arrow

Los crímenes del museo de cera (1953)

Los crímenes del museo de cera
Trailer
6,7
3.645
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El escultor de un museo de cera tiene una fuerte discusión con su socio, porque este pretende incendiar el local para cobrar el seguro. Años después, mientras el profesor Jarrod intenta reconstruir el museo, se producen extrañas desapariciones. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
House of Wax
Duración
88 min.
Guion
Crane Wilbur
Música
David Buttolph
Fotografía
Bert Glennon
Productora
Warner Bros.
Género
Terror Intriga Asesinos en serie Años 1900 (circa) 3-D Remake
7
Un clásico del cine de terror
La realización de la obra corrió a cargo del experimentado y eficaz director André de Toth, que consiguió elaborar una intriga en clave de terror de gran interés y de notable aceptación por parte del público en los primeros años 50 del siglo pasado. Rodada en tres dimensiones, la versión que prescinde de ellas pierde una parte importante del impacto visual de la versión original. El guión se basa en una historia interesante, ajustada, rica en matices, que el director aprovecha con habilidad y buen oficio. Los efectos de intriga y de terror se dosifican a lo largo de la película de modo que el interés y la zozobra del público se mantienen de principio a fin de la proyección. La interpretación de Vincent Price, Frank Lovejoy y Carolyn Jones son sobresalientes. Por otro lado, la música, la fotografía y la cámara aportan una contribución positiva y relevante a la creación del clima de angustia que envuelve al espectador hasta un desenlace final no previsto y sorprendente. La película constituye un potente clásico del cine de terror, que el paso del tiempo no ha conseguido devaluar.
[Leer más +]
32 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Cuando un museo tiene vida.
A todos los que nos encantan las películas que Vicent Price realizó en los años sesenta con Roger Corman sabemos que le debemos algo a André De Toth. Fue él quien mucho tiempo antes de aquellas entrañables colaboraciones que dieron algunas de las mejores películas de serie B del género, el que se decidió a dar al señor Price el tipo de papel que le marcaría para siempre. Y sucedió aquí, en este pequeño gran clásico del cine de terror titulado “Los crímenes del museo de cera”.

Como muchos sabéis ya, se trata de un “remake”, y lo pongo entre comillas por un motivo, no ya gramático, sino mucho más artístico. La cinta anterior que realizó Michael Curtiz estaba literalmente perdida y se encontró casi por milagro mucho años después. Muy poca gente la había visto o recordaba, por eso era una necesidad reactualizarla. Y no lo digo porque la antigua sea ñoña, al contrario, se hizo poco antes de que entrara el código Hays a escena y es por tanto muy descarada, pero no es una verdadera película de terror. Esta sí.

Aunque fue por su novedoso sistema realizado para verla con gafas 3D lo que hizo de ella un reclamo de su tiempo, lo cuál no deja de ser un elemento superfluo en una película que no lo necesita para destacar.

La historia es una perfecta mezcla de “El fantasma de la Ópera”, “Frankenstein” o “El Doctor Jekyll”. Pero lo que le da el plus es sin lugar a dudas las figuras de cera. Tengo debilidad por los museos de cera, suelo visitar siempre que puedo todos los que existen. Los hay mejores y peores, pero hasta el más flojo tiene mucho encanto. El de Madrid está francamente bien. No olvide darse una vuelta por allí este otoño.

En mi opinión la mejor película de André de Toth, aunque vitalmente lo mejor que hizo fue casarse con Veronica Lake, eso sí es un éxito.

Por cierto un tal Charles Buchinsky, que luego se llamaría Charles Bronson, hace uno de sus primeros papeles en esto del cine. Parece otra figura de cera, aunque no lo sea.

Nota: 7,8
[Leer más +]
24 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil