arrow

Salinger (2013)

6,2
151
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una mirada sin precedentes al mundo privado de J.D. Salinger, solitario autor de "El guardián entre el centeno". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Salinger
Duración
120 min.
Guion
Shane Salerno
Música
Lorne Balfe
Fotografía
Anthony Savini, Buddy Squires
Productora
The Weinstein Company / Story Factory
Género
Documental Biográfico Literatura
7
El autor del libro maldito
Antes de nada, he de decir que sospecho que este documental sólo puede ser atractivo para aquellos a los que les entusiasme la obra del hermético J.D. Salinger.

¿Se puede saber qué libro va a ser un best-seller? ¿Es posible prever que un personaje de ficción se convertirá en un icono de una generación, o un ídolo de masas? ¿Sabe un escritor, mientras está escribiendo, que está creando una obra que revolucionará el mundo?
Pero ¿de qué va 'El guardián entre el centeno'? Nunca lo puedo explicar en pocas palabras. Tiene conflicto pero no evolución, pues su protagonista no cambia ni experimenta ningún tipo de revelación, simplemente expone sus neuras, y cómo ve el mundo. Holden Caulfield nunca me cayó bien. Era un mentiroso, vago y olvidadizo, pero Salinger no creó un personaje de ficción, sino que le dio vida, haciéndolo de carne y hueso. Por eso me atrae tanto esta obra. Sin embargo, ninguna de las personas a las que les he recomendado el libro se han entusiasmado lo más mínimo. Incluso alguna lo considera totalmente sobrevalorado. Y teniendo esto presente, me pregunto:
Si el manuscrito hubiese llegado a mí, ¿habría considerado publicarlo?
Sí, sin duda.

De vez en cuando, almas geniales, heridas y frágiles exorcizan su dolor, obsesiones y pasiones en forma de arte, obsequiando al mundo con obras que dejarán una huella imborrable en la historia, o como poco marcarán una época. Y así satisfacen su vanidad y aspiraciones más disparatadas de reconocimiento, para luego arrepentirse y caer en el recluimiento y/o la depresión.

Me llama la atención los escasos documentos que existen sobre Salinger. En dos horas de documental, nos regalan un pequeño puñado de imágenes inéditas suyas, en las que simplemente se ve a un desconocido alto, delgado y no especialmente atractivo. Pero ni rastro de una entrevista suya consentida. Ni siquiera se oye su voz; ésta sólo ha quedado registrada en sus personajes, a los que dedicó su vida, pues el aislamiento de Salinger era tal, que junto a su propia casa tenía un búnker en el que no permitía entrar ni a su familia, y donde escribía y 'se relacionaba' con su otra familia ficticia, los Glass.

Muchos directores de la época (Wilder, Kazan) pretendieron llevar a la gran pantalla 'El guardián entre en centeno', pero el escritor nunca dio su consentimiento. A mí no me interesa especialmente. El libro habla por sí solo, y el lenguaje cinematográfico no aportaría nada más a la historia. Es más, el libro cuenta una historia, hizo historia y cambió la historia. Las propias consecuencias del libro parecen haber sido sacadas de la mente de un autor perturbado: un desconocido se hace famoso de la noche a la mañana con su primera novela, que se vuelve rápidamente un best-seller y obra de referencia. Años después, mientras el autor alimenta la leyenda de que se ha convertido en un tipo huraño y raro, su afamada obra inspira a tres tipos distintos para atentar contra la vida de tres personajes famosos, dos de ellos, ni más ni menos, fueron el ex-presidente Ronald Reagan y una de las mayores estrellas de música del momento, John Lennon.

El documental se deja ver, tiene su punto, pero a diferencia de su obra, Salinger, como hombre, no fue digno de admiración. Él lo sabía y nunca presumió de lo contrario.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Los límites del control
El creador de una de las obras literarias más importantes y famosas del siglo veinte. Uno de los mayores mitos. Un gigante del escapismo. Un gurú y un ogro.
Murió a los 91, hace 5 años, y durante unos 50 no publicó. Se espera, se desea, se cree, que todo ese tiempo siguió escribiendo, incansablemente, y que en un futuro (muy) cercano veamos/leamos esos escritos.
El documental es muy interesante. Da mucha información y es bastante completo. No profundiza demasiado pero muestra un generoso perfil del extraño personaje. Peca de cierta superficialidad y de un tono frívolo/cotilla, con cambios de ritmo y de tono un tanto bruscos, con subidas de volumen que no pegan y que casi parecen más propias de un anuncio o un tráiler (se publicó también una biografía -sobre Salinger-, con el mismo material y el mismo autor), pero aborda al escritor desde muchos puntos de vista, con muchas entrevistas y sin caer en los extremos, ni demasiado hagiográfico ni demasiado ácido.
El retrato sería el siguiente. Hombre extremadamente inteligente y culto vive una experiencia atroz (el año de combate) que le marcará a fuego. Es arrogante y seguro de sí mismo, pero queda tocado, frágil, desencantado. Al tener un éxito literario tan grande se ve expuesto, perseguido, exhibido, se siente como un mono de feria y huye para recuperar su vida. Se convierte en un obseso del control, en un neurótico (como él mismo reconoce) de manual, en un pequeño paranoico. Crea un bunker para poder escribir tranquilo y escapar de la gente (de su mujer y sus hijos especialmente, que durante largas temporadas casi ni le ven). Se vuelve hosco y desabrido.
Por otro lado, se dedicará durante toda su vida de adulto a buscar jovencitas (recién llegadas o salidas de la adolescencia) con las que poder hablar, flirtear, tener sexo y, en algunos casos, hasta compartir su vida o casarse. Las verá susceptibles de adaptarse a sus exigencias monacales y de aislamiento. La inocencia de ellas, el que la madurez no les haya manchado todavía con la carga inevitable de cálculo y retorcimiento, le atraerá, la posibilidad de moldearlas a su gusto.
Y será, según testimonios cercanos (los más llamativos quizás sean los libros publicados por su hija -"El guardián de los sueños", de Margaret A. Salinger, Debate- y su amiga/amante durante un tiempo -"Mi verdad", de Joyce Maynard, Circe-; dos textos interesantes, con sus más, caída del mito como ejemplo de pureza, y sus menos, caídas en el morbo previsibles), un monstruo de egoísmo, de ensimismamiento narcisista. Incapaz de amar de verdad, de querer a sus hijos, a nadie. Creará un refugio del mundo en el que será un pequeño tirano, un lugar a su medida, sin interferencias, con sus películas, sus libros y las pocas personas imprescindibles. La guerra aumentó su desconfianza en el género humano, la inteligencia y el éxito la necesidad de defenderse y dominar. Sería una mezcla de genio y don nadie, de ser muy superior y muy dañado, de tipo capaz de escribir como nadie y al mismo tiempo hombre que experimentó la versión más baja de sí mismo, el miedo a la muerte como paralizador y reflejo espantoso de lo poco que somos y lo feo que puede llegar a ser todo.
Su obra. "Holden soy yo", podría haber dicho perfectamente. Libro autobiográfico en el que crea un personaje inmortal: histéricamente individualista e hipersensible, tremendamente moralista e idealista, inadaptado y asqueado ante la esencial mentira y fealdad del mundo, encontrando esperanza y paz únicamente en la infancia, en lo no concretado, en lo todavía puro, sin contaminar. Una gran inteligencia y una enorme capacidad para observar las miserias y contradicciones de la gente, sus cutres trampas, su hipocresía y falta de autenticidad, que acaba derivando en una queja constante, en un solipsismo adolescente y egoísta. Con una prosa fabulosa, sencilla, lúcida y llena de descubrimientos psicológicos, repleta de opiniones sobre todo y sobre todos, como una especie de baremo, como un juez que se pasa la vida evaluando, juzgando lo que está bien y lo que está mal, con una capacidad inaudita para desentrañar las bajezas y ruindades de los demás, como si fuesen afrentas a su pureza; una mirada deslumbrante y maniquea, sabia e infantil, con el voraz idealismo de la inmadurez y el desarreglo, un romanticismo enfermizo y lírico, un peterpanismo crispado y sin salida.
Aludió a esa parte que todos tenemos, la de considerarnos heridos por el mundo, injustamente tratados e incomprendidos, la sensación de que todo es una farsa, de que las cosas no son como nos habían prometido, de que nadie es de verdad y que mejor sería, casi, no haber crecido. La reivindicación de la niñez, de la sinceridad y la ingenuidad. Y por ello se convirtió en una especie de santón, de sabio venerable, al que ir a visitar para encontrar la verdad y el consuelo, como los peregrinos de una religión. Y, como bien les decía, él solo era un escritor de ficción, no un iluminado ni un eremita, aunque en sus textos y sus acciones rozara/tocara ese ámbito "místico" tan ambiguo y generoso, tan lleno de tunantes y sinvergüenzas, ávidos de aprovecharse de tanto desesperado; la famosa autoayuda en sus muchas formas y maneras.
Este libro también sirvió para alentar los delirios de varios chalados, que lo utilizaron como coartada, como justificación de su locura y estupidez; el caso más famoso es del asesino de Lennon, obsesivo lector de Salinger. Se sentían identificados en su depresión, diferencia y desprecio del mundo.
En las siguientes obras, con la insistencia en la familia Glass, incidirá en la creación de personajes superdotados y repugnados ante la vulgaridad e idiotez del mundo. Una familia que será la extensión de su visión; un reflejo hasta el delirio repetitivo de él mismo. Un mirarse al espejo hasta el infinito, en un juego de ecos ciegos y autorreferenciales.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil