arrow

El color del éxito (Miniserie de TV) (1987)

5,4
43
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Adaptación televisiva de la novela de Michael Korda que narra la historia de una joven inglesa que pasa de las barriadas de Calculta a las grandes mansiones de Hollywood, a pesar de lo cual vive atormentada por su pasado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Queenie
Duración
233 min.
Guion
Novela: Michael Korda
Música
Georges Delerue
Fotografía
Tony Imi
Género
Serie de TV Drama Miniserie de TV
5
En efecto, se queda en pasable
"Queenie" es una larguísima y atorrante revisión de la vida de una niña medio india y medio blanca que, ocultando sus orígenes, sale de Calcuta para acabar siendo una famosa actriz de Hollywood. Al parecer, se basa libremente en la vida de la actriz Merle Oberon, que ya de por sí daba para varios culebrones: desde un pasado exótico en Calcuta como hija de un británico y una India hasta su (exitoso) desembarco en Hollywood y sus posteriores crisis y éxitos, la biografía de esta artista podría conformar el argumento de una novela de Danielle Steel. Lástima que la miniserie tenga ese mismo tono de culebrón que las historias de la escritora norteamericana: a "Queenie" le pierde la mala malísima que intenta boicotear a la pobre niña mestiza; la fotografía relamida y vaporosa; el aire de telenovela que se respira mientras se ve. Se salva de la hoguera porque es de lo más entretenida, la ambientación está bastante lograda (muy bonita la parte en la India) y los actores son más que correctos, en especial Mia Sara, que encarna a la protagonista.
Buena para pasar un rato tonto frente al televisor.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Decepcionante Ilusión
Irregular miniserie que no hace justicia a la gran sinopsis introductoria respecto a su contenido.

Con un buen reparto se ha rodado un producto desigual y decepcionante que a pesar de estar mejor en la primera parte que en la segunda, no llega a entretener ni siquiera a gustar del todo. Hay un algo que se escapa viendo esta miniserie de Kirk Douglas y Mia Sara. En mi opinión la serie falla ante a falta de química entre los actores en general que componen la columna vertebral de a serie.

Una chica de sangre indio-inglesa trata de encajar en su mundo occidental, encontrándose con serias dificultades. Dirección lenta pero necesaria en la primera parte, es muy detallista sobre todo mostrando el choque de culturas entre Occidente y Asia, en unos años donde la riqueza de la sangre determinaba que clase de personas serías y en qué colegios o oportunidades laborales, conyugales tendrías.

El resultado es una Mia Sara que no parece que ame o admire siquiera a su personaje. Completamente plana, la muerte de su tío incestuoso o la pérdida de todo cuanto conoció una vez no parecen afectarle. Con un toque a miniserie ochentera cutre y de relleno la serie acaba convertida en un dramón atrapado y aburrido del que nunca se sale. Las interminables charlas y relaciones establecidas no son las correcta para hacer que un producto que estás viendo no sabiendo por qué funcione. La protagonista se pierde con unos tipos de mercadillo en unas historias de amor más propia de una fotonovela barata que de una serie para televisión, y la reacción del público es la de preguntarse cuánto tiempo aguantarán el petardo de serie, porque esto sí que es un petardo, una oda al aburrimiento, el sueño y la pérdida de tiempo.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil