arrow

The Inevitable Defeat of Mister and Pete (2012)

The Inevitable Defeat of Mister and Pete
Trailer
7,2
235
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Una historia sobre cómo maduran dos jóvenes del centro urbano, que son abandonados a su suerte durante el verano, después de que sus madres hayan sido llevadas lejos por las autoridades. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Inevitable Defeat of Mister and Pete
Duración
120 min.
Guion
George Tillman Jr.
Música
Mark Isham, Alicia Keys
Fotografía
Reed Morano
Productora
iDeal Partners Film Fund / State Street Pictures / Floren Shieh Productions
Género
Drama Amistad Cine independiente USA
8
Nadie Sabe
Mister y Pete son dos niños que viven en la zona más desfavorecida de NY sin el cuidado de sus respectivas madres, drogadictas que se ganan la vida con el trapicheo o la prostitución. Con la llegada del verano y una inoportuna redada, los niños quedan abandonados a su suerte teniendo que buscarse la vida para sobrevivir en el barrio huyendo no sólo de la Policía o los Servicios Sociales (que les llevarían al temido centro de menores), sino de la violencia de las bandas callejeras y la propia miseria del barrio, llegando a hacer surgir entre ambos un vínculo de amistad casi fraternal. Un argumento paralelo a la magnífica película japonesa "Nadie Sabe" (2004), pero con un tratamiento totalmente distinto.

Se beneficia de mantener el equilibrio entre la película de aventuras infantiles, la comicidad de las situaciones provocadas por los niños, y un fuerte drama social cuya miseria lo envuelve todo, pero sin cargar tanto las tintas como en "Precious" (2009).

Destacar a los dos magníficos actores infantiles, ese Mister (afro-americano) y ese Pete (asiático-americano) que mantienen la película con su desparpajo y naturalidad. Los actores adultos van desde lo caricaturesco de los traficantes o el dependiente de la tienda, a la corrección de la madre de Mister, una casi irreconocible Jennifer Hudson que no ha vuelto a estar al nivel del Oscar que recibió por "Dreamgirls".
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
9
Mira lo que sucede, cuando se conocen los motivos del alma
Mister -ese es su primer nombre- es un chico afrodescendiente de unos 13 o 14 años, cuya madre ha caído en la trampa de la prostitución y se droga, entonces, para huir de una realidad que la avergüenza profundamente. Su vecino, Pete, de unos ocho años, es un chico coreano cuya madre también se ha rendido a la drogodependencia, y es Mister quien se ve en la situación de cuidar del pequeño ante sus largas ausencias. Así, comienza a consolidarse una estrecha amistad entre los dos muchachos… y cuando, un día, saben que se han quedado solos, van a luchar para sobrevivir, teniendo su mutuo aprecio como enorme aliciente para hacer cuanto sea necesario.

Esta es una historia tan real y cotidiana que, a veces, hasta pareciera que nos acostumbramos a que así suceda sin que “nada” podamos hacer. Mientras los gobiernos se ufanan del ‘crecimiento económico que logran sus países’ y de ‘las grandes obras’ que realizan durante su ejercicio, decenas, cientos, quizás miles de niños deambulan por las calles sin tener siquiera un refugio digno o un pan para comer. Y cuando, a los políticos, los veo sonrientes y orgullosos en las pantallas de televisión sin haber podido -o querido- resolver el problema más trascendental que tienen ante sus narices: Satisfacer las necesidades mínimas de cada ser humano… siento que, el capitalismo, no conseguirá –ni pretenderá- ser nunca el sistema de la justicia, pero si es –y seguirá siendo- el Reino de la Más Alta Hipocresía. La democracia inclusiva, participativa y en equilibrada libertad, todavía es una utopía en la mayoría de los países de este mundo.

George Tillman Jr., el mismo director que nos diera “Hombres de Honor”, ha hecho un filme tan fascinante como desgarrador. Su historia (escrita por Michael Starrbury), nos corruga el alma, pero al mismo tiempo nos hace sentir lo fuertes que pueden ser ciertos seres humanos para ponerle cara a las miserias de todo tipo. Los niños de la película nos envuelven en sus reflexiones, nos atrapan con su persistencia, y nos dan una prueba fehaciente de que, conocidas las razones, el alma se transparenta y vemos que hay luz donde parecía haber oscuridad.

Mister (un impagable Skylan Brooks), nombre que quizás le fue puesto para resaltar que los afro también merecen ser tratados como señores, es un gran ejemplo de ser humano, pues se comporta como un perfecto padre para ese niño que le acompaña, sin saber a ciencia cierta como enfrentarse al dragón social. Por su parte, Ethan Dizon (Pete), se te mete en el alma irremisiblemente con esa inocencia que transpira por todos los poros y con esa angelical manera de acomodarse a las cosas que pasan.

De otro lado, magnífica la actuación de Jennifer Hudson (actriz que ya cuenta con un Oscar por “Dreamgirls” y un Grammy como cantante) quien, como Gloria Windfield, recrea la génesis de muchas desgracias. El resto del reparto: Jordi Sparks (la linda Alice), Antoni Mackie (Kris), Adewale Akinnuooye-Agbaje (el sargento Pike)… da solidez a una historia que vale la pena ver una y otra vez, a ver si algún día comprendemos que No puede haber justicia cuando se juzgan acciones pero no razones.

Cuando se conocen los motivos del alma, los juicios no salen a flote y el perdón se convierte, automáticamente, en algo carente de sentido.

“LA INEVITABLE DERROTA DE MISTER Y PETE”, es un filme de un gran esplendor.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica