arrow

La sonámbula, recuerdos del futuro (1998)

5,2
90
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Corre el año 2010 en Argentina, es el bicentenario de la Revolución de Mayo. Durante ese año, las autoridades realizan pruebas experimentales con una nueva sustancia química y ocurre un accidente por el cual cientos de miles de personas pierden la memoria y con ella su identidad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Argentina Argentina
Título original:
La sonámbula, recuerdos del futuro
Duración
107 min.
Guion
Fabián Bielinsky, Ricardo Piglia, Fernando Spiner
Música
Leo Sujatovich
Fotografía
José Luis García
Género
Ciencia ficción Drama
5
Recuerdos de lo que fuimos y seremos
Heredera del cómic tanto temática como estéticamente, La sonámbula descubre sus momentos de gloria cuando se olvida un poco de ciertos caprichos en lo que a convenciones respecta. Por que es cierto: de la ciencia ficción y del folletín uno debe respetar ciertas normas, pero calcular cada guiño argumental en pro de ese respeto puede derivar en una frialdad que aparta al espectador de la obra. Y eso ocurre, se la observa a distancia, con sus aciertos y errores, pero siempre a distancia.

Ahora que dejé de lado los puntos flojos, veamos los aciertos: acostumbrado a la comedia costumbrista, al melodrama y al thriller encontrar una peli argentina de este género en particular me significó un soplo de aire fresco. Al margen de sus fallos, que los tiene y son numerosos, La sonámbula exige si bien desde una posición timorata una reflexión a fuerza de golpes directos a la mandíbula: no sabemos quienes somos, por ende no sabemos reconocer ese pasado que nos pertenece por derecho propio. Quizás para descubrir el futuro debamos comprender ese pasado, reconocerlo y asumirlo como tal para poder apartarnos de este presente gris, blanco y negro tal vez, que nos acompaña en cada plano de la peli.

Apelando a la identificación social, La sonámbula se aferra hasta morir a sus escenarios naturales desolados, un argumento ya visto pero que se las trae dado el contexto histórico y algunas actuaciones sencillamente descomunales.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El pasado como metáfora del porvenir
Respeto el intento de Spiner por realizar una película de género. La sonámbula es una película ambisiosa, que no logra dar con lo buscado. El guión cuenta con la participación del escritor Ricardo Piglia (Respiración Artificial, La ciudad ausente, plata quemada) y la colaboración de Fabián Bielinsky ( nueve reinas, el aura)
Una distopía que se proyecta hacia el pasado no tan lejano. Estrenada doce años antes del bicentenario argentino de 2010, año en el que transcurre el film. El contexto histórico es muy fuerte: Eva (perón) La dictadura (desaparición de personas, robo de identidades y de niños)
También los elemento literarios: GAUNA.

Emilio Gauna es el personaje de Adolfo Bioy Casares en "el sueño de los héroes". Éste descubre algunos años después, rehaciendo su camino, que en realidad ha muerto. Una historia de autoconocimiento, un reencuentro consigo mismo.
Algo de esto le pasa a Ariel Kluge (Eusebio Poncela) que tiene una famila a la que no puede reconocer.

La sinopsis dice: "Corre el año 2010 en Argentina, es el bicentenario de la Revolución de Mayo. Durante ese año, las autoridades realizan pruebas experimentales con una nueva sustancia química y ocurre un accidente por el cual cientos de miles de personas pierden la memoria y con ella su identidad. "

Si bien la intensión es buena, y por momentos la película logra crear climas intensos, como obra en general se disuelve y se torna poco creíble. Forzada a ser lo que no es.
Fernando Spiner es un director que apuesta al cine de género en una pequeña industria cinematográfica que no se juega por este tipo de películas, con lo cual tiene cierto mérito.
Los mayores problemas son los símbolos cerrados y los guiños que dificultan la trama, no ayudan y la muestran inconexa.
Técnicamente la postproducción tuvo varios problemas que se ven reflejados en el pobre sonido de la película, que se agrega como elemento distorsivo.
Impecable elenco que sostiene y embellece una película con muchos problemas.

Como espectador la disfruté por su intensión, pero como obra artística se queda a mitad de camino.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil