más +]
44 de 62 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Como si hubiesen despedido al guionista a mitad de la película...
Me he quedado con cara de tonto. La película empieza bien. El conflicto que vive un honesto padre de familia que ha de enfrentarse a una situación extrema para proteger a su familia, y las consecuencias que sus actos acarrean en una pequeña ciudad americana, se plantean de una forma interesante. Michael C. Hall desprende todos sus miedos con apenas una mirada. La aparición del personaje de Sam Shepard y la extraña actuación de la policía abren nuevos caminos en una historia muy rica, con muchos matices. Sin embargo, en un momento dado, todo cambia como un calcetín al que se le da la vuelta. El protagonista da un giro copernicano a su modo de pensar y a su comportamiento, en una transformación que no se transmite bien y que resulta forzada hasta para el espectador menos exigente. A partir de ese momento, la trama languidece, todo se limita a las andanzas de los tres protagonistas en una historia de redención muy plana, sin interés. El hecho de que Don Johnson esté gracioso en su papel sirve de poco. Es más, creo que todos los actores (Hall, Johnson, Shepard, Shaw...) están bien, la culpa no es suya. Una historia que prometía mucho se convierte en una trama tonta y, lo que es peor, incoherente. No sé si la novela original ofrece un tratamiento más verosímil. En esa segunda parte, he estado deseando que la película diese un nuevo giro, y volviese hacia los planteamientos iniciales. Y, cuando ya era obvio que eso no pasaría, sólo me ha quedado esperar a que acabase cuanto antes. Qué pena...
[Leer más +]
36 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil