arrow

Veep (Serie de TV) (2012)

Veep (Serie de TV)
Trailer
6,9
2.043
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2012-2019). 7 temporadas. 59 episodios. La senadora Selina Meyer (Julia Louis-Dreyfus) es ascendida inesperadamente a vicepresidenta de los Estados Unidos. Al asumir el cargo, se da cuenta de lo poco preparada que está para desempeñarlo. Para ayudarla en ese trabajo, Selina cuenta con la ayuda de sus asesores: Anna (Anna Chlumsky), jefe de equipo y mujer de confianza, pero muy insegura; Gary (Tony Hale), ayudante de Selina; y Mike McClintock (Matt Walsh), su portavoz. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Veep (TV Series)
Duración
30 min.
Guion
Armando Iannucci, Simon Blackwell, Ian Martin, Tony Roche, Sean Gray
Música
Christopher Willis, Rupert Gregson-Williams
Fotografía
Jay Feather, Jimmy Lindsey, Spencer Combs
Productora
Emitida por Home Box Office (HBO); Home Box Office (HBO)
Género
Serie de TV Comedia Sitcom Política
Premios 36
Ver más
7
Selina Meyer For President
"Veep" es una serie sobre política políticamente incorrecta, donde los inventivos insultos van que vuelan por los pasillos de la Casa Blanca. Una comedia embarazosa, que basa gran parte de su atractivo en las humillaciones por las que tiene que pasar la VP Selina Meyer y que ella intenta sobrellevar con la máxima compostura, la máxima dignidad y siempre con una hábil cara de póquer que quizás pueda engañar a los que tiene alrededor, pero no a los espectadores cómplices. Hilarante es el momento de la segunda temporada en el que Selina ayuda en una situación de crisis internacional y durante la reunión es pillada por una cámara mirando el móvil (como si le importara un pito el delicado tema que está tratando en ese momento). Pronto las redes se hacen eco de la imagen captada y comienzan a colgar retratos de ella retocados con Photoshop donde aparece mirando el móvil durante la firma de la Declaración de Independencia, en la crucifixión de Jesús, en medio del tsunami de 2004, etc.

La malhablada, mentirosa, insoportable, soberbia, desquiciada, metepatas, inoportuna, bocazas (sufre de un severo caso de diarrea verbal), pero a la vez única, divina y maravillosa Vicepresidenta está brillantemente
interpretada por Julia Louis-Dreyfus (quien ya mostró su buen pulso para la comedia en Seinfield) y que ha ganado dos años consecutivos el Emmy a Mejor Actriz de Comedia por este papel. Como he dicho antes, Selina pasa por un montón de situaciones humillantes y embarazosas, y cuando las observas como espectador no puedes evitar sentir una mezcla de alegría, compasión, vergüenza ajena y pena por la pobre VP, que se les ve y desea para salir airosa de las circunstancias más denigrantes.

El abanico de getos de la Dreyfus es ideal para el papel, intentando hacer cara de póquer ante todo lo que sucede a su alrededor e intentando salir de todo con la mayor dignidad posible (aunque a ojos del espectador la pierda desde el minuto cero del episodio piloto...). Selina es mu mala, su maldad sobrepasa con creces su corta estatura. Es una mala persona, una perra (para qué andarse con rodeos...), y por eso uno se muere por verla sentada en la silla presidencial del Despacho Oval acariciando el lujoso escritorio de madera tallada como la Presidenta de los Estados Unidos.

Los guionistas se lo deben pasar en grande escribiendo las líneas que Dreyfus suelta con una facilidad digna de una verdadera reina de la comedia como ella. Líneas afiladas, punzantes, hirientes, mordaces. Auténticas perlas que quedarán registradas en los anales de la televisión.

No quiero dejar de mencionar el peinado de Selina Meyer, que empezó siendo una especie de casco oscuro, una masa enlacada inamovible a lo la Dama de Hierro, que poco a poco fue sucumbiendo a la ley de la gravedad de Newton, porque Selina se va soltando la melena, y finalmente se realiza un corte de pelo moderno, aunque muy criticado en la red, alegando que parece bollera o un niño de 12 años...

Muchas son las situaciones bochornosas por las que la VP tiene que pasar y muchas han hecho que me retuerza de risa mientras las contemplaba cómodamente en mi casa. Como cuando va por un pasillo y atraviesa una puerta de cristal con la cara, con la mala suerte de que después tiene una de sus apariciones públicas a la que tiene que asistir con la cara toda magullada y llena de tiritas. O cuando le dicen que en su visita a Londres tiene que aparecer con sombrero, porque allí los sombreros son lo más en los eventos de alto copete y se deja aconsejar por su masajista (con el que está teniendo un tórrido affaire), que le sugiere que lleve un gigantesco y horroroso sombrero que en palabras de uno de los colaboradores de Selina "parece un cisne que haya implosionado". O el día en que asiste a un debate público televisado en el que se les formulan preguntas a los aspirantes a presidentes de los EEUU y a Selina le comienza un molesto tic en el ojo, que intenta disimular sonriendo y aún da más miedo...

Una aguda y muy parlanchina sátira politica que seguro que os divertirá.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El ala cachondísima de la Casa Blanca.
Lenguaraz, guasona y desenfrenada sátira de espíritu británico sobre los políticos y su mundo.

"Veep" es una serie hilarante; breve (nunca llega a los 30 minutos) pero intensa en sus capítulos que nunca decepcionan en dejar seis o siete frases de carcajada.

Y es que ha sido desarrollada por los mismos creadores de la cinta britanica "In The Loop"... lo cual quiere decir que, aunque los acontecimientos se desarrollen en Estados Unidos, "Veep" es una comedia de HUMOR INGLÉS con todas las letras y con todo lo bueno que ello conlleva.

Así pues nos encontramos con personajes sarcásticos hasta el extremo que copan los minutos con unos diálogos acelerados y sardónicos. "Veep" está muy bien labrada, sus diálogos son ingeniosos, punzantes y cachondos; sus enredados momentos pueden acabar en el más delicioso humor absurdo; su ritmo es vivaz y trepidante; y las actuaciones resultan naturales (con unos personajes capaces de tomárnoslos en serio... cuando de repente salen con una ironía de risotada).

Quizá su acotación al humor y a los despachos (y sus escasos minutos a veces) hagan de la serie un disfrute banal y momentaneo... pero al menos cumple su cometido de entretenimiento sin caer en la comedia boba.

Porque esto es humor "inteligente" de la HBO totalmente parejo al estilo "In The Loop". Quien disfrutara con la película (o con series como "The Thick Of It" o "The Office"), lo hará con esta serie.

Yo de momento me quedo con mi momento favorito del piloto:

- La secretaria a la vicepresidenta: ¡¿Has contratado al más cabrón que hay por aquí?!
- La vicepresidenta le contesta: ¡Ah, sí! ¡domino el cabrón, es uno de mis idiomas!

Lo mejor: Sus diálogos.
Lo peor: Pues que la serie se limita a diálogos irónicos... por lo que no hay mucho desarrollo de personajes, ni drama...
[Leer más +]
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil