arrow

La carne y el demonio (1960)

La carne y el demonio
Trailer
6,8
213
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El doctor Robert Knox imparte clases de anatomía a jóvenes estudiantes en la Academia que lleva su nombre. Al concluir una de sus clases, el prestigioso Knox recibe la visita de su prima, mientras horas más tarde se cita a altas horas de la madrugada con Billy Burke y William Hare, un par de siniestros personajes del pueblo que proveen al veterano profesor de cadáveres recientes para sus prácticas. El modus operandi de Burke y Hare resulta siempre el mismo en sus inicios: el asesinato de viejos sin recursos económicos perpetrados cerca o dentro de la casa del primero, provista de habitaciones para huéspedes, que regenta junto a su esposa. Pero el perfil de las víctimas cambia cuando Hare intenta violar a Mary Patterson, la díscola y alcohólica prometida de Christopher Jackson, uno de sus alumnos menos brillantes de la clase de anatomía cuyas clases dirige Knox. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
The Flesh and the Fiends
Duración
97 min.
Guion
John Gilling, Leon Griffiths
Música
Stanley Black
Fotografía
Monty Berman (B&W)
Productora
Triad Productions
Género
Terror Basado en hechos reales Crimen Medicina Siglo XIX
7
Burke y Hare (y el Dr. Knox) aportando su amoral y macabro granito de arena al progreso de la medicina.
Son varias y de diferente calidad las películas rodadas sobre los celebres asesinos decimonónicos Burke y Hare, ya que a mi juicio el tema este de ladrones de cadáveres para la venta a profesional de la medicina que ante lo cada vez más difícil de obtener cuerpos recientes (llego a existir tal psicosis ciudadana ante la abundancia de casos que los familiares llegaban a dormir largas temporadas junto a la tumba de sus finados) decidieron fabricarlos ellos mismos, resulta muy atractivo, macabro, e inquietante, plasmado en imágenes.

Mas o menos fiel adaptación de las andanzas reales de Burke y Hare (salvo el primer y último cadáver fabricado, la mayoría de los demás son licencias cinematográficas bien traídas para sostener el desarrollo dramático de los personajes que acompañan a la pareja de asesinos y al Dr. Knox, cosa que no se puede decir lo mismo con el ficticio final redentor dado al personaje del mad doctor), dirigida y guionizada por el especialista en cine de terror John Gilling (luego director de cabecera de la Hammer, cuya última película fue aquella mezcla de leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer con Carmen Sevilla, llamada "La Cruz del diablo 1975") y protagonizada en sus principales papeles por un soberbio Peter Cushing dando vida a ese también soberbio y deshumanizado profesor de anatomía enfrentado con sus colegas de profesión médica debido a su superioridad técnica, que aun intuyendo la procedencia de los cuerpos que le traían Burke y Hare, no hacía preguntas y pagaba generosamente los buenos cuerpos en aras del progreso de la medicina, Donald Pleasance dotando a su personaje de Hare de una maldad y amoralidad realmente escalofriante, y George Rose sacando adelante con dignidad el papel del cortito compinche Burke que acaba comiéndose solo todo el marrón, estamos ante un buen film tan macabro e inquietante como los hechos principales que relata, en el que las subtramas dramáticas con hija (June Laverick) del Dr. Knox y enamorado mano derecha de este (Dermot Walsh), y desaventajado estudiante de la facultad (John Cairney) enamorado de prostituta alcohólica (Billie Whitelaw) acompañan y aportan fuerte intensidad dramática a las andanzas de la pareja de asesinos.

Sigue en spoiler por falta de espacio:
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Escalofríos de terror en un B/N exquisito
Como sucede con otros casos, "La carne y el demonio" es cine de calidad poco conocido. A día de hoy son menos de cien los usuarios que han valorado una película que merecería encontrarse entre las mejores del género, aunque siempre habrá quien ponga en duda si se trata de terror de verdad porque a los espectadores del siglo actual les cuesta creer que una película que no contenga nigún susto sea de terror. El miedo que maneja John Gilling se basa en la trama, de eso no hay duda, los quehaceres de los dos sinvergüenzas que asesinan con una facilidad funesta, como si se tratara de ir a comprar el pan. Es un miedo que se produce porque es el resultado de las maquinaciones de seres funestos, brillantemente retratados, capaces de desarrollar una inhumanidad penosa. El miedo también se encuentra suspendido en el ambiente nocturno de ese Edimburgo decimonónico tan espléndidamente retratado, con sus callejuelas, los adoquines, las tabernas, los carros, los serenos...

La historia de Gilling ya nos la contó a su manera Robert Wise con un inolvidable Karloff portador de los peores males posibles; en este caso, la perdición la arrastran a partes iguales dos indeseables, Burke y Hare, pero no hay que olvidar a Peter Cushing en un papel hecho a su medida, portador de los buenos ideales, médico y profesor recto, que es quien invita a la reflexión a través de su posicionamiento. La medicina avanzó gracias a personas como él y pese a sus métodos (por muy contradictorio que parezca, es así). "La carne y el demonio" tiene muchas cosas para que su nota sea la más elevada posible, todo sucede a un ritmo portentoso y el terror que posee hay que escribirlo con todas las letras. Sorprende que siendo una película del año 1960 nos encontremos con varios desnudos femeninos, un atrevimiento insólito que tiene relación con una violencia explícita también inesperada por el año de producción de la película. Si hay una violación no se da por hecha, si hay un asesinato, tampoco se da por hecho, se explicita al máximo, lo cual endurece la película y la hace más contundente.

Las patillas de Peter Cushing están ahí para orientarnos por el camino recto, el aspecto desgreñado de Burke y Hare sintonizan con la maldad... Y ciertos momentos de máxima intensidad que me han llevado a elevar la película hasta situarla a partir de hoy mismo en el lugar que merece, para mí una de las mejores del género. Maravilloso cine de minorías cuando hablamos de tanta calidad.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil