arrow

Nota de divorcio (1940)

Añadir a listas
Sinopsis
Margaret, que vive con su hija y su cuñada, es una divorciada cuyo marido lleva veinte años internado en un sanatorio. Ella desea rehacer su vida con un hombre al que conoce desde hace tiempo, pero su cuñada no ve con buenos ojos esa relación. La hija de Margaret también tiene novio y piensa casarse pronto. La situación se complica cuando el exmarido de Margaret se escapa del sanatorio y vuelve a casa, creyendo que todavía sigue casado con su mujer. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Bill of Divorcement
Duración
74 min.
Guion
Dalton Trumbo (Obra: Clemence Dane)
Música
Roy Webb
Fotografía
Nicholas Musuraca (B&W)
Productora
RKO Radio Pictures
Género
Drama
7
Sonata inconclusa para una chica libre
Hay ciertos diálogos que definen muy claramente el carácter de las personas. En una conversación en la que, la bella Sydney Fairfield, comenta con su madre y su tía Hester, acerca de la próxima visita que le hará, John Storm -un australiano que ahora es su prometido-, la tía indaga a su sobrina por la familia de su novio, y con sorna ésta le responde:
- Matan canguros con búmerans y posiblemente se los comen… pero tía ¡tienen muchas tierras!
- ¿Cómo las consiguieron? –Sigue indagando la tía.
Sydney la mira y exclama:
- ¡Robándolas, igual que nosotros!

Sydney es franca, conoce claramente su historia, es crítica y escéptica con la sociedad que le ha tocado vivir, y ahora, cuando su madre –quien ha conseguido separarse legalmente de su padre debido a una neurosis que lo retiene en un centro psiquiátrico desde hace 20 años- anuncia su compromiso con Gray Meredith, la chica va a enterarse de que su padre ha escapado y que probablemente estará de regreso.

<<NOTA DE DIVORCIO>>, es una nueva adaptación de la obra homónima que, la novelista y dramaturga inglesa, Clemence Dane (Winifred Ashton, 1888-1965), publicara en 1921, la cual fue un éxito durante su estreno en Londres, y once años después, fue llevada al cine por el director, George Cukor, con John Barrymore y Katharine Hepburn como protagonistas, pero, el pobre resultado económico obtenido por esta adaptación que había costado bastante, animó a la RKO a intentarlo de nuevo tan solo ocho años después, y se encargó a Dalton Trumbo una reescritura del guion, siendo al director, John Farrow, a quien se le daría el timón.

El aporte de Trumbo fue muy importante, pues, además de que dio una mayor dinámica a ciertos diálogos y los hizo más inconformes con la época, también sustrajo la mayor parte de los elementos melodramáticos de la obra y les dio una dinámica más adulta, logrando así que, el sentimiento de sacrificio y de cierta improcedencia que se captaba en la versión de Cukor, desaparezca por completo.

En cuanto a los protagonistas, Maureen O’Hara (Sydney), irradia un carácter y una ternura que se combinan a partes iguales, y esto aumenta significativamente la vitalidad de su personaje, haciendo mucho más fácil que podamos empatizar con él. Adolph Menjou (Hilary Fairfield), logra por su parte una entrañable figura paterna que deja muy bien explicado porque su hija tanto lo quiere; y Dame May Whitty, resulta inmejorable como la tía Hester, luchando en vano por preservar la tradición “religiosa” de su apreciada familia… y procurando, amorosamente, que no se olvide nunca el nombre de su hermano en desgracia.

Mi sensación, es que la obra de Dane ha ganado con esta nueva adaptación y creo que, John Farrow, consigue sumar a su historial otra atractiva película... pero, como entre gustos no hay disgustos, quedan las dos versiones para que cada quien elija la que prefiera.

Título para Latinoamérica: LA SONATA DEL LOCO
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica