arrow

El secreto del libro de Kells (2009)

Sinopsis
Brendan es un monje de 12 años que vive en la remota abadía fortificada de Kells, en la Irlanda del siglo XI. Con los otros hermanos, ayuda a construir una muralla para resistir los asaltos de los vikingos. Una nueva vida de aventuras se presenta ante él cuando conoce a un famoso maestro que llega de tierras extranjeras, cuidando de un antiguo libro mágico que está inacabado. Con la esperanza de terminarlo, Brendan saldrá de la abadía por primera vez y se internará en el peligroso bosque, habitado por todo tipo de criaturas... (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
Año / País:
/ Irlanda Irlanda
Título original:
The Secret of Kells (Brendan and the Secret of Kells)
Duración
75 min.
Estreno
20 de agosto de 2010
Guion
Fabrice Ziolkowski (Historia: Tomm Moore)
Música
Bruno Coulais
Fotografía
Animation
Productora
Coproducción Irlanda-Bélgica-Francia; Les Armateurs / Vivi Film / Cartoon Saloon / France 2 Cinéma
Género
Animación Aventuras Fantástico Siglo IX Edad Media Vikingos Mitología
Grupos  Novedad
Cartoon Saloon
8
La belleza que atrae, pero no enamora
Una obra para ver no por la obra, sino por la imagen y por la música que la acompaña.

Es como una de esas joyas caras que se compran en un impulso y que no se utilizan nunca, pero de tanto en tanto se abre la caja donde están guardadas para admirar su brillo y sus colores.

Le falta a "El secreto de Kells" una historia más rotunda y decidirse por quién es su público, si el niño o el adulto, porque nunca llega del todo a ninguno de los dos.

Sin embargo se le puede perdonar la flaqueza porque la banda sonora es niebla, los colores son vidrieras y los marcos son arcos de catedral gótica y todo resulta tan increíblemente precioso que no se me ocurre ahora mismo ninguna película de animación que intoxique los ojos como los intoxica ésta.

Debe de verse no como película, sino como trabajo artístico en toda su extensión, hecha para ser admirada de vez en cuando, como se admira la joya cara en su caja, olvidarse de todo menos de los colores, las formas, la música...que al nivel más puro constituyen, antes que película, placer y arte.
[Leer más +]
48 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El enigma de la abadía
Deberíamos alegrarnos de que "The Secret of Kells", una producción independiente, haya sido nominada al Oscar en la categoría de mejor film de animación. No sólo porque es un triunfo para las obras de menor presupuesto, sino también porque significa una apuesta por la animación tradicional, algo que últimamente se había perdido por culpa de las cada vez más numerosas películas en 3D de animales o de robots/extraterrestres/monstruos/loquesea parlanchines. De las cinco nominadas, dos, un 40% del total, son cine de animación tradicional, algo que sin duda es de agradecer en una época de productos clónicos. Sin haber visto aún "The Princess and the Frog (Tiana y el Sapo)", hay que aclarar que "The Secret of Kells" va más allá de su (sobresaliente) estética para narrarnos una historia que nunca escapa de ser para todos los públicos, pero que en su condición de obra independiente viene a ser un pequeño oasis y trata temas moderadamente adultos: vamos, que no descuida ni a los peques, ni a los adultos. Un poco en la línea de lo que viene a ofrecer la genial serie "Samurai Jack".

La historia nos presenta a un joven llamado Brendan, un muchacho de doce años que vive en una abadía del siglo IX con su mentor, el Abad Cellach. La llegada del Hermano Aidan y una serie de circunstancias llevarán a Brendan a descubrir el Libro de Kells... y comienza el desastre. Fantasía, acción, algo de comedia y muchas aventuras son los ingredientes que hacen de "The Secret of Kells" una apuesta segura para todos los amantes de este tipo de películas, algo que se redondea con un sobresaliente diseño artístico único y personal, animado completamente a mano. Sería justo decir, eso sí, que pese a su interesante acabado final la película adolece de ciertos bajones de ritmo y nunca llega a dar tanto como parece ofrecer (el inicio, dinámico y entretenido, no tiene réplica -cualitativamente- hasta el final de la primera hora), si bien merece la pena. Sorprende su inclusión en los Oscar pese a ser bastante inferior a "Cloudy with a Chance of Meatballs" y claramente peor que la notable "Mary and Max". Pero bueno, quedémonos con lo que significa: una puerta abierta al reconocimiento de la buena animación, independiente y alejada de los grandes estudios.
[Leer más +]
28 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil